Empresas de América Latina apuntan a la nube

Empresas de América Latina apuntan a la nube

Manuel Luna

mluna@capital.com.pa

Capital

En el Congreso Mundial sobre Tecnología de Información (TI) organizado por CA Technologies quedó algo claro: Las empresas, para seguir siendo competitivas, tienen que emigrar a las nubes. Y es que no se trata de una moda, sino de una necesidad.

En ese sentido, las empresas de América Latina están tomando con seriedad esta situación y se han convertido en la región del planeta con mayor crecimiento a nivel tecnológico, aunque aún conjunto es un mercado pequeño y es Brasil el que lidera al subcontinente.

De hecho tres, bancos privados de ese país realizan la certificación de operaciones de  tarjetas de créditos en las nubes.

Panamá marcha a igual ritmo que el resto de los países en esta materia y por su relación directa con Estados Unidos, al igual que México, se prevé que aceleren el paso en un corto tiempo.

Pero en la región también hay barreras por derribar, según expertos que participaron en este Congreso, como es el caso de los obstáculos legales que enfrentan Brasil y Argentina, a quienes su legislación les impide guardar información oficial fuera de su territorio, lo que imposibilita a sus gobiernos dar el salto hacia la Nube. Situación similar vive Chile, pero en este caso por su carácter conservador.

Kenneth Arredondo, encargado para América Latina de CA Techologies, dijo que esta región avanza  más rápido que cualquiera otra del mundo a los nuevos cambios tecnológicos, lo que calificó como un hipercrecimiento.

De hecho, esta compañía ha logrado duplicar sus operaciones en los últimos cinco años y medio y en lo que va del año ha logrado crecer un 40%.

Entre los servicios que más se demanda en Panamá a este empresa figuran el monitoreo del tráfico de redes, monitoreo de los sistemas  y servicios de atención al cliente.

Uno de los objetivos de la compañía es expandir su presencia tanto en Panamá como en Ecuador a corto plazo.

En el caso de Panamá, una de las entidades que está trabajando en esta dirección es el Canal de Panamá, lo que ha generado el interés de las empresas que promueven este servicio.

América Latina representa el 5% del volumen de negocio de esta empresa a nivel global, pero tiene el merito de ser en la actualidad la zona de mayor crecimiento, destacó Arredondo.

A juicio de CA Techologies, Panamá es un país que adopta con suma rapidez las nuevas tecnologías y eso favorece estos procesos.

Entre los principales competidores de CA Techologies figuran  HP e IBM, aunque también son dos de sus principales clientes.

Mas de 6.000 representantes de empresas y expertos en materia de TI se reunieron por tres días en Las Vegas,  Estados Unidos,  y una de las principales conclusiones a que se llegó en ese evento fue que el tema de las nubes es un paso ineludible de las empresas, no solo por un asunto de seguridad sino también de negocios, porque supone la reducción de costos y espacios, algo que es determinante para la sobrevivencia de las empresas en los actuales momentos.

Welligton Struts, experto en computación en nube (cloud computing), explicó que la aplicación de este nuevo mecanismo es una herramienta para vencer a la competencia y agregó que no se trata de una moda, sino de una necesidad.

Refirió como ejemplo que la instalación de un Data Center supone una inversión que oscila entre $100 millones y $200 millones y para su instalación se necesitan entre uno y dos años, cuando la computación en nube es una respuesta inmediata.

También detalló que se trata de un tema ecológico, porque se reduce el consume de electricidad, y aunque se creyó en un principio que los Data Center eran un mecanismo ecológico, no han resultado serlo porque son altos consumidores de energía.

El mayor mercado de las nubes es Estados Unidos, porque las empresas han entendido que hay que utilizar la información para hacer cosas mejores, detalló Struts.

El tema de la seguridad también es fundamental y cada año las empresas brindan una mayor atención a este tema e invierten importantes sumas de dinero, algunas hasta el 23% del total de sus inversiones anuales.

Ricardo Fernández, vicepresidente de Soluciones de Seguridad para America Latina de CA Technologies, expresó que antes de saltar a la nube las empresas deben corregir las fallas que mantienen en materia de seguridad, de lo contrario trasladarían los mismos riesgos al nuevo sistema.

La migración a las nubes no es un evento tecnológico, es un  asunto de negocio, acotó.

En opinión de Fernández, las principales amenazas de las compañías  de América Latina son internas, porque a un hacker le toma tiempo y dinero poder penetrar los sistemas, por lo que es más fácil contar con un cómplice dentro de las propias empresas y en algunos casos son trabajadores que son despedidos pero que mantienen acceso privilegiado a los centros de información.

Y en ese caso el mayor riesgo lo podrían enfrentar las empresas dedicadas a la manufactura, porque sus procesos son más definidos y más controlados. Una situación distinta a la de las empresas financieras, que cuentan con mayor complejidad y cambian los sistemas con mayor frecuencia.

Más informaciones

Comente la noticia