Entregan viviendas a familias damnificadas de los huracanes Eta e Iota

Entregan viviendas a familias damnificadas de los huracanes Eta e Iota

Durante una gira de trabajo comunitario a Chiriquí, como parte de la ejecución del Plan Colmena, que sienta las bases para combatir la pobreza y la desigualdad, el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, entregó 128 viviendas a familias que resultaron damnificadas a causa de los huracanes Eta e Iota, el año pasado, en esta provincia.

Con sus nuevas viviendas, estas familias dejan atrás la pesadilla que vivieron en el mes de noviembre de 2020 y empiezan una nueva etapa, donde disfrutarán de un hogar seguro por intermedio del Programa Transformando Vidas, que ejecuta el Ministerio de la Presidencia.

Los beneficiados pertenecen a los corregimientos de Baco, en Barú; y Nuevo México, en Alanje.

En el albergue de la comunidad de Nuevo México, en Alanje, donde la mayoría de sus habitantes son de extrema pobreza, el presidente Cortizo Cohen entregó, de forma simbólica, 20 de certificados de unidades habitaciones (de un total de 60) a las familias que reciben su nueva vivienda.

En compañía del ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), Rogelio Paredes, el presidente entregó una de estas casas al señor Carlos Eduardo Baúles, de 23 años, y a su esposa Marcela Aguirre, de 31, y sus cuatro hijos, todos menores de edad.

El mandatario manifestó sentirse orgulloso de poder cumplir con los que más necesitan, principalmente con estas humildes familias que fueron afectadas por los dos huracanes que azotaron el país.

Por su parte, el ministro Paredes explicó que las viviendas fueron construidas sobre rellenos de un metro de altura para que, de darse otro fenómeno atmosférico en el futuro, no sufran inundaciones.

Mientras que, en la comunidad de San Valentín, en Baco, el presidente también entregó otros 68 certificados de unidades básicas habitacionales a familias que perdieron sus viviendas tras el paso de los huracanes.

En esta comunidad, en compañía del titular del Miviot el presidente entregó las llaves de su nueva casa a la familia de Daniel Surdo y su esposa Fermina Andrade, ambos de 29 años, quienes tienen cuatro hijos, entre ellos Kimberli, una niña de 8 años con parálisis cerebral.

Por intermedio del Programa Transformando Vidas, 68 viviendas afectadas por los huracanes Eta e Iota fueron equipadas, mientras que en la comunidad de Nuevo México otras 60 viviendas también fueron equipadas con un desembolso de $74,791.20.

El ministro Paredes anunció que el Miviot ya avanza en el proyecto de urbanización para 116 familias de los corregimientos de Paso Ancho y Cerro Punta, en el distrito de Tierras Altas, que fueron afectadas por los fenómenos atmosféricos que se presentaron el año pasado.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias