Empresas alemanas buscan negocios en energía y agricultura en Cuba

Empresas alemanas buscan negocios en energía y agricultura en Cuba
El Gobierno cubano necesita aumentar la producción de energías renovables del actual 4% a un 24% en 2030. | Pixabay

Energías renovables, turismo, agricultura: Pese a las difíciles condiciones financieras y la restrictiva política económica en Cuba, las empresas alemanas buscan hacer negocios en estos sectores, según datos de la Cámara de Industria y Comercio Alemana (AHK, por sus siglas en alemán) de la isla.

Hay “muchas oportunidades en energías renovables -eólica, solar y biomasa por los residuos y bagazo de azúcar, los tres pilares esenciales del ramo- y en eficiencia energética”, afirmó Gunther Neubert, director de la AHK en Cuba.

El representante alemán recordó que el objetivo del Gobierno cubano es aumentar la producción de energías renovables del actual 4% a un 24% en 2030.

Estamos seguros que, con tecnología alemana, podemos ayudar a lograr esa meta”, subrayó.

Las empresas alemanas tienen también interés en el campo de la agricultura, “que requiere una modernización completa para aumentar la producción, y prepararse para la exportación”, agregó Neubert.

La isla importa entre el 70% y 80% de los alimentos que consume y podría exportar, además de ron y tabaco, frutas como mango y aguacate, “si tuviera una cadena moderna de refrigeración, empaque y logística de transporte”, explicó representante alemán.

En ese sentido, consideró que Alemania puede apoyar “la investigación sobre formas de producción más eficaces, con menos pesticidas y con cosechas que cuiden más los productos”.

La buena formación de gran parte de los trabajadores, es una de sus grandes ventajas, destacó.

El uso de maquinarias de alta tecnología requiere personal preparado para manejar esos equipos y formación constante”, agregó.

Si bien Neubert destacó a Cuba por su “nivel tecnológico muy alto” en el campo de la biotecnología, con patentes de cientos de productos médicos, también sostuvo que el país tiene “poca penetración en el mercado de la Unión Europea (UE), como productos para combatir el cáncer o la diabetes que podrían ser de gran interés para el mercado europeo y alemán”.

También mencionó como un problema la falta de acceso a financiamiento, al considerar que “para muchas empresas pequeñas o medianas es complicado firmar contratos con plazos de pago de 360 días y a veces de hasta 720 días, un período muy largo relacionado con la poca liquidez del país”.

Respecto al sector turístico, afirmó que la afluencia de turistas alemanes puede aumentar si el circuito de playas se combina con la oferta cultural, que en su opinión aún necesita “una infraestructura adecuada”. Alemania es el tercer emisor turístico en Cuba, con 232,-000 visitantes en 2017.

Neubert también expresó su satisfacción porque el Gobierno cubano “contempla la inversión extranjera como parte integral de la política económica del país, y Cuba quiere reformar y actualizar la ley de inversión extranjera para dar mayor seguridad al inversionista”.

Según cálculos oficiales, la isla necesita unos $2,500 millones anuales de Inversión Extranjera Directa (IED) para alcanzar sus objetivos de crecimiento, algo que aún no ha conseguido.

Alemania exporta 250 millones de euros en bienes por año a Cuba, incluyendo maquinaria, repuestos y materias primas para el sector farmacéutico.

Cuba, en tanto, exporta mercancías por valor de 70 millones de euros, especialmente tabaco y ron. Alrededor de 60 empresas alemanas mantienen relaciones comerciales regulares con la isla.

Milagros López de Guereño y Denis Düttmann 
DPA
La Habana

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias