En busca de la tranquilidad perdida

En busca de la tranquilidad perdida

South America on highly detailed planet Earth with embossed continents and country borders. Elements of this image furnished by NASA.

Las cifras publicadas a lo largo de la pasada semana en Estados Unidos (EE.UU.) parecen confirmar que, al menos de momento, la temida recesión no está cerca.  Nos  sorprendió especialmente la revisión al alza, y no a la baja, de la estimación del Producto Interno Bruto (PIB) del cuarto trimestre de 2015; según el Departamento de Comercio, el PIB de EE.UU. avanzó a un ritmo anual del 1% durante los últimos tres meses del año, quedando así el crecimiento acumulado en  2,4%, al igual que en 2014.

Antes, los pedidos de bienes duraderos habían dado un respiro al castigado sector industrial, mostrando su mayor avance en diez meses.

Aun así, la añorada tranquilidad de los mercados no acaba de llegar, con los vaivenes del precio del crudo, hipersensible a cualquier noticia, generando una gran volatilidad en los mercados.

La semana pasada  tuvimos noticias para todos los gustos: Primero, unas perspectivas alentadoras por parte de la Agencia Internacional de Energía (AIE), después, unos comentarios poco halagüeños por parte del ministro del petróleo saudí y, por último, rumores sobre una posible reunión entre Venezuela, Rusia, Arabia Saudí y Qatar el próximo mes de marzo para tratar el actual exceso de producción.

Mientras tanto, continúan las malas noticias en torno a Brasil.  Moody´s se convirtió en la tercera gran agencia en rebajar la calificación de la deuda del país por debajo del grado de inversión. En concreto, la agencia recortó en dos escalones la nota soberana, desde Baa3 hasta Ba2, manteniendo, además su perspectiva en negativo.

El informe de calificación recalcó el más que probable deterioro del perfil crediticio de la séptima economía mundial en los próximos tres años, en un ambiente de bajo crecimiento y con una deuda pública en aumento, y la desafiante situación política en la que se encuentra inmerso el país.

Situación diferente a la que vive Panamá. Según las previsiones publicadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID),  la economía panameña liderará el crecimiento de Centroamérica y el Caribe durante 2016, con una expansión por encima del 6%. Según el Banco, la región crecerá un 4.1% este año, con todos los países reflejando un dinamismo superior al de América Latina en su conjunto.

Respecto a los mercados, otra semana positiva para las bolsas y repunte de la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años hasta situarse en torno al 1,77%. Por su parte, el dólar sigue dando muestras de fortaleza con su cambio respecto al euro alrededor de los $1,09 y en niveles no vistos desde 2009 frente a la Libra, después  que se pusiera fecha al referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (23 de junio).

En cuanto a las materias primas, el futuro del crudo a abril (WTI) repunta con fuerza hasta situarse por encima de los $33,5 el barril, ante los nuevos rumores sobre una posible reunión en Moscú de algunos países exportadores de petróleo. El oro se sitúa en niveles cercanos a $1.215 la onza.

La semana próxima se publicarán, nuevamente, muchos indicadores relevantes en EE.UU. A destacar, el dato de empleo mensual que se dará a conocer el  viernes.

Francisco Pinillos 
Research & Analysis Specialist
MMG Bank Corporation

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL