Empresas de inversión de Wall Street empiezan a comercializar criptomonedas

Empresas de inversión de Wall Street empiezan a comercializar criptomonedas
Las empresas de inversión que operan por cuenta propia están empezando a comercializar Bitcoin.| Pixabay

Las intensas fluctuaciones de precios de las criptomonedas están atrayendo a los comerciantes de grandes volúmenes de Wall Street en busca de alivio de los mercados financieros de baja volatilidad general.

Las empresas de inversión que operan por cuenta propia, que arriesgan su propio capital en los mercados que van desde valores hasta futuros, están empezando a comercializar Bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas mejor conocidas como el terreno de los pequeños especuladores y un paraíso para el lavado de dinero.

DRW de Chicago, una de las empresas de inversión que opera por cuenta propia más grande del mundo, ha encabezado el avance. Alrededor de una docena de sus más de 800 empleados compran y venden Bitcoin en una filial denominada Cumberland Mining, que fue establecida en 2014.

Se suman

Otras empresas han seguido el ejemplo, incluyendo Jump Trading, DV Trading y Hehmeyer Trading + Investments, según ejecutivos de la industria. En una conferencia de la industria de comercio en Chicago la semana pasada, una multitud se reunió para un panel sobre las criptomonedas.

“La volatilidad en todas las clases de activos está en mínimos históricos, excepto para las criptomonedas. Así que obviamente hay mucho interés en esta área.”

Garrett See, jefe ejecutivo de DV Chain

DV Chain fue lanzada por DV Trading el año pasado como una filial de criptomonedas.

Incluso en momentos en que el mercado de valores alcanza niveles históricos, ha conseguido muy pocos movimientos diarios de más del 1%. Por el contrario, Bitcoin, la criptomoneda más ampliamente utilizada, ganó casi un 6% el viernes hasta más de US$6,000.

Las empresas de inversión que operan por cuenta propia se están adelantando a los bancos, a medida que el valor estimado de todas las criptomonedas sobrepasa los US$170 mil millones.

Estas empresas son conocidas como comerciantes de alta frecuencia, y utilizan potencia informática y hardware de telecomunicaciones para ejecutar transacciones en millonésimas de segundo.

Pero en el área de las criptomonedas, están llevando a cabo muchas de sus operaciones con herramientas como el correo electrónico, Skype y los teléfonos.

Las criptomonedas son activos digitales que puede utilizarse para la transferencia del valor de una persona a otra, garantizada por la criptografía. La polémica tecnología ha tenido dificultades para su aceptación entre las empresas financieras establecidas. El mes pasado, Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan Chase, desestimó el Bitcoin como un “fraude” que era “estúpido” comercializar.

Algunos grupos que operan por cuenta propia dijeron que se negaban a comercializar los productos hasta que salieran en bolsas establecidas y reguladas.

Fiebre de criptomonedas

El escepticismo no ha disuadido a algunos fondos de cobertura, oficinas de inversión familiar y personas acaudaladas de unirse a la fiebre de las criptomonedas. Las empresas que operan por cuenta propia funcionan como mercados para estos inversionistas, además de acumular grandes existencias de moneda por sí mismas.

“La composición de las contrapartes definitivamente ha cambiado bastante drásticamente en el último año”, dijo Don Wilson, jefe ejecutivo de DRW.

DRW tiene títulos a largo plazo de criptomonedas, lo cual le da existencias para poder venderles a compradores. En marzo de 2015, compró 27,000 Bitcoins que el gobierno estadounidense había confiscado en un caso relacionado con un mercado de drogas llamado Silk Road, según un informe de Coindesk. Con un valor de US$7.6 millones en el momento de la subasta, la suma ahora valdría cerca de US$160 millones.

Jump Trading declinó comentar sobre sus actividades comerciales.

Hehmeyer —encabezada por el veterano ejecutivo de futuros de Chicago Chris Hehmeyer — estaba anunciando la apertura de un puesto para un “ingeniero en comercio de criptomonedas” quien debía “sentir pasión por las criptomonedas y el papel que desempeñan en los mercados mundiales“.

“Está en auge”, dijo el Sr. Hehmeyer. “Es un conjunto de instrumentos que crece rápidamente, muy diferente a cualquier cosa que hayamos visto antes. Existen riesgos, pero nos hemos involucrado con cautela“.

Gregory Meyer y Joe Rennison
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL