Energía renovable en hogares panameños

Energía renovable en hogares panameños
Celsia y Grupo Provivienda desarrollan en el proyecto La Hacienda residencias con soluciones fotovoltaicas| Archivo

Los panameños incorporan energías renovables a las operaciones empresariales y proyectos residenciales desde hace varios años. Aunque a paso lento la meta de generar espacios amigables con el medio ambiente y reducir hasta donde sea posible la emisión de gases de efecto invernadero, gana terreno en Panamá.

El pasado 28 de septiembre de 2018, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el ministro panameño de Salud, Miguel Mayo, realizó el depósito de la Ratificación de la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal.

La enmienda permitirá a los países del mundo aplicar medidas de control y un calendario de progresiva eliminación de los hidroflourocarbonos (HFC, por sus siglas en inglés). Compuesto utilizado en frigoríficos y aparatos de aire acondicionados que no agota la capa de ozono pero que tiene un alto potencial de calentamiento global.

Panamá con la Ley 87 del 2017 oficializó la nueva enmienda que refuerza el Protocolo de Montreal y que contribuye a los compromisos climáticos con el Acuerdo de París de 2016.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, brinda asistencia técnica a la Unidad de Ozono del Ministerio de Salud, con la meta de lograr una reducción del 35% de la línea base del consumo de estos compuestos para el año 2020.

Panamá, a través del Comité Nacional de Cambio Climático (Conaccp), apoya la iniciativa global de frenar el calentamiento de la Tierra y que también asesora ONU Medio Ambiente.

A su vez, el proyecto de desarrollo del mercado de calentadores solares de agua en Panamá inició en julio del 2018 y es liderado por ONU Medio Ambiente y la Secretaría Nacional de Energía.

El proyecto dotará de calentadores solares de agua, 100% donados, a siete hospitales públicos del país: Edificio de maternidad del Santo Tomás, Hospital San Miguel Arcángel (San Miguelito) Nicolás Solano de La Chorrera, Anita Moreno en Los Santos, Cecilio Castillero y Minsa-Capsi de Chitré (Herrera) y Hospital José Domingo de Obaldía en Chiriquí.

La gerente del Proyecto de desarrollo de calentadores de agua de ONU Medio Ambiente, Rosilena Lindo manifestó que colaboran con el asilo de anciano Los Años Dorados, con el Centro de Educación Infantil de Pedregal y con Panamá La Viaja, con el objetivo de demostrar que la tecnología funciona en diferentes sectores.

La meta del proyecto que tiene dos años y medios de duración es reducir alrededor de 100,000 toneladas de CO2 y construir 16,600 metros cuadrados (m2) de tecnología solar térmica que representa un ahorro estimado en más de $15 millones anuales y dejar de utilizar tres termo eléctrica como la que existe en La Chorrera.

Por su lado, Celsia y Grupo Provivienda, desarrollan en el proyecto residencial La Hacienda, ubicado en Vacamonte, distrito de Arraiján (Panamá Oeste), construcciones con soluciones fotovoltaicas.

El presidente de Celsia, Ricardo Sierra en la puesta en marcha del desarrollo a finales del 2018 expresó que “este es el resultado de una alianza que une objetivos comunes para hacer realidad la implementación de soluciones de energía innovadoras, ágiles y confiables al alcance de todos. Estas familias tendrán energía renovable a muy bajo costo”.

Mientras el presidente de Provivienda, Federico Salazar, comentó que la empresa que preside “quiere ser parte de la solución al cambio climático con ejemplos como este: Viviendas de interés preferencial con paneles solares. Primer proyecto de este tipo en Panamá que implementa esta solución. Nuestro cliente tendrá ahorros en su cuenta eléctrica mensual y nuestro país ganará al estar reduciendo de manera importante las emisiones de CO2 o huella de carbono”.

Casas inteligentes
Otro concepto que ha ingresado a la oferta residencial del país, es la del salvadoreño Grupo Roble con el proyecto Gardens Residencia & Club: Casas inteligentes que conlleva el manejo automatizada del sistema eléctrico, audio y de seguridad de la residencia ya sea a través de comandos de voz o a través de un App.

El representante de la empresa Signo, Daniel Agüero, encargada del desarrollo del sistema comentó que “estas posibilidades no solo hacen nuestra vida más cómoda y fácil, sino que también impacta directamente en el ahorro energético”.

“Gracias al App, si estamos en nuestra oficina y se hace tarde y queremos encender las luces de nuestra casa desde donde estamos, es posible. Igual es posible programar encendidos y apagados diarios si nos vamos de vacaciones”, dijo la gerente de Comercialización y Mercadeo de Viviendas de Grupo Roble, Karitza Santamaría.

Gracias al reconocido dispositivo Alexa y su enlace con los interruptores Lutron inteligentes con instrucciones en español y su conexión a una bocina, se puede disfrutar de música en casa, solicitándole la canción, subir y bajar el volumen o simplemente dejar de tocar.

El sistema también aplica a la seguridad y acceso a la residencia. El cerebro está conectado a las cerraduras de las puertas exteriores, las cuales se pueden activar de forma remota. La cerradura va acompañada de un panel numérico en el cual cada miembro de la familia, con su código personal, manejará su acceso a la residencia, explicó Grupo Roble.

Golf Gardens Residences & Club se desarrolla en 32 hectáreas, ubicada en el área Norte de la Ciudad de Panamá.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias