Empresas obligadas a digitalizar su cadena de suministro para sobrevivir

Empresas obligadas a digitalizar su cadena de suministro para sobrevivir
El 55% de los gerentes generales de empresas de Latinoamérica consideran urgente la transformación digital en los próximos años| Archivo

La disrupción tecnológica impulsada por el comercio electrónico (ecommerce), la telefonía móvil y aplicaciones colaborativas le han dado al consumidor el poder de comprar en  cualquier momento y lugar, por lo que  continuamente exige  mejores servicios, diversidad de productos y mayor  rapidez en la entrega, lo que pone presión a las cadenas de suministro, que deben evolucionar a cadenas de suministro enfocadas en la demanda del cliente.

En la actualidad, la lealtad de los clientes se gana y se pierde fácilmente, si la empresa no puede entregar lo que el cliente desea, cuándo y dónde lo desea, acudirán a alguien que pueda hacerlo (Ver recuadro: Los clientes crean olas de cambios disruptivos)

De acuerdo con un estudio realizado por KPMG Internacional denominado “Demand-Driven Supply Chain 2.0”, las empresas han empezado a entender la importancia que tienen sus cadenas de abastecimiento, especialmente si están enfocadas en la demanda, gracias a los diferentes beneficios que pueden obtener, por ejemplo, mejora en los niveles de ventas entre el   1% y el 4%, reducción en los costos operativos y de logística entre el 5% y el 10% y  reducción de los niveles de inventario entre el 20% y el 30%.

Las compañías con su cadena de abastecimiento enfocada en la demanda poseen el ciclo de experiencia del cliente; ajustan continuamente su operación para servir a requerimientos dinámicos de los clientes; alinean su cadena con el negocio de forma integral; colaboran con todos los involucrados en todos los pasos de la cadena; mejoran la visibilidad de la cadena; adoptan agilidad y flexibilidad para adaptarse a condiciones de mercado y se estructuran para sacar el mejor provecho de ambientes regulatorios complejos y competitivos. 

En múltiples organizaciones, las cadenas de abastecimiento se encuentran aisladas y fuera de las áreas de contacto con el cliente, lo que les impide estar listas para atender las necesidades y ajustarse a la demanda de los consumidores finales.

Sin esta transparencia, ni las áreas internas de la compañía, ni los proveedores pueden recibir las señales del mercado rápidamente, lo que les puede significar que no podrán reaccionar a cambios en los patrones de la demanda.

Como resultado, las organizaciones están haciendo importantes inversiones en tecnología para sus cadenas de suministros. De acuerdo con un estudio de  la firma Gartner, para el 2021 se espera que las empresas inviertan $19,000 millones en estos temas.

Las nuevas tecnologías digitales, como el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la robótica y la Inteligencia Artificial, prometen generar mejoras sin precedentes en la articulación y desempeño de las cadenas de suministro. 

Se estima que para el 2020 habrán 50,000 millones de dispositivos conectados a Internet, permitiendo  niveles de visibilidad inéditos en las cadenas de suministro, donde materiales, productos y objetos inteligentes serán utilizados para monitorear los procesos en tiempo real y tomar decisiones más efectivas. 

Ante este panorama, el 55% de los gerentes generales de empresas de Latinoamérica consideran urgente la transformación digital en los próximos años, pero lo más preocupante es que el 8% lo contempla para los próximo cinco o 10 años, reveló Glenn Tjon, socio regional de Asesoría de KPMG en Panamá (Ver Gráfica: Planes de transformación digital en Latinoamérica).

Para Jorge Townshend, supervisor senior de KPMG Panamá,  antes de entrar de lleno en la transformación digital, lo primero que hay que considerar es la eficiencia.

Explica que para cumplir con estas demandas cambiantes de los clientes, cada negocio requiere una hoja de ruta digital efectiva(Ver recuadro: Cadena de suministro digital).

Tjon considera que para lograr una transformación digital en los negocios de manera holística se requiere que las organizaciones alineen   sus funciones en el front, middle y back office; lo que les permite centrarse en el cliente de manera adecuada, volverse más ágiles y, por tanto, más competitivas.

El futuro
Según la encuesta más reciente de KPMG sobre el futuro del recurso humano, la cultura del lugar de trabajo se considera una barrera importante en la transformación digital para el 41% de los encuestados. El 35% dijo que su cultura de trabajo actual está más orientada a tareas, que a la innovación de tendencias.

Para construir una empresa resistente, los CEOs deben poner a sus organizaciones bajo presión para cambiar y adaptarse continuamente. La mayoría considera que se requiere una cultura de “fracaso rápido” en el mercado actual, en el que las lecciones sean aprendidas rápidamente.

Demóstenes Pérez, gerente general de Logistics Services-Panama, que trabaja con empresas internacionales y tiene que interactuar con los jefes de los departamentos de logísticas, considera que en Panamá no se cuenta con el personal capacitado en estas áreas.

“En una semana me tocó interactuar con cuatro encargados de los departamentos de logísticas que desconocían los  conceptos de eficiencia, costos y rentabilidad”, destacó Pérez, quien agregó que  la culpa es de la cabeza que pone a personas que no tienen conocimiento, lo que impacta en el negocio y golpea el costo de los  producto que consumimos”, resaltó Pérez.

La cadena de suministro del futuro empleará una mezcla de trabajadores, incluyendo trabajadores claves, trabajadores ‘On-Demand’ y trabajadores bajo un esquema de ecosistema de socios colaborativos.

Las nuevas habilidades que se requieren son: Análisis de datos, análisis de escenarios, estrategas operativas, arquitectura del viaje del cliente, procesos sin fricción, científicos de datos y  consultores experimentados. 

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias