Empresa holandesa sale al rescate de la Ley de Moore

Empresa holandesa sale al rescate de la Ley de Moore

Grandes patrocinadores como Intel y Samsung  esperan que logre acelerar el ritmo de la innovación

screen-shot-2016-10-28-at-9-46-18-am

Una compañía relativamente desconocida que tiene su sede cerca de los sembradíos de maíz en la  localidad de Veldhoven, Holanda, podría tener la respuesta a una pregunta que se cierne ominosamente sobre la industria global de semiconductores: Cómo hacer que los chip realicen más tareas manteniendo su tamaño compacto.

Las hazañas del sector han sido codificadas en lo que se conoce como la Ley de Moore, según una observación formulada en 1965 por Gordon Moore, cofundador de Intel Corp. El ejecutivo postuló que los fabricantes de chip podrían duplicar el número de transistores en un microprocesador típico, así como su desempeño, cada dos años.

El año pasado, sin embargo, el presidente ejecutivo de Intel, Brian Krzanich, advirtió que después de décadas de avances extraordinarios, el cronograma de tiempo se estaba aproximando a cerca de dos años y medio. Algunos ejecutivos del sector incluso temían que la Ley de Moore, una regla de oro que sustenta la informática moderna, corriera un riesgo vital.

ASML cree que su tecnología de punta puede prolongar la vida de la Ley de Moore. Todavía no me preocupan los próximos 10 años o más, dice Hans Meiling, que supervisa el esfuerzo de ASML para tratar de resolver este problema.

Muchos en la industria, incluyendo grandes patrocinadores como la propia Intel y Samsung Electronics Co., esperan que ASML logre acelerar el ritmo de la innovación una vez más. Con cerca de 15.000 empleados e ingresos que el año pasado rondaron los 6.300 millones de euros (unos $7.050 millones), la compañía fabrica equipos que producen los microprocesadores y se especializa en un ámbito conocido como fotolitografía. ASML utiliza rayos de luz para instalar miles de millones de transistores las neuronas de un chip en un microprocesador.

Expertos en aparatos ópticos como Canon Inc. y Nikon Corp. también son activos participantes de este mercado, pero ASML es el líder. Durante la última década, se ha centrado en hacer rayos de luz más sofisticados, que utiliza para crear transistores cada vez más pequeños que puedan encajar en forma más compacta en las obleas de silicio.

Tiene una importancia enorme para la capacidad [de la industria de los semiconductores] de continuar con la Ley de Moore, dice Greg McIntyre de Imec, un instituto de investigación de chips con sede en Bélgica. Las últimas máquinas de fabricación de chips de ASML podrían representar un gran salto hacia adelante en esta búsqueda, vaticina.

Stu Woo y Maarten van Tartwijk
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia