Ensa tiene en registro siete patentes vinculadas con eficiencia energética

Ensa tiene en registro siete patentes vinculadas con eficiencia energética
La investigación fue el resultado del esfuerzo colaborativo con CAF, Senacyt y la UTP| Archivo

Hace un año Ensa (Elektra Noreste, S.A.) empresa de distribución de energía eléctrica, fue invitada por CAF -Banco de Desarrollo de América Latina– y la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) a participar en el llamado programa acelerado de patentes tecnológicas.

La propuesta recibió inmediata acogida y, en dos etapas, Ensa participó con 10 profesionales quienes, a su vez, generaron ideas novedosas que hoy se traducen en siete iniciativas patentables, en proceso de registro ante la Dirección General de Registro de la Propiedad Industrial (Digerpi) y el Tratado de Cooperación de Patentes (PCT, por sus siglas en inglés), con lo cual se garantiza el resguardo intelectual en Panamá y en los 152 países integrantes del PCT. 

El ingeniero Mario Naranjo, vicepresidente de Planeación y Mercados de Ensa, explicó que estas iniciativas patentables están alineadas con la eficiencia energética.

Nuestro compromiso es que la gente pueda lograr un uso más racional de la energía, acceso a tecnologías eficientes y un empleo masivo de estos productos por parte del cliente local e incluso de otras geografías”, destacó.

En la actualidad, como los proyectos se encuentran en registro no pueden ofrecer mayores detalles porque se correría el riesgo de perder el carácter de patentable. Apenas culmine el procedimiento, revelarán los alcances.

Señalar que, además de la CAF (apoyo en estructura metodológica y de conocimiento) y Senacyt (patrocinador del proyecto con aportes económicos), se sumó a este esfuerzo colaborativo la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), institución con la cual Ensa tiene un memorando marco de cooperación que permite, entre otros aspectos, realizar los estudios, las pruebas de prototipado, el desarrollo del producto mínimo viable y la estrategia de comercialización de estos conceptos.

Destacó Naranjo que “desde Ensa, aparte de la propiedad intelectual, aportamos información, acompañamiento para los estudios, asignación de recurso humano clave y toda la gestión del proyecto”.

Una vez concluya el registro de las siete patentes, se procederá a su desarrollo, empleando los laboratorios y la infraestructura de la UTP.
La etapa final comprende la comercialización  a cargo de Ensa, “pero posiblemente implique buscar apoyo y colaboración de otras entidades que quieran acompañarnos en el proyecto”, dijo Naranjo.

Enfatizó que “en Ensa estamos satisfechos de los resultados de esta vinculación de distintos sectores y estamos convencidos que el esfuerzo entre diferentes entidades públicas y privadas es mucho más potente que el esfuerzo individual que pueda hacer cada organización”.
__________________________________________________________________________
Notas relacionadas:

>>>Construir con eficiencia energética, el nuevo reto de Panamá

La energía renovable puede congelar la factura eléctrica
___________________________________________________________________________

En otro aporte del sector privado al desarrollo de las energías limpias, destaca el trabajo de La Casa de las Baterías. Manuel Giménez, gerente de la División de Energía de la empresa, se refirió al proyecto de instalar estaciones de carga para vehículos verdes en sus sucursales.

Informó que hay personas interesadas en adquirir autos eléctricos y también las empresas panameñas están sumadas a la tarea de renovar sus flotas vehiculares, sin embargo, existe temor ante la falta de infraestructura para recargar, por lo que estas estaciones ayudarían a sumar aliados a la causa verde al garantizar el suministro confiable.

La mayoría de los autos eléctricos aceptan la carga lenta o tipo residencial como si se tratara de un celular (se deja conectado en la noche) y, en promedio, permite circular hasta dos días”.

La carga rápida recupera en una hora el 80% de la energía de la batería. Esta modalidad opera con estaciones de recarga situadas en espacios públicos como un centro comercial o en hoteles.

En el caso de los cargadores súper rápidos, replican el modelo de las estaciones de combustible y en 15 minutos el vehículo está listo para continuar su trayecto.

Eric Orlich, presidente de la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica,  quien visitó Panamá  recientemente para participar en el X Simposio Industrial y de Energía del SIP, comentó que funcionan como una organización de usuarios con el fin de promover el desarrollo de la movilidad eléctrica y trabajan para representar los intereses de los usuarios y servir de intercambio de conocimiento.

En 2016 ingresaron a ese país 21 autos eléctricos; en 2017 la cifra alcanzó los 47 y esperan cerrar el 2018 con 250 autos verdes”.

“Es un auto con cero emisiones, se carga rápido, no tiene vibraciones y es de alta potencia. Si una persona gasta en la actualidad $200 en combustible, solo invertirá $40 en electricidad”, destacó Orlich, quien agregó que en el caso del mantenimiento, son $500 anuales en el sistema tradicional contra $100 en el caso del auto verde”.

En 2018 se venderán en el mundo dos millones de autos eléctricos y se estima que antes del 2030 todos los autos comercializados serán eléctricos.

Costa Rica cuenta con la Ley de Incentivos al Transporte Eléctrico, que exonera de impuestos por concepto de importación de unidades, repuestos y equipos para ensamblaje.

En Panamá, desde el 1° de enero de 2018, comenzaron a regir los incentivos para la importación y venta de vehículos eléctricos o híbridos (combustión y electricidad), con un Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) del 5%.

Violeta Villar Liste
violetavillarliste@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL