En Trump confiamos

En Trump confiamos

El crecimiento global se acelera, los beneficios empresariales repuntan y los indicadores macroeconómicos sugieren que esta tendencia podría continuar a lo largo del año. En Estados Unidos (EE.UU.), en concreto, la reducción del desempleo y el paulatino aumento de los salarios están dando paso a un incremento del gasto de los hogares y, como consecuencia, a un aumento de la inversión por parte de las empresas.

Mientras tanto, los principales índices bursátiles siguen inmersos en una de las  mayores rachas alcistas en décadas. La pregunta clave es hasta cuándo durará esta tendencia iniciada el día siguiente a la victoria de Trump. Mientras llega la respuesta, los inversores deberán seguir de cerca la evolución de los salarios para valorar las presiones inflacionistas y anticipar la posible reacción de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés).

Su presidenta, Janet Yellen, describió un panorama positivo de la economía y aseguró que sería imprudente esperar demasiado para subir los tipos de interés. Su plan es elevar el precio del dinero hasta tres veces este año. Por cierto, siempre me he preguntado si Yellen hablará de economía con su marido, el premio Nobel George Akerlof. En casa de herrero cuchillo de palo.

Mercados Internacionales

A pesar que la telenovela política estadounidense sigue acaparando gran parte de los titulares, los mercados siguen confiando en Trump. Así lo demuestra que los últimos acontecimientos, potencialmente muy importantes para la política exterior o la seguridad nacional, apenas han incomodado a los inversores.

Las bolsas estadounidenses continuaron  en ascenso con sectores como el tecnológico de nuevo en boga tras sus buenos resultados trimestrales. En cuanto a la renta fija, el rendimiento del bono estadounidense a 10 años retrocede hasta situarse de nuevo en torno al 2,40%.

Respecto a las materias primas, el precio de la onza de oro asciende a niveles cercanos a los $1.245 la onza y el futuro del  petróleo   a marzo retrocede ligeramente hasta cotizar alrededor de los $53 el barril.

América Latina

En un mundo donde aumentan las voces proteccionistas, China y América Latina continúan estrechando lazos. La visita de Xi Jinping a Ecuador, Chile y Perú el pasado mes de  noviembre, la publicación de la segunda estrategia oficial del país asiático para Latinoamérica, y el discurso del mandatario chino en el Foro de Davos así lo demuestran.

Desde 2010, los préstamos del gigante asiático a la región acumulan $123.000 millones, cifra comparable a los otorgados por tres  bancos de desarrollo multilaterales juntos (BID, CAF y Banco Mundial), y esta semana supimos que la inversión directa no financiera de China en América Latina experimentó un crecimiento del 39% en 2016, hasta situarse alrededor de los $30.000 millones.

Mientras tanto, Fitch Ratings ratificó el grado de inversión de Panamá en BBB con perspectiva “estable”. La agencia calificadora prevé un crecimiento por encima del 5% para este año y para el siguiente, apoyado principalmente en la reciente ampliación del Canal. Además, Fitch señala que el daño reputacional causado por los “Papeles de Mossack Fonseca” apenas ha impactado el desempeño macroeconómico del país hasta la fecha.

Esta semana

De cara a esta semana, que comienza con la celebración del President´s Day en EE.UU., destaca la publicación de las últimas actas de la FED.

En América Latina, por su parte, esperamos que el Banco Central de Brasil recorte los tipos de interés 75 puntos básicos.

Francisco Pinillos
Portfolio Manager
MMG Bank Corporation
francisco.pinillos@mmgbank.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias