Empresas alemanas apoyan a empleados en lucha contra el cáncer

Empresas alemanas apoyan a empleados en lucha contra el cáncer

Los trabajadores tienen acceso a  los más modernos métodos de diagnóstico

Doctor Preparing Woman For CT Scan Test

El aumento de las enfermedades de cáncer y también la posibilidad de asegurarse la lealtad de la plantilla han llevado a empresas alemanas a respaldar a sus empleados en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de esta dolencia que cuesta la vida a unas 200.000 personas por año en el país.

A partir de ahora, los empleados con un tumor podrán tener acceso a cuenta de la empresa a los más modernos métodos de diagnóstico, anunció el presidente del autopartista Bosch, Volkmar Denner.

El conocido fabricante de componentes y tecnología fundó una alianza contra el cáncer junto con la Fundación Bosch y el hospital Robert-Bosch y en cooperación con el Centro Alemán de Investigación del Cáncer (Dkfz, por sus siglas en alemán) para la creación de un centro de investigación.

Además, los empleados de Bosch que padezcan cáncer podrán recibir un diagnóstico individual en el hospital y en el centro de investigación y el tratamiento acorde. Bosch invertirá en el proyecto cerca de un millón de euros anuales ($1,1 millones).

La iniciativa de Bosch no es un fenómeno masivo, aclaró Thomas Olbrecht, directivo de la organización EuPD Research Sustainable Management, que realiza anualmente un informe sobre la gestión de salud de las empresas en Alemania.

Pero existen otros ejemplos. El especialista en técnica de láser Trumpf ofrece a sus empleados desde el año pasado asesoramiento y apoyo financiero si les diagnostican un cáncer.

Trumpf también asume los costos para el diagnóstico de un tumor, señaló un portavoz de la firma. Hasta ahora han recibido asesoramiento seis empleados y dos han aceptado la ayuda para el diagnóstico.

El directivo del Dkfz, Michael Boutros, espera que más empresas sigan estos ejemplos. El hecho que las empresas participen abarata los costes dado que se distribuyen más equitativamente cuantos más pacientes se someten a un tratamiento, argumenta.

La secuenciación y el análisis de tumores cuesta en Alemania unos 10.000 euros (11.000 dólares) que no siempre son costeados por los seguros de salud, indican datos del DKFZ.

Según el investigador de mercado Olbrecht, el cuidado de la salud de los empleados es algo que todavía necesita ser desarrollado en Alemania.

Antes, las empresas trataban de mantener la mano de obra y ahorrar costes evitando bajas médicas, cuenta. Pero ahora han reconocido que esta causalidad no funciona. Hoy en día, señala Olbrecht, la competencia por retener al personal ha pasado a un primer plano.

 El gigante de software SAP lanzó en 2014 un programa en cooperación con la empresa Molecular Health para ofrecer a sus empleados análisis de datos de tumores de manera gratuita.

También la compañía estadounidense de tecnología de la información EMC, que fabrica sistemas de almacenamiento para empresas, colabora con Molecular Health para ofrecer a sus 1.200 empleados en Alemania análisis gratuitos de tumores.

La jefa de recursos humanos de la empresa, Gabriele Schickl, dijo que cinco personas ya han hecho uso de este programa puesto en marcha en octubre. Estas ofertas están destinadas también a mejorar el atractivo de la empresa para contratar a empleados y conservarlos. Los trabajadores son nuestro bien más preciado. No queremos que esto sea una frase hueca.

Annika Grah
Stuttgart
DPA

Más informaciones

Comente la noticia