Enmienda al Convenio Solas: Una de cal y otra de arena

Enmienda al Convenio Solas: Una de cal y otra de arena

Implicará oportunidades de negocio para unos y perjuicios para otros

Port of Freeport Grand Bahama Island with many Containers ships coming in and out of port filled with cargo and tugboat assistance

Este 1 de julio de 2016 entrará a regir de forma obligatoria en todo el mundo la nueva enmienda del Convenio Solas, que obliga a verificar la masa bruta del contenedor antes de ser embarcado al buque.

La puesta en marcha de esta regulación no se espera que sea retrasada, por lo tanto, todas las partes interesadas en la industria marítima deben estar preparadas para los desafíos que implica esta regulación. En el caso de terminales, almacenes y recintos logísticos, esta modificación representa una oportunidad de proporcionar servicios adicionales que podrían generar nuevos ingresos con cargo a sus clientes para operaciones relacionadas con el envío de unidades de exportación, subraya un documento de la Comisión Económica para América Latina  y el Caribe (Cepal) elaborado por Ricardo Sánchez y Melissa Villarroel.

El documento analiza el panorama que se presenta para la comunidad global de puertos en relación con esta nueva regulación, debido a la inversión en infraestructura para la instalación de dispositivos de peso calibrados, esta operación puede derivar en cuellos de botella inesperados en las puertas de las terminales, generando retrasos en las operaciones y afectando la productividad.

Si una terminal invierte en balanzas y ofrece este servicio a las líneas de navegación, podría dar lugar a un ingreso extra para la terminal. Sin embargo, la compañía naviera se recuperará de este costo de alguna manera, ya sea mediante un aumento de los fletes o mediante cargos adicionales relacionados, que serán transferidos a la cadena productiva y logística, reflejándose en los costos de producción final que serán pagados desde el productor hasta el cargador.

La Organización Marítima Internacional (OMI) está tratando de restringir declaraciones inexactas con esta modificación al Convenio Solas. De acuerdo con esta regulación, los cargadores son responsables de obtener y verificar la información a través de la firma electrónica o el uso de su nombre en letras mayúsculas, procedimiento que debe repetirse para cada contenedor que los transportistas quieren cargar a bordo.

Algunos países han propuesto que el margen aceptable de error no debe ser mayor del 5% del peso declarado, incluyendo discrepancias que puedan surgir debido al desgaste y rotura de un contenedor o las reparaciones realizadas a la unidad, así como las diferencias que se producen debido a los envases o el relleno dentro del envase.

Según el documento de la Cepal, los costes de transporte son un factor crucial para la capacidad de un país para participar en el comercio mundial y en última instancia en la competitividad de las exportaciones del país. Un aumento del 10% en los costos de transporte puede reducir el volumen de exportación en más de 20%.

De acuerdo con JOC.com, Maersk Line, la línea de transporte marítimo con la mayor cuota de mercado en todo el mundo, lamenta la falta de directrices oficiales y dijo que es crucial que las autoridades locales tracen las directrices de una manera oportuna, clara y consistente, teniendo en cuenta el control de las jurisdicciones nacionales.

Michell De La Ossa Prieto 
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia