Empresarios piden que el nuevo salario mínimo responda a la realidad del país

Empresarios piden que el nuevo salario mínimo responda a la realidad del país
Mercedes Eleta de Brenes, presidenta de Apede, coincide en que los indicadores económicos del país deben ser la base para determinar si se incrementa o no el salario mínimo| Archivo

En la medida en que se acerca el 2020 y la entrada en vigencia de un nuevo salario mínimo, los principales gremios empresariales del país insisten en la necesidad que cualquier aumento en esta materia atienda a las realidades económicas del país y tome en cuenta la productividad de la mano de obra, para que no genere impactos negativos en las empresas y la contratación de la mano de obra.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Jorge Juan de la Guardia, el salario mínimo debe responder a criterios técnicos y no a las aspiraciones de uno u otro sector, ni a razones políticas, las cuales son ajenas a la realidad económica del país.

Recordó que la economía panameña ha experimentado en los últimos años un proceso de desaceleración y prueba de ello, semestre de 2019, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país fue de 3.2%, lo que se ha traducido en un incremento del desempleo, que a su juicio rondaría este año el 6.9%, y en el estancamiento de los precios, al punto que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registra en este momento una tasa de crecimiento interanual de -0.7%.

El presidente de la Cciap advirtió que también hay que tener presente la baja productividad de la mano de obra local, al momento de definir el salario mínimo ya que lamentablemente, a la fecha, no se ha logrado vincular los aumentos que reciben los trabajadores con sus aportes a la productividad en las empresas, pese a que este ha sido uno de los temas propuestos por el sector privado en la Comisión Nacional de Salario Mínimo.

Finalmente, de la Guardia solicitó a la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Doris Zapata, que, de no darse un acuerdo entre empleadores y trabajadores en la Comisión Nacional de Salario Mínimo, se de a conocer el monto del nuevo salario mínimo con la suficiente antelación para que las empresas puedan hacer los ajustes pertinentes a partir del 1 de enero, fecha en que debe entrar en vigencia.

Por su parte, Mercedes Eleta de Brenes, presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), coincide con de la Guardia en que los indicadores económicos del país deben ser la base para determinar si se incrementa o no el salario mínimo y en que en este momento la realidad es que no existen condiciones para un incremento.

Eleta de Brenes recordó que el salario mínimo en Panamá, cuyo promedio se ubica en $725.00 mensuales, ya es el más alto de América Latina, pese a la baja productividad de la mano de obra local, por lo que cualquier incremento que no se ajuste a la realidad económica del país sin duda alguna se traducirá en un aumento de la tasa de desempleo, al obligar a muchas empresas a despedir personal o abandonar la idea de contratar más personal.

Para el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Julio De La Lastra, la medición de la productividad es fundamental para hacer más predecible la necesidad o no de hacer ajustes al salario mínimo y los montos del mismo, sin que esto impacte negativamente los precios que los consumidores van a tener que pagar por los bienes y servicios a futuro, y sin que afecte la competitividad del país.

Indicó que es imperativo que nuestros trabajadores tengan un salario digno, y si empresarios y trabajadores logran ponerse de acuerdo en utilizar todas las herramientas que hay para determinar si es necesario un aumento del salario mínimo todo el país va a salir ganando, al reducir la incertidumbre sobre el tema.

No obstante, Genaro López, secretario general de la Confederación de Unidad Sindical Independiente (Conusi), advierte que de acuerdo con estudios realizados por el sector sindical, el costo de vida de una familia promedio en Panamá es de $1,040.00 mensuales, por lo que el salario mínimo debe ubicarse en torno a ese valor para que los trabajadores y sus familias puedan tener una vida digna.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias