Empresas podrían implementar el uso de la factura electrónica antes de fin de año

Empresas podrían implementar el uso de la factura electrónica antes de fin de año
La Dirección General de Ingresos (DGI) señala que a futuro la factura electrónica permitirá a los contribuyentes simplificar y reducir costos en el proceso de declaración de impuestos.| Archivo

Un total de 43 empresas del país participan del plan piloto del sistema de facturación electrónica que lleva adelante la Dirección General de Ingresos (DGI) y que se espera sea implementado antes de fin de año.

De hecho, esta semana, la DGI anunció la emisión de la primera factura electrónica en Panamá, luego de ser habilitado el sistema de facturación electrónica, que permite la emisión y autorización de facturas en línea por parte de dichas empresas.

Se trata de empresas de la industria manufacturera, transporte, almacenamiento y correo, información y comunicación, actividades profesionales, científicas y técnicas, comercio al por mayor y al por menor de Zona Franca, entre otros.

Para la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) la emisión de la primera factura electrónica es una “magnífica noticia” que encamina a Panamá a convertirse en un país sin papeles y a estar acorde con los estándares mundiales de transparencia.

La DG explicó que cada empresa piloto ha elaborado su propio calendario de implementación que incluye tanto las pruebas, como la puesta en operación del sistema, algunas con alcance local y otras en todas las sucursales a nivel nacional.

Varias de ellas nos han informado que lo estarán realizando en los meses de octubre y noviembre de este año.  Estaremos pendientes y monitoreando el avance de ese proceso y apoyando técnicamente a las empresas que así nos lo soliciten”,

DGI

Ventajas

El uso de la factura electrónica tiene varios beneficios, entre ellos: facilita el desarrollo del comercio electrónico, ayuda a disminuir la competencia desleal entre las empresas.

Según informa la DGI, a futuro, permitirá a los contribuyentes simplificar y reducir costos en el proceso de declaración de impuestos, ya que podría eliminar la presentación de informes y de anexos asociados a las mismas, así como, agilizar el proceso de devolución de impuestos, entre otros.

La factura electrónica permite ahorros en los costos relacionados a la impresión de facturas, su almacenamiento, distribución y reducción de los errores y costos de cálculos contables, detalla la DGI.

También reduce errores en el proceso de generación, captura, entrega y almacenamiento y mejora el servicio al cliente, elevando así su grado de competitividad como negocio.

La Cciap argumenta que Panamá está rezagado en comercio electrónico y una de las razones de ello es la falta capacidad que tienen las empresas de facturar electrónicamente a sus clientes vía internet; por lo que esta modalidad comercial sería uno de los beneficios con este proceso.

Las empresas verán una reducción en costos de impresión, no tendrán que invertir en otros equipos, percibirán mayor seguridad y acceso más rápido a las facturas almacenadas (las facturas electrónicas no se pierden); y se facilita la lucha contra el fraude al estar vinculadas las transacciones de compra y venta directas a la DGI”,

Cciap

Próximos pasos

La DGI indicó que dentro del plan de trabajo implementado para desarrollar la factura electrónica no se tiene contemplado una fecha específica para una etapa de obligatoriedad, ya que para que dicho proceso se lleve a cabo es necesario que el proyecto haya adquirido suficiente madurez en la actividad comercial.

El programa de factura electrónica prevé que al terminar la fase piloto se inicie una etapa de masificación voluntaria, en la que cualquier contribuyente que facture, ya sea persona natural o jurídica pueda incorporarse voluntariamente al sistema una vez que dicha etapa se ejecute se podría pasar a iniciar etapas de obligatoriedad.

Nota relacionada: DGI generó la primera factura electrónica de Panamá

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias