En aumento oferta de educación de cuarto nivel

En aumento oferta de educación de cuarto nivel

Iesa y la Universidad Latina firman acuerdo para desarrollar nuevos programas académicos

ert

Gustavo Roosen, es el presidente del Instituto de Estudios Superiores de Administración  (Iesa), entidad educativa que acaba de cumplir 50 años de operaciones y ocho de estar presente en Panamá.

Roosen, es una figura muy  conocida en Venezuela y en América Latina, ya que ocupó importantes cargos públicos  en su país,  como ministro de Educación entre 1989 y 1993, presidente de la  estatal Petróleos de Venezuela (Pdvesa) (1992-1995) y presidente de la Compañía de Teléfonos de Venezuela(1995-2007).

El presidente del Iesa conversó con Capital Financiero, sobre los planes de esta institución en Panamá y la demanda que existe en el país en materia de educación de cuarto nivel, además del reciente acuerdo firmado con la  Universidad Latina, para ampliar la oferta de maestrías y capacitar a los funcionarios que tendrán a su cargo la implementación del proyecto de descentralización.

-¿Nos podría hablar un poco sobre la historia del Instituto de Estudios Superiores de Administración  (Iesa)?

-El  año pasado Iesa cumplió sus primeros 50 años. Fue formada por empresarios venezolanos y las grandes empresas petroleras que  en aquella época hacían vida económica en Venezuela, en ambos casos con la convicción que era  importante formar a venezolanos de manera integral que pudieran desempeñarse como gerentes o empresarios en todos los órdenes y en todas las actividades de la vida.

Nuestra misión ha sido siempre la formación de líderes responsables tanto del sector público como del sector privado, que puedan llevar adelante a Venezuela por la senda de progreso.

Iesa también se dedicó  a formar servidores públicos  con una  maestría específica dirigida a ese segmento de la población venezolana. Las maestrías nuestras están acreditadas por entidades como la Aacsb, Amba y Efmd Equis. A lo largo de nuestra historia  hemos formado 6.000 magister y estamos brindando capacitación a anual a 10.000 ejecutivos en educación continua.

Este año tenemos unos 6.500 estudiantes en las maestrías  de  administración, finanzas, mercadeo y gerencia pública, de manera que es una institución de mucho poder en Venezuela.

En Panamá estamos desde hace ocho año, donde ofrecemos una maestría en finanzas y con el apoyo del Incae hemos formado un buen número de funcionarios públicos durante tres ciclos de formación que terminaron el año pasado.

Tenemos  también educación ejecutiva, que es donde quizás nos hemos especializado más en Panamá y contamos entre nuestros relacionados  estratégicos al Banco Popular, Copa, la Caja de Ahorros y otros pequeños empresarios que forman  su talento  en nuestros cursos que brindamos en diferentes ubicaciones.

Nuestra sede está en la Ciudad del Saber, pero nos movilizamos en función de las necesidades de nuestros clientes.

La forma en que nosotros atendemos al mercado panameño es fundamentalmente con profesores que vienen de Venezuela, con mucha experiencia en diferentes disciplinas y así enriquecemos a nuestros propios profesores con un intercambio con Panamá  y eso nos ha dado mucha actualización, porque Panamá  se ha desarrollado mucho mejor que Venezuela en los últimos años.

-¿En Panamá qué cantidad estudiantes han formado?

-En el curso de finanzas 76 y en la maestría de gerencia pública unos 100 y en educación continua  ejecutiva, aunque no tengo el número exacto, ha sido una cifra importante.

-¿Qué nos puede decir del acuerdo que acaban de firmar con la Universidad Latina?

-El acuerdo consiste en buscar las  vías para hacer crecer la educación en Panamá con el apoyo de la estructura universitaria que tiene esta institución  y particularmente nos llama la atención  la idea de impulsar una maestría de gerencia pública en Panamá.

Panamá promulgó una Ley sobre descentralización administrativa y eso va a significar la necesidad de formar talentos en las municipalidades para manejar esa descentralización. Nosotros tenemos la experiencia en Venezuela de haberlo hecho y creemos que podemos impulsar en Panamá junto a la Universidad Latina esta maestría, no sólo en la ciudad de Panamá, sino en localidades del interior del país, donde están las municipalidades que requieren la formación del talento.

Nosotros tenemos previsto presentar formalmente esta iniciativa al Banco Interamericano de Desarrollo y a la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), para que ellos definan estratégicamente si les conviene apoyar esta iniciativa y eventualmente al capital privado panameño, que parece estar interesado en formar al funcionario público.

Este temas nos  llama la atención, incluso hemos pensado que parte del estudio que tenemos que llevar adelante es definir si  podemos hacer extensiva esta maestría a otros países de la región, que también están enfrentando los retos de formar a sus empleados públicos de la mejor manera posible gerencialmente hablando.

Esta parte, por supuesto, está en estudio y es lo que queremos adelantar con la Universidad Latina, pero inicialmente pensando en las necesidades de Panamá, pero sin perder de vista que es una maestría que podríamos ofrecer a los demás países de centroamericanos, usando a Panamá como el sitio en donde se impartiría la maestría.

¿Cuándo todo este proyecto estará andando?

-No sé con exactitud, pero el trabajo técnico tomará unos seis meses y de allí en adelante hay que definir  cómo obtendremos  el financiamiento y el interés que pueda tener el sector público panameño y la iniciativa privada que nos acompaña en Iesa.

Iesa   Panamá es una fundación sin fines de lucro que está apoyada por empresarios panameños, quienes han mostrado interés en que esta maestría se desarrolle en el país.

-¿Qué lectura  puede hacer del sistema educativo panameño en base a su experiencia?

-El sistema educativo como tal no lo conozco bien, conozco la educación de cuarto nivel que es donde nosotros competimos, que es el mercado de la maestría y de la educación ejecutiva,  un segmento muy competitivo  en Panamá donde  hacen vida muchas instituciones de gran peso académico como el Incae, el Instituto Tecnológico de Monterrey, universidades argentinas, colombianas  y españolas, de manera que para un mercado relativamente pequeño la presencia de muchos actores de mucha significación académica en el mundo es un incentivo importante para Panamá y su desarrollo.

Si esas entidades académicas están  presentes aquí es porque hay un mercado, y en consecuencia bienvenida sea la competencia y los resultados que va a significar para Panamá el  contar con una clase de dirigentes, empresarios y  gerentes  con los niveles  de  formación que van a derivar de la presencia de estas universidades de cuarto nivel en Panamá.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia