Empleadores deben aprovechar la credibilidad de los empleados

Hablar de la compañía crea una cultura organizacional exitosa

Business people working around table in modern office

Las organizaciones que se han constituido como importantes marcas y sólidas culturas corporativas atraen al mejor talento y tienen un mayor compromiso por parte de sus empleadores.

Por eso cada día las compañías incrementan su inversión en estrategias para mejorar su Propuesta de Valor como Empleador (PVE) y sensibilizar sobre el tema tanto a empleados como a candidatos potenciales.

La semana pasada ManpowerGroup presentó su más reciente estudio #Confianza: El Ingrediente Clave para la Marca Empleador.

Este estudio plantea por qué los empleadores deben promover auténticas conversaciones con  los empleados y candidatos a favor de sus marcas para desarrollar una fuerte PVE y una cultura corporativa exitosa.

María Luisa Rocha, directora regional de Operaciones México, Centroamérica y República Dominicana de ManpowerGroup, comentó que con talento comprometido y calificado, las organizaciones pueden obtener mejores resultados de negocio y al mismo tiempo mantener sus ventajas competitivas.

Aunque la voz de los empleados suma credibilidad, autenticidad y validez a las conversaciones sobre la marca, es un hecho que muchas organizaciones no confían en los empleados para hablar en su nombre, con el argumento de riesgos financieros o de generar una mala reputación, los empleadores imponen políticas que restringen cómo y cuándo pueden llevarse a cabo las conversaciones.

Aseguró Rocha que a pesar de la reserva de los empleadores de permitir hablar sobre la empresa, las conversaciones sobre la marca suceden en línea, especialmente en redes sociales. De hecho, la probabilidad de que los empleados compartan experiencias negativas y positivas sobre sus empleadores en medios sociales se ha duplicado desde 2012.

Construir una cultura de confianza requiere de liderazgo y una inversión de tiempo y recursos. Los empleadores deben ser transparentes y compartir información con sus empleados, así como proveer una plataforma para que expresen sus opiniones y entablen conversaciones genuinas.

Proporcionar a los empleados y candidatos información que puedan compartir demuestra que las organizaciones confían y se preocupan por su gente. Además, iniciar conversaciones auténticas fortalecerán a la marca empleador y la PVE, añadió Rocha.

Finalmente, distanciarse de la confianza no refleja mala intención de parte de los empleadores o empleados. Más bien es la imagen de una dinámica de cambio vertiginosa y los crecientes desafíos que hacen sentir a los líderes la necesidad de reaccionar de forma inmediata.

La mitigación de riesgos se ha convertido en un proceso operativo común, tenga sentido o no. Lamentablemente esto ha terminado costando la voz de los empleados y su valor. Por más bien elaborado que esté el discurso de un CEO, siempre puede tener más peso la conversación auténtica de un empleado o candidato sobre su propia experiencia

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia