Empresarios esperan que reforma a Ley de Interés Preferencial contribuya a reactivar la economía

Empresarios esperan que reforma a Ley de Interés Preferencial contribuya a reactivar la economía
Para las viviendas con precio de $120,001 a $150,000 el interés será de 2% y de 1.5% para las que cuestan de $150,001 a $180,000| Archivo

Diversos gremios empresariales y profesionales del país consideran que el proyecto que modifica la Ley de Interés Preferencial no sólo beneficiará a quienes aspiran a acceder a una vivienda en el área metropolitana y ayudará a reducir el inventario de apartamentos y casas existentes, dinamizando a la industria de la construcción, sino que, además será un factor clave en la reactivación de la economía.

La propuesta de reforma, aprobada por el Consejo de Gabinete y que deberá ser enviada próximamente a la Asamblea Nacional, establece que las viviendas con un precio de $40.001 hasta $120,000 mantendrán el interés preferencial de 4% y crea dos nuevos segmentos en la que aplica ese beneficio.

Para las viviendas con precio de $120,001 a $150,000 el interés será de 2% y de 1.5% para las que cuestan de $150,001 a $180,000.

 El proyecto de Ley mantiene la exoneración total de interés para las viviendas inferiores a los $40,000.

“Estamos muy complacidos con el proyecto de Ley de Interés Preferencial, porque es una medida para reactivar la industria de la construcción”, resaltó Héctor Ortega, presidente de la Cámara Panameña de Construcción (Capac), para quien esta acción beneficiará a gran parte de la población, sobre todo a matrimonios de profesionales jóvenes, que tendrán la oportunidad de acceder a una vivienda cerca del área metropolitana.

El proyecto de Ley, de acuerdo al presidente de la Capac, también contribuye a aliviar las hipotecas de los panameños para adquirir una vivienda dentro del rango fijado y contribuirá a la planificación urbana dirigido hacia un crecimiento ordenado.

Ortega reconoció que la reforma al interés preferencial ayudará a reducir el inventario actual en apartamentos y casas.

“Una vez se haya salido del inventario actual, se reactivarán nuevos proyectos” dijo Ortega, añadiendo que actualmente la Capac trabaja para disminuir los costos de construcción mediante la incorporación de tecnología innovadora, junto con la reducción de la tramitología y la burocracia.

Por su parte, Miguel De Janón, presidente del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda), considera que las reformas Ley de Interés Preferencial aprobadas por el Consejo de Gabinete tendrán un impacto positivo en la colocación del alto volumen de viviendas que están construidas y no se han podido ubicar en el mercado, generando una caída de los precios, especialmente en los proyectos residenciales que se han desarrollado en la ciudad de Panamá.

Para De Janón, la dinamización del mercado inmobiliario tendrá un impacto directo en la reactivación tanto del sector construcción como de la económica del país, contribuyendo, además al incremento de los ingresos tributarios, mediante el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el Impuesto de Transferencia de Bienes, Muebles y Servicios (Itbms) y los Impuestos de Introducción, así como el incremento de las cuotas a la Caja de Seguro Social (CSS) y el pago de salarios, lo que actúa como factor  multiplicador.

Esto criterios son compartidos por Luis Pimentel, presidente de la Asociación Panameña de Corredores de Bienes y Raíces (Acobir), quien destacó que en la actualidad el mercado inmobiliario se encuentra virtualmente estancado producto de varios factores como los nuevos requisitos establecidos por el sector financiero para el otorgamiento de préstamos hipotecarios, el aumento del desempleo y la desaceleración económica, todo lo cual se traduce en una sobre oferta tanto de viviendas y apartamentos como de locales residenciales.

No obstante, Pimentel considera que, además de la aprobación del proyecto de reformas Ley de Intereses Preferenciales, la dinamización de la actividad inmobiliaria y del sector construcción, requiere de otras medidas urgentes como la atracción de nuevas empresas multinacionales al país y la reactivación de la actividad turística, lo que se traduciría en un incremento de la demanda de bienes inmuebles, tanto residenciales como comerciales, permitiendo una rotación más rápida del inventario excedente. 

En tanto, el presidente del Colegio de Economistas de Panamá, Samuel Moreno Peralta  indicó  que para el diseñó de la política pública para el sector de la construcción, sobre todo lo relacionado a los préstamos hipotecarios de las viviendas, es necesario realizar algunas intervenciones en el mercado, que a la postre no está funcionando bien; y allí  la necesidad de abocar una política de tasas de interés preferenciales que tengan una mayor cobertura del monto o precio de mercado de las viviendas, precisamente para bajar el inventario de viviendas residenciales y no residenciales y dar buenas señales al mercado para la generación de nuevos proyectos que por ahora están en maquetas. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia