En la recta final del proceso electoral

En la recta final del proceso electoral
Unos 56,062 jóvenes votarán por primera vez en este proceso electoral.| Archivo

A pocos días del 5 de mayo, fecha en la que los 2,755,823 ciudadanos habilitados para votar deberán ir a las urnas para elegir a quien regirá los destinos del país para el período 2019-2024, vale la pena recordar que se trata de una decisión trascendental, que impactará la vida de todos y por lo tanto debe tomarse con la seriedad y responsabilidad que corresponde.

De acuerdo con el padrón electoral el 50.2% de personas habilitadas para votar el próximo 5 de mayo son mujeres y el 49.8% restante, hombres. Además, unos 56,062 jóvenes votarán por primera vez en este proceso electoral.

Igualmente resalta que las provincias de Panamá, Panamá Oeste y Chiriquí son las de mayor población.

Por otra parte, el 5 de mayo se renovarán los 1,721 cargos de elección popular, entre principales y suplentes, lo que incluye, además del Presidente y vicepresidente, a un total de 71 diputados de la Asamblea Nacional (AN), 20 diputados del Parlamento Centroamericano, 81 alcaldes, 679 representantes de corregimiento y nueve concejales.

Es evidente que la decisión más importante que debe tomar cada elector al enfrentarse a las urnas el próximo domingo es cuál de los siete candidatos presidenciales es el mejor para dirigir los destinos del país y enrumbarlo por la senda del crecimiento sostenible y la capacidad de reinventarse en el tiempo, según los ritmos políticos y económicos de una sociedad en permanente búsqueda de un modelo de desarrollo.

Es una decisión personal, sin embargo, vale la pena que como ciudadanos nos tomemos el tiempo para reflexionar sobre los graves problemas que enfrenta el país y evaluar si las propuestas que han presentado cada uno de los candidatos a la Presidencia de la República para enfrentarlos y de qué forma piensan implementarlas.

La lista es larga: Reactivar la actividad económica de forma inmediata, frenar el crecimiento del desempleo, sacar al sector agropecuario de su crisis estructural, afrontar el déficit actual del programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja de Seguro Social (CSS), reestructurar el sistema educativo para elevar su calidad, establecer un sistema de compras que garantice el abastecimiento de medicamentos en la CSS, promover el crecimiento de las exportaciones de bienes agrícolas e industriales y dar continuidad a las inversiones en infraestructura para mejorar la circulación de mercancías y personas a lo largo y ancho del país.

Por eso también es importante no sólo analizar los programas de trabajo que han sometido a la consideración de los ciudadanos los candidatos presidenciales, sino también las hojas de vida de cada uno de los candidatos y determinar si cuentan con la preparación, los conocimientos, la experiencia y los valores necesarios para afrontar el reto de llevar adelante un país que tiene todo para alcanzar su pleno desarrollo económico y social.

Además, no debemos olvidar que tan importante como elegir a la persona más apta para ocupar la Presidencia de la República es definir qué personas tienen las condiciones para ocupar un escaño en la próxima AN, en donde representarán a los electores de sus respectivas circunscripciones con la responsabilidad de proponer y aprobar las leyes que el país requiere para ser cada vez más competitivo y para fiscalizar las acciones de los miembros del Órgano Ejecutivo.

En todo caso, al entrar en la recta final del proceso electoral, el futuro del país estará en manos de cada uno de los ciudadanos con derecho a ejercer el voto, por lo que es de vital importancia que todos asumamos nuestra responsabilidad, pensando siempre en lo mejor para el país y no en nuestros intereses particulares.

También debemos tener claro que el papel de los ciudadanos en la democracia no se limita a ejercer el voto, sino que, además exige una participación permanente, vigilando y demandando a sus representantes en los diferentes cargos de elección popular el cumplimiento de sus propuestas de campaña y tomando las acciones pertinentes para que las autoridades afronten los problemas que enfrenta el país.

Finalmente, debemos asegurarnos de comprender a cabalidad cómo votar en cada una de las cuatro papeletas en las que debemos dejar patente nuestra elección el próximo 5 de mayo.

Porque de nada sirve tomar lo que consideramos como la mejor decisión y sí al momento de votar lo hacemos indebidamente y nuestro voto es anulado.

Editorial
Edición 924
Del 29 de abril al 5 de mayor de 2019

Más informaciones

Comente la noticia