Empresas ticas se lanzan a la conquista de Panamá

Empresas ticas se lanzan a la conquista de Panamá

El crecimiento de la economía es uno de los principales motivos que atrae a estos empresarios

FABRICA

La cadena de restaurantes de comida italiana La Fabbrica daría este año sus primeros pasos en el extranjero al abrir un establecimiento en Panamá.

Esta firma, que tiene su marca registrada en Centroamérica y el Caribe, busca nuevas oportunidades de negocio en un momento en el que el mercado nacional de comidas parece mostrar indicadores de saturación.

Olivio Mena, gerente general de La Fabbrica, manifestó que la empresa decidió incursionar en el territorio panameño debido a los buenos indicadores económicos que presenta ese país.

Los primeros pasos con mira a la apertura del establecimiento en Panamá se dieron en diciembre cuando firmaron con la firma Deloitte. La firma consultora se encargará de encontrar un socio y la ubicación idónea. El proceso de expansión regional tiene un avance actual de entre el 10% y 15%.

El gerente de la firma manifestó que asumirán los costos que involucrarán la apertura del establecimiento. Mientras que, el aliado panameño el cual debe tener amplia experiencia en la industria- se encargará de operar el restaurante.

Al dar este paso la compañía espera seguir conquistando nuevos mercados; el siguiente sería el de República Dominicana, en el que ven gran potencial por poseer una de las mejores economías de la región y la gran cantidad de turistas que visitan ese país.

De origen costarricense

La Fabbrica inició operaciones en Costa Rica hace 11 años al abrir las puertas del primer establecimiento en barrio Los Yoses. Esta firma es liderada por dos hermanos italianos.

Actualmente poseen nueve restaurantes ubicados en Guachipelín de Escazú, Plaza Momentum en Lindora de Santa Ana, Plaza Real Alajuela, el centro comercial Paseo de las Flores en Heredia, Los Yoses, Plaza Lincoln en Moravia, Multiplaza Escazú, Edificio Metropolitan Tower en La Sabana y el más reciente en Plaza Freses de Curridabat.

Para la apertura de cada uno de los restaurantes se ha invertido aproximadamente $350.000. Un monto al que se le debe sumar la puesta en marcha de una planta de producción que requirió una inversión de $1.5 millones. Además la empresa genera cerca de 200 empleos directos en Costa Rica.

El gerente de la firma indicó que durante este año concentraran sus esfuerzos en el país en la renovación de imagen de los locales, la cual no será la misma en todos. Este es un proyecto al que se le da continuidad ya que se realizó en los restaurantes ubicados en Curridabat, Escazú y Lincoln Plaza.

Otra de las marcas nacionales que pretende incursionar en el extranjero es Spoon. Esta firma planea en el 2016 iniciar la exportación de productos de la marca a países de la región como Panamá, Nicaragua y Puerto Rico.

En noviembre pasado, la gerente de la cadena, Clemencia Palomo, comentó que empezarían vendiendo tortas, postres y abarrotes congelados.

En este momento destacó el adelanto de conversaciones con dos grandes cadenas de supermercados y dos distribuidores en Panamá.

Con esto la empresa pretende posicionar la marca en otros países y lograr acercamiento de los productos como una plataforma para en un futuro convertirla en franquicia. 

Cristina Fallas Villalobos
Corresponsal
Costa Rica

Más informaciones

Comente la noticia