Empresarios deben involucrarse en la certificación por competencia

Empresarios deben involucrarse en la certificación por competencia

El pronóstico de demanda del sector logístico para los próximos 10 años sería de 44.738 puestos

Cargo distribution

Los estudios muestran que los sistemas de certificación de competencias laborales que funcionan mejor son aquellos que tienen un alto involucramiento del sector empresarial. Sin embargo, la participación activa de los actores sociales no está limitada a los empresarios, reveló un documento titulado Educación técnica y formación profesional en América latina El Reto de la Productividad del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

En Panamá, algunos gremios empresariales como la Asociación Panameña de Agencias de Carga (Apac) intentan implementar la certificación por competencia en el sector logístico, el cual carece de recurso humano técnico capacitado para desempeñar las funciones que el sector privado requiere.

Las estadísticas del Estudio de Necesidades, Ofertas Académicas y Plan Piloto de Formación a nivel técnico en Logística elaborado por la CAF a solicitud del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reveló que, entre 2008 y 2013 el sector logístico generó 26.181 empleos. El pronóstico de demanda del sector logístico para los próximos 10 años, que comprende el período 2014-2019, sería de 44.738 puestos, y entre 2020 y 2024 otras 39.675 posiciones bien remuneradas.

Se estima además que tres de cada cuatro nuevos empleos serán en el área operativa y técnica.

El estudio del CAF indica que no hay información sistematizada sobre quiénes están pagando por la capacitación de los trabajadores en América Latina. Pero, ¿quién debe pagar por la capacitación? El documento señala que puede entenderse que los gobiernos tienen la responsabilidad de financiar la educación inicial como parte de la educación universal y el reentrenamiento de los desempleados o los que estén en riesgo de perder su empleo.

También pueden financiar o cofinanciar la formación profesional a través de subsidios que pueden aplicarse a los institutos de capacitación, al pago de matrículas y gastos de la capacitación, bonos (vouchers) entregados a los estudiantes o subvenciones a empresas para que capaciten a sus empleados, interna o externamente.

Explica el documento del CAF que los empresarios a su vez deben pagar sus impuestos generales y los especiales para capacitación y por regla general, el tiempo de los empleados mientras se capacitan. Finalmente, los individuos deben pagar la formación que les permita mantenerse actualizados y competitivos en el mercado de trabajo.

El documento cita la experiencia de los países miembros de la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) que normalmente la formación profesional inicial, en el marco del sistema de educación, está financiada por los presupuestos públicos y por las familias en los modelos escolares, mientras que en los modelos duales (aprendices) las empresas hacen una importante aportación a su financiación.

En cambio, en la formación para el empleo suele existir un abanico más amplio de aportaciones, ya que en varios países existen tasas parafiscales que incentivan la financiación privada de las empresas, además de las aportaciones que se establezcan en los presupuestos públicos. En la formación contínua en las empresas la formación suele estar financiada por las mismas empresas, con aportaciones en especie de los propios trabajadores (fuera de horario laboral) y algún tipo de subvención pública.

El estudio del CAF analizó si era necesario otorgar incentivos para que las empresas capaciten a su personal, por qué montos y qué tan efectivos están siendo estos mecanismos para modificar el comportamiento de las empresas e inducir a una mayor capacitación de sus empleados.

La respuesta a la primera interrogante es positiva. Serían necesarios algunos incentivos para contrarrestar las fallas de mercado que afectan a la capacitación laboral y para beneficiarse de sus externalidades positivas, señala el documento.   

Michell De La Ossa Prieto 
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL