Emprendedores tecnológicos no logran financiamiento en Panamá

Emprendedores tecnológicos no logran financiamiento en Panamá
Tienen que salir a buscar recursos en el extranjero| Archivo

El financiamiento a los emprendimientos tecnológicos en Panamá sigue siendo un reto, muchas empresas que hoy empiezan a  saborear las mieles del éxito han tenido que buscar dinero fuera del país, porque de lo contrario no hubieran sobrevivido al “valle de la muerte”, que son los  primeros dos años de un emprendimiento. 

Durante el Foro de Innovación y Emprendimiento 2019: Desarrollo de productos y servicios disruptivos, organizado por Capital Financiero, Orlando Reyes, co-fundador de Wisy, una aplicación móvil panameña de  realidad aumentada que permite recopilar  datos en el mundo real, recordó que  pasaron por  momentos muy difíciles, en los que  debieron  hacer cosas paralelas, ya que no podían  vivir del emprendimiento.

“Para  superar el valle de la muerte utilizamos una intensa campaña  de relaciones públicas en programas televisivos, en el semanario Capital Financiero y en revistas, quienes nos dieron a conocer y nos permitió contactar  a la firma de abogados Morgan & Morgan, con la que iniciamos el levantamiento financiero de $1.2 millones de 20 ángeles inversionistas panameños”, destacó.

“Con ese impulso  económico  nos expandimos y llegamos a Silicon Valley, Estados Unidos (EU), donde  conseguimos una ronda de financiamiento de  $2 millones”, precisó Reyes.

Las estadísticas reflejan que más del 75% de los emprendimientos no logran sobrevivir los dos primeros años.

“Por el valle de la muerte pasan la mayoría  de los emprendimientos en Panamá y difícilmente lo superan”, explicó Jorge Farías, fundador de  Cryptobuyer, compañía latinoamericana, con sede en Panamá,  que ofrece servicios de pago en  criptomonedas.

“Hace dos años, nos instalamos en Panamá porque es un mercado pequeño, que reacciona rápido a las nuevas herramientas  tecnológicas y se puede medir con rapidez”, explicó Farías, quien resaltó también la ventajosa posición geográfica del país, que les permite viajar a Bogotá, Colombia  o Miami, EU en tres horas.

Farías explicó que el año pasado obtuvieron el respaldo de un  Fondo de capital de Canadá  y de inversores de Sudáfrica. Actualmente hay inversionistas de India interesados en invertir.

En Panamá,  Cryptobuyer cuenta con seis cajeros automáticos que permiten comprar las monedas virtuales Bitcoin, Litecoin y  Dash y pronto darán a  conocer los detalles de una alianza con una cadena panameña de retail.

Financiamiento
Las Micro, Pequeñas y Medianas  Empresas (Mipymes)  representan el 96% del parque empresarial panameño, es decir  60,740 negocios a nivel nacional, que contratan al 49% del personal empleado.

Pero, pese a lo anterior, obtener  el financiamiento privado o estatal, resulta  difícil.

La propia viceministra de la Autoridad de la Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme), Nedelka Navas, admitió  que hace falta mayor financiamiento  para las Mipymes, especialmente  de los bancos estatales, Banco Nacional de Panamá  (BNP) y Caja de Ahorros (CA).

Modernización
La falta de financiamiento dificulta los emprendimientos tecnológicos, por esta razón, el Ejecutivo  presentó a la Asamblea Nacional un proyecto  de Ley para la Modernización del Sistema Financiero Internacional de Panamá, que entre otras cosas, busca regular  a las nuevas Entidades Financieras Especializadas (denominadas EFE’s), que contemplan  la apertura y manejo de cuentas de pago, transferencias, remesas de dinero y emisión de dinero electrónico, entre otras.

El proyecto de Ley, que se encuentra en la Asamblea Nacional pendiente de debate, también contempla la  creación del Marco Regulatorio Especial de Apoyo a la Innovación, conocido internacionalmente como Sandbox y  se definen los Centros de Financiamiento Colectivos (Cefico), plataformas de crowfunding; sus funciones y regulación, que estarán a cargo de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV).

Comercio móvil
La modernización del Sistema Financiero Internacional de Panamá es crucial, porque el comercio electrónico móvil crece a pasos agigantados, impulsado  por el creciente uso de la telefonía móvil, y  está cambiando los hábitos de consumo de los compradores, que prefieren realizar, cada vez con mayor frecuencia,  sus compras  desde un celular o una tableta.

Según los registros de la  Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep), hay más de 5.9 millones de abonados de teléfonos móviles y más de 2 millones de usuarios de internet.

Se estima que para 2019 más  2,000 millones de personas en todo el mundo (el 27% de la población) utilizarán uno o más servicios de M-commerce.

El fundador de  Cryptobuyer  explicó que hoy los emprendedores cuentan con nuevas herramientas digitales gratuitas  para potenciar sus negocios y llegar a nuevos clientes.

“Para gestionar las redes sociales,  utilizo herramientas gratuitas como Hootsuite y para medir la data que genera sus redes sociales está Metricool o Tweetdeck, que permiten gestionar múltiples cuentas de Twitter”, explicó Farías.

“Antes de contratar a mi diseñadora gráfica, yo  hacia los diseños, utilizando herramientas gratuitas como  Canva, que contiene elementos predefinidos para crear publicaciones llamativas.  También está Adobe Spark, que uso en papelería y tarjetas de presentación”, indicó  Farías, quien recomendó para crear páginas Web,  aplicaciones de diseños  predeterminados como Wix o WordPress.

Para Ariel Rochwerger, fundador y CEO de Fygaro, plataforma tecnológica  que integra contabilidad, facturación electrónica, páginas en línea con el comercio electrónico, los emprendedores deben automatizar sus operaciones para dedicarse de lleno a su negocio.

En  Panamá, Fygaro mantiene  acuerdos con  BAC Credomatic, Credicorp Bank, Capital Bank,  que le permite ofrecer  mejores tasas de procesamiento a los usuarios.

Actualmente, la Dirección General de Ingresos (DGI) lleva a cabo un  plan piloto para implementar la factura electrónica en el país, con la participación de 43 empresas.

En el 2019, se espera el  inicio de las etapas de obligatoriedad de la factura electrónica, que de  acuerdo con la DGI,  representará un ahorro del 75% en los costos relacionados con la impresión de facturas, almacenamiento, distribución y costos de cálculos contables.

Orlando Rivera
orriver22@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias