En Chiriquí proponen cambios para la formación del capital humano, según necesidades del mercado

En Chiriquí proponen cambios para la formación del capital humano, según necesidades del mercado
Los empresarios de la región occidental plantean la necesidad de formar personal capacitado en materia turística, para atender a los turistas que visitan distintos sitios de Chiriquí o Bocas del Toro.| Cortesía ATP

Empresarios de la región occidental de Panamá analizaron la realidad del mercado laboral y el capital humano que se está formando para hacerle frente a los nuevos retos que este presenta. El tema fue centro de debate en una reunión sostenida con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los empresarios y representantes de Chiriquí, Bocas del Toro y de la Comarca Ngäbe Buglé.

En el encuentro quedó claro que urge personal ya no bilingüe sino multilingüe, y que los egresados de colegios y universidades tienen deficiencias en matemática básica y lectura comprensiva; además, falta cultura de servicio, ética de trabajo y más proactividad.

¿Cómo revertir esa situación y formar personal calificado? Los asistentes al encuentro pusieron sobre el tapete varias opciones.

Puntos de vista

Oriana Batista, genetista y propietaria de Gendiagnostik, habló sobre la necesidad de hacer cambios curriculares. En su caso específico, ella reclama el que no se haya desarrollado la biología más allá de los recursos naturales, sin tomar en cuenta que ésta también es salud.

Esa deficiencia ha traído como consecuencia que Batista no pueda conseguir personal calificado para laborar en el centro que ella dirige, lo que además permitiría hacer muchas más investigaciones de las que se hacen en la actualidad.

En esa misma línea, representantes del Centro Médico Mae Lewis, plantearon la necesidad de hacer cursos en línea para poder capacitar al personal en aspectos como data science, por ejemplo.

Empresarios del sector turístico, por su parte, manifestaron que se requiere personal que hable más de dos idiomas, becas para que el recurso humano pueda capacitarse en cursos específicos; así como prepararlo en seguridad turística, no solo en hoteles sino en ambientes agrestes.

Igualmente, recalcaron las tres características básicas que debe tener el personal para ofrecer un buen servicio turístico, ellas son: matemática básica, lectura comprensiva e idiomas.

‘Hay nuevas necesidades’

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Chiriquí, Felipe Venicio Rodríguez, lo que ocurre es que el sistema educativo debe acoplarse a las nuevas necesidades mundiales. Es decir, agregó, no solo se debe considerar el tema desde el prisma de la educación universitaria, sino desde más temprano para ir preparando y capacitando a los jóvenes en multilenguas.

Rodríguez recordó, por ejemplo, el tema de turismo y el movimiento de personas que hay a nivel mundial y que va a ser cada vez más dinámico, y para el cual se requiere personal capacitado.

Hay que prepararlos con competencias, que puedan brindar servicios que se esperan en cualquier lugar del mundo. Ser más serviciales, y que se fomente el emprendedurismo, que se capaciten, que no sean asalariados sino que forjen su propia empresa”,

Felipe Venicio Rodríguez

Agregó que muchas empresas tienen necesidades de mano de obra, pero no dan en el clavo con las personas que puedan resolverlas.

Se propondrá proyecto

Las necesidades de capital humano expuestas en el encuentro entre empresarios y representantes de distintas comunidades de la región Occidental fueron recogidas por Graciana Rucci y Waldo Tapia, representantes del BID.

El BID busca diseñar un proyecto para fortalecer el capital humano de la región, mediante fórmulas novedosas e innovadoras, según explicaron sus representantes en ese encuentro.

Rucci aseveró que esta es una región con potencial, que genera y puede generar empleo, y que los sectores que tienen más potencial son justamente aquellos que están integrados o van a estar integrados globalmente.

Tapia dijo que para capacitar a ese capital humano que requiere la región es que se estará diseñando este proyecto, que esperan desarrollar durante un periodo de cuatro años, y que solo faltaría el apoyo del Estado para comenzar.

Una vez el Gobierno, por parte del Estado panameño, le dé el visto bueno, se tomarían seis meses para preparar las primeras líneas de trabajo y arrancar el proyecto en sí, según lo proyectado.

El BID está entusiasmado. Se dieron cuenta que la sociedad civil, que es una de las patas de esta mesa, está muy de acuerdo con establecer los diagnósticos y los análisis que hay que hacer, pero falta la parte gubernamental”,

Felipe Venicio Rodríguez

El empresario expresó que este es un proyecto que trasciende gobiernos, por lo que debe convertirse en un tema de Estado, indicó.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL