Entidades agropecuarias empiezan a coordinar acciones

Buscan implementar la Ley de Trazabilidad

Cow Milking

inicios de la actual administración se lanzó el  Pacto Nacional por el Agro, que establece medidas a corto y mediano plazo para recuperar la actividad agrícola y ganadera.

El ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida),  Jorge Arango,  dijo que el primer paso fue rescatar todas las instituciones vinculadas al sector agropecuario, para evitar, entre otras cosas, que el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) siguiera siendo el mayor enemigo del productor, ya que había pasado a convertirse en un Instituto de Importación. Mientras que los directores del Instituto de Seguro Agropecuario (ISA) no  mantenía relación con los ministros de turno.

Así  estaban todas las instituciones, por lo que la primera tarea que nos impusimos fue integrar todas las entidades y entender que el problema que tenemos es garantizar los alimentos al país, destacó el funcionario.

Entre los proyectos que tiene por delante el Mida, se incluye la implementación de la Ley de Trazabilidad Pecuaria, en donde se deberán colocar un chip a  1,7 millones de reses, un proyecto que ya ha iniciado, pero del que queda mucho por hacer y según Arango será una  sus de sus prioridades.

Igualmente se busca implementar la Ley de la Clasificación de la Carne y se invertirán unos $4 millones para mejorar los laboratorios con el fin de lograr que la carne panameña pueda ser exportada a Estados Unidos.

También se incluye la restauración y equipamiento del Instituto Nacional de Agricultura (INA), que representa una inversión de $22 millones en los próximos  cinco años.

Igualmente  el calendario de proyectos, incluye  la construcción de varios sistemas de riego en la provincia de Chiriquí y Coclé, que permitirán llevar agua a unas  550 hectáreas, para lo cual invertirán  $60 millones.

Las autoridades del Mida pretenden que las cadenas agroalimentarias sean reguladas por Ley, con el fin de evitar que la manipulación que se registró durante la pasada administración se repita, ya  que aprobaban  importaciones sin tomar en cuenta los acuerdos que se habían alcanzados en las cadenas.

En este periodo legislativo, también debe tratarse el tema de la nueva Ley de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), que fue vetada parcialmente.

El administrador de la Auspa,  Yuri Huerta, dijo que es necesario establecer los mecanismo legales que permitan garantizar la seguridad alimentaría, sin que el país pueda quedar aislado.

Huerta indicó que de las 7.000 licencias de importación, el número se redujo a 3.500, debido a que  no cumplían con la Ley y en algunos casos no contaban con recintos donde almacenar  la mercancía.

Para este año se importarán 1,9 millones de quintales de arroz, 1 millón serán traído al país por los molineros y unos 900.000 quintales por el IMA, para las diferentes ferias, todos en cáscaras para ser procesados localmente.

El presidente de la Unión de Consumidores de la República de Panamá, (Uncurepa), Pedro Acosta, señaló que lo que se necesita es establecer   políticas de Estado a largo plazo, más allá de los periodos presidenciales.

Indicó que urge dotar de recursos a los productores, para poder garantizar la soberanía alimentaria y no depender de los mercados internacionales. 

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL