Empresa Pública de Saneamiento de Panamá, en manos de la Asamblea Nacional

Empresa Pública de Saneamiento de Panamá, en manos de la Asamblea Nacional
El proyecto de ley No. 519 fue presentado ante el pleno de la Asamblea Nacional el 24 de agosto de 2017.| Cortesía Asamblea Nacional

El 24 de agosto de 2017 el Ministerio de Salud (Minsa) presentó ante el pleno de la Asamblea Nacional de Diputados el proyecto de ley para la creación de la Empresa Pública de Saneamiento de Panamá, S.A. (Epsa). Desde entonces, el proyecto de ley No. 519 está pendiente de debate.

En ese momento, le correspondió al ministro de Salud encargado, Eric Ulloa, presentar el documento que dicta el marco regulatorio, relativo a la creación, estructura y atribuciones de la EPSA, “para dar la continuidad al proyecto del saneamiento de las aguas residuales en Panamá” y “crear una empresa pública con el 100% de acciones del Estado”.

Lo que dice el proyecto de ley No. 519

La Epsa estará sujeta a la jurisdicción de la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep), bajo el marco regulatorio para la prestación de los servicios de agua potable y alcantarillado sanitario que regula el Decreto Ley 2 del 7 de enero de 1997.

El área geográfica de prestación inicial otorgada por el Estado a la Epsa  incluiría los distritos de Panamá, San Miguelito, Arraiján y La Chorrera.

En cuanto a su régimen administrativo, el documento indica que la Epsa contará con una asamblea de accionistas, una junta directiva, un auditor interno y una administración. Las acciones serán emitidas de forma nominativa y el 100% será propiedad del Estado panameño, bajo custodia del Ministerio de Economía y Finanzas.

“La Epsa tendrá patrimonio propio y derecho de administrarlo. En consecuencia, ejercerá libremente la facultad de recibir, custodiar y asignar sus recursos financieros y podrá depositar sus fondos en bancos privados u oficiales”.

Proyecto de Ley No. 519

Obtención de ingresos

La Epsa obtendrá, como parte de sus ingresos, la recaudación de tarifas por los servicios que preste, los cargos complementarios y la recaudación de tasas relativas a la provisión de bienes públicos y del desarrollo de actividades conexas, aprobadas por la junta directiva.

Además, podrá acceder a recursos de donantes nacionales o internacionales, de la banca bilateral y multilateral, recursos de cooperación reembolsable y no reembolsable y recibir transferencias del gobierno, herencias y legados.

Los aportes del Estado al presupuesto de la Epsa serán: el subsidio a la tarifa (diferencia entre la facturación neta pagada por los clientes y la facturación bruta producto de la aplicación de la tarifa aprobada por la Asep); gastos asociados a necesidades sociales, aportes de capital para inversiones en infraestructura y el déficit operativo (diferencia entre los ingresos operativos y los gastos operativos).

En octubre de 2017, antes de concluir la primera legislatura del cuarto periodo ordinario, la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional realizó una consulta pública para tratar el tema de la creación de la Epsa.

Aún está pendiente de debate el proyecto de ley No. 519, por lo que el Programa de Saneamiento de Panamá aún se mantiene bajo el paraguas del Minsa.

Entre otros temas a discutir, relacionados con el citado proyecto de ley, está pendiente el capítulo cuarto sobre los “deberes y derechos”, relacionados con el pago de compensaciones o indemnizaciones en caso de adquisición o expropiación de terrenos, así como la adquisición de fincas que sean requeridas para la construcción, operación y expansión de los servicios sanitarios.

Consulte aquí el proyecto de ley 519 que crea la Empresa Pública de Saneamiento de Panamá, S.A.


Siga aquí el especial:  Saneamiento de Panamá, ¿cómo avanza diez años después?

Más informaciones

Comente la noticia