Empresas panameñas deben adquirir prácticas globales para enfrentar disrupción

Empresas panameñas deben adquirir prácticas globales para enfrentar disrupción
La trampa del éxito es terrible porque piensas que lo que funciona hoy, te funcionará por mucho tiempo y los modelos de negocios están cambiando drásticamente por la tecnología| Orlando Rivera

Luego que Marsh, uno de los líderes globales en consultoría, gestión de riesgos y seguros, adquirió en el 2014 a la compañía de seguros panameña Semusa, sus directivos  Samuel Urrutia y Eda Ramos de Pereira, decidieron reinventarse y así surgió Grupo Siuma, una firma de gestión empresarial que sirve a corporaciones multinacionales, grupos empresariales familiares y empresas en crecimiento.

Lo primero en la agenda del Grupo Siuma, fue  crear una empresa diseñada para triunfar ante los constantes cambios del siglo 21. Lo segundo, fue lanzar al mercado una consultora para potenciar a otras empresas y a sus líderes frente a los grandes cambios disruptivos que trae la tecnología.

Hoy en día cuentan con cuatro divisiones de servicios: Finanzas Corporativas, bienes raíces, talento y reubicación de empresas. Unos 50 colaboradores en planta y 30 con horarios flexibles contribuyen a los más de 250 clientes activos de Siuma.

Capital Financiero conversó con Eda Ramos de Pereira, directora ejecutiva del Grupo Siuma, sobre los planes de la consultora, su visión de las empresas panameñas en momentos  de cambios permanentes en materia de tecnología y de consumo, y cómo las empresas están enfrentando el reto de incorporar nuevas maneras de alcanzar objetivos de rentabilidad. En la próxima década se crearán nuevos campos de conocimiento y de trabajo que son inexistentes hoy en día, con lo cual se inicia una carrera frenética por anticiparse y estar preparados con el equipaje adecuado.

Ramos cuenta con una amplia experiencia laboral. Antes de liderar Grupo Siuma, trabajó en la industria bancaria panameña, realizó funciones de mercadeo para una firma forense en Suiza y fue profesora de español en la Universidad de Hong Kong.

A su regreso a Panamá, se incorpora en Grupo Siuma, estructurando los emprendimientos de las empresas afiliadas, desarrollando la cultura del grupo y administrando el proceso estratégico y táctico de dichos emprendimientos.   

¿Cómo están enfrentando las  empresas panameñas la disrupción tecnológica?
-La Cuarta Revolución Industrial impulsada por adelantos tecnológicos como: La robótica, inteligencia artificial, cadena de bloques, nanotecnología,  internet de las cosas, impresión 3D está cambiando rápidamente el mundo de los negocios y las empresas que no se adaptan desaparecen.

“La trampa del éxito  es terrible porque  piensas que lo que funciona hoy, te funcionará por mucho tiempo y los modelos de negocios están cambiando drásticamente por la tecnología.  Tú ves que Blockbuster, fue una franquicia estadounidense de videoclubes exitosa, pero que desapreció cuando surgió Netflix, Inc., empresa estadounidense de distribución de contenidos audiovisuales a través de plataforma en línea o servicio de VOD (video bajo demanda, por sus siglas en inglés) por streaming.

La lista de ejemplos es larga: solo hay que pensar en lo que duró el teléfono Blackberry o el impacto que Amazon ha tenido en las empresas de retail tradicionales”.

“En Panamá, la trampa del éxito atrapó a varias empresas panameñas.  Panamá es un país bendecido por su posición geográfica, que ha hecho que la gestión  empresarial sea abundante por mucho tiempo, pero en un mundo altamente competitivo eso ya no es suficiente porque con la cuarta revolución industrial los avances son demasiados rápidos”.

“Cuando ves la lista de empresas panameñas antiguas que han sido compradas por compañías  multilatinas, como el caso Felix, Bonlac, Grupo Rey, Pascual, notas que la tendencia sigue en la actualidad”.

¿Cómo hace Siuma para mantener competitiva a una empresa local frente a compañías globales?
– Como grupo siempre tuvimos una  clientela de empresas multinacionales, a la que se le daba servicios, pero aprendíamos de ellas. Vimos que podíamos compartir esas buenas  prácticas con las empresas locales y que había  necesidades de  innovación, visión conceptual de negocias y corporativización.

“Hemos encontrado, que poder competir con mejores prácticas globales es importantísimo para que las empresas locales puedan  volverse competitivas. Por ejemplo, muchas empresas grandes tienen posiciones de personas  que hacen estudios de mercado, tráfico, valores, temas demográficos, sus clientes, sus empleados, espacios de trabajos. Todo eso entra en los análisis y son las prácticas que queremos compartir”.

“Hay que comprender que en el siglo 21, para potenciar el recurso financiero hay que potenciar el recurso humano y el intelectual. Por primera vez, hay cuatro generaciones que componen la fuerza laboral y hay que saber alinearlas para sacarle provecho. Dejar de pensar que los “millennials” no quieren trabajar, sino pensar que lo que quieren es tener mejores líderes y entender que los años de experiencia en un modelo maduro no necesariamente nos llevará al éxito en el entorno actual”.

Las tecnologías disruptivas están acabando con las empresas que no se adaptan a su rápidos cambios, ¿Cómo ayuda Siuma a sus clientes?
-Nuestro compromiso con cada cliente es aplicar esta visión macro “big picture thinking”,  los servicios que le prestamos integrando de manera transversal conocimientos y prácticas aplicables en el Siglo 21 en finanzas corporativas, bienes raíces, talento y reubicación de empresas.   

“Estas disciplinas son los cimientos de la creación de una sinergia que convergen para potenciar cualquier empresa: Cómo maximizar sus recursos financieros, diseñar estrategia del talento que mueve la organización y potenciar financieramente el uso del espacio inmobiliario para lograr los objetivos del negocio.  Conectando los puntos es que encontramos las oportunidades; integrando las prácticas y conocimientos es como generamos valor para nuestros clientes y asociados.”

¿A cuántas empresas asesoran y cuánto personal tiene Siuma?
-Contamos con más de 250 empresas activas a las que asesoramos y más de 80 colaboradores entre fijos y de tiempo flexibles.

Me siento orgullosa de liderar a este Grupo Multidisciplinario  de asesores y estrategas, todos trabajando en función a un bien común: aportar una propuesta de valor altamente diferenciada a cada uno de nuestros clientes”.

En el tema de reubicación, ¿Cómo  Siuma ayuda a las multinacionales a relocalizar su personal? Realmente, se pierde hasta $1 millón si resulta infructuosa la reubicación.
-Imagínate que el paquete de compensación de una expatriado entre salario y bono sea $400.000  al año, él se tiene que quedar para hacer un proyecto, que le significa millones para la  multinacional, pero viene no se adapta y al año se va,  la empresa pierde ese dinero y el costo de la oportunidad  de haber tenido otra persona realmente adaptada, que no se demore en ejecutar el proyecto.

“También ayudamos a que la pareja del expatriado consiga trabajo, si bien muchas profesiones están protegidas, hacemos reinserción laboral en otras ramas permitidas”.

Y cuándo se trata de más personal los que vienen a establecerse a Panamá, ¿cómo hacen?
-Cuando una empresa tiene que traer 150 a 200 personas a Panamá, implica todo una logística para que estén contentos y empiecen  a funcionar. Ayudamos a la multinacional con la gente, buscamos oficinas para su sede, dependiendo del área que necesite y del presupuesto para pagar por ese espacio.

También reclutamos a la gente local que necesita porque entendemos el perfil de empresa”.

¿Cuáles son las áreas más cotizadas para los expatriados?
-Todo lo pegado al mar, Santa María, Costa del Este, San Francisco, Punta Pacífica, Paitilla, Cinta Costera, pero hay expatriados que le gustan las áreas revertidas, Albrook, Clayton porque hay escuelas internacionales por la continuidad del calendario escolar.

¿En bienes raíces qué ofrece Siuma?
-En bienes raíces aspiramos a ofrecer prácticas globales en un mercado local para que los empresarios realmente le saquen partido a sus activos y los alineen a los objetivo de negocios. Tenemos servicios donde administrarnos inventarios de propiedades que necesitan ser vendidas para entidades financieras.

Más allá de la transacción, hacemos el análisis para  asesorar al cliente para que encuentre  una matriz de oferta que se adapte a los objetivos”.

¿Cómo asesoran a las empresas en sus inversiones?
-“En recursos financieros hay dos grandes áreas, uno es toda la estrategia financiera que conlleva maximizar el recurso, mejorar prácticas, usar más herramientas tecnológicas. Las otras áreas, son fusiones y adquisiciones, es decir, ayudar a los dueños de empresa a valorar el negocio que tienen en el caso que necesiten fusionarse para crecer”. 

¿Planes para el futuro?
Integrar más herramientas tecnológicas, sofisticar negocios para crear valor a clientes, la clientela que ha sido empresarial, también contamos con un nicho clientes partículas, como ejemplo, los clientes residenciales y los expatriados.


Orlando Rivera
orivera@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias