En qué estamos pensando

En qué estamos pensando

Orlando Mendieta C.

omendieta@capital.com.pa

Hoy quiero tratar en el breve espacio dos temas que considero son importantes para el país. Primero quiero referirme  a la planilla estatal. No sé en qué están pensando los que dirigen este gobierno, que en vez de aprovechar la necesidad de la empresa privada por obtener recursos humanos, se han convertido en un competidor de ésta,  nombrando en oficinas públicas lo poco que queda en el mercado.

Es evidente la escasez de mano de obra calificada y el gobierno en vez de aprovechar esta coyuntura y reducir la planilla estatal, está engrosándola. Mucho se ha dicho durante ésta y la pasada década que el aparato gubernamental se debe reducir y dejar en manos del sector privado la generación de empleos. Ya llegó la hora y el gobierno no lo entiende.

Creo que es un momento oportuno para desarrollar un plan de retiro voluntario en el sector público y así  achicar el engranaje gubernamental. De seguro que habría miles acogiéndose al plan y de paso tendrían una oportunidad clara de obtener empleo en el sector privado.

Por otro lado, no termino de entender por qué se empecinan en imponer las máquinas fiscales a los micros empresarios, en especial a los que facturan menos de $36,000 al año. Ahora se tienen que someter  a una auditoría para poder excluirlos. No sé en qué cabeza cabe esta idea, si la mayoría de estas personas no tienen estados financieros ni registros contables.

El interés de recaudar más es correcto, pero irse al extremo en sectores minoritarios no es lo más adecuado, pues a muchos de estos micros empresarios el costo de una máquina fiscal puede representarle la utilidad de un par de meses de negocios.

El Presidente en vez de estar inventando cuentos o diciendo que no dijo lo que dijo, debe pedirle a sus funcionarios que sean más eficientes en el manejo del gobierno.

Los dos temas que hemos tratado son algunos de los verdaderos imperdonables que tendrá que asumir el Presidente Ricardo Martinelli, si no enrumba su gobierno por mejores caminos.

Le quedan pendientes la educación, la salud y la seguridad que si continúan al ritmo que van no habrán hecho nada por mejorarlas en su administración.

Este país no se puede centrar en comentarios de twitter o la promoción de jumbo man. Hay otras cosas pasando que también demandan ser atendidas.

Más informaciones

Comente la noticia