Epidemia de coronavirus podría afectar crecimiento de Panamá

Epidemia de coronavirus podría  afectar crecimiento de Panamá
El descenso en el precio de los metales impactará negativamente las exportaciones de Minera Panamá, S.A.| Archivo

Apesar de todos los esfuerzos que adelanta el gobierno de la República Popular China para contener la creciente epidemia de la nueva cepa coronavirus que comenzó en la ciudad de Wuhan, la rápida expansión de la enfermedad dentro y fuera del gigante asiático, y su impacto en la producción y consumo de bienes y servicios, ha renovado las preocupaciones sobre cómo afectará las perspectivas de crecimiento económico tanto a nivel mundial como en Panamá, especialmente si se toma en cuenta que podría afectar actividades claves para el desempeño económico de nuestro país como son la minería, el turismo y el tránsito de mercancías por el Canal de Panamá.

De acuerdo con un análisis de la calificadora de riesgo Moody’s Investors Service (Moody’s) , las ondas macroeconómicas del brote de coronavirus serán de gran alcance, toda vez que, mientras el efecto primario de la enfermedad está en la salud humana, el riesgo de contagio está afectando la actividad económica y financiera a nivel mundial.

Por sector, dice Moody’s, el coronavirus probablemente tendrá el mayor impacto negativo en bienes y servicios, específicamente en sectores dentro y fuera de China que dependen de los consumidores chinos y productos intermedios.

No obstante, la calificadora espera que el brote tenga un impacto temporal en la economía de China y que el crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) de ese país se mantenga en línea de su previsión de 5.8% en 2020, aunque aclaró que la composición del crecimiento probablemente cambiará, debido a una disminución del consumo del primer trimestre, potencialmente compensado por las medidas de estímulo que serán aplicadas por el gobierno chino.

Un ejemplo del impacto que esta situación tendrá en los mercados internacionales, ha sido la caída de los precios de productos básicos como el petróleo y los metales. Esto incluye el precio del cobre, considerado como un barómetro de la economía global debido a su alta correlación con los cambios que esta puede experimentar, el cual ha caído de $2.59 por libra a fines de enero, a $2.45 por libra en este momento.

Se trata de una mala noticia para Panamá ya que según las estimaciones de la firma de asesoría económica Indesa, las exportaciones de cobre de la empresa Minera Panamá, S.A. que, en su momento, se estimaron alcanzarían un valor anual de $2,000 millones, son indispensables para lograr la reactivación económica del país pues pueden impulsar el crecimiento del PIB en hasta un 1.0%.

Felipe Chapman, socio director de Indesa, señaló en su momento que las proyecciones de crecimiento de la firma se ubican en torno al 4.1% anual, pero esta estimación podría variar en dependencia del desempeño de tres sectores vitales para la exportación de bienes y servicios del país como lo son el Canal de Panamá, el turismo y la minería, más específicamente las exportaciones de cobre principalmente, que dependen fundamentalmente de la fortaleza de demanda global, aunque destacó que este año lo que “va a mover la aguja” del crecimiento serán precisamente las exportaciones de cobre.

“Si no se materializan esas exportaciones de cobre, muy probablemente vamos a enfrentar un resultado que puede variar el crecimiento tanto como un punto porcentual, es decir, el peso relativo que tienen (las exportaciones de cobre) para los niveles de crecimiento es muy importante”, enfatizó.

Chapman señaló también que no debemos olvidar que de cada $1.00 que recibe el Gobierno, entre $0.20 y $0.25 provienen del Canal de Panamá, lo que significa que cualquier situación que pueda afectar los ingresos de la vía acuática impactará directamente sus aportes a las arcas estatales, lo que podría llevar a las autoridades a reducir el gasto público, a rebajar el presupuesto de inversiones o aumentar los impuestos.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, explicó que tras el inicio de operaciones de la mina Cobre Panamá, ubicada en Donoso y operada por Minera Panamá, S.A. (First Quantum, Ltd.), las exportaciones de concentrado de cobre, hasta septiembre de 2019, alcanzaron un valor de $255 millones, un crecimiento de 100% respecto al mismo período del año anterior, y confirmó que se espera que el envío de este metal a los mercados internacionales incrementará el crecimiento del PIB de Panamá en 1%, pronóstico que en este momento está en tela de juicio.

En tanto, el embajador de la República Popular de China en Panamá, Wei Qiang, informó que debido a las restricciones impuestas por Estados Unidos (EE.UU.) a los vuelos procedentes del gigante asiático, la aerolínea Air China se ha visto obliga a suspender temporalmente la ruta entre las ciudades de Beijín y Panamá, ya que  hacía una escala técnica en la ciudad estadounidense de Houston.

Según el jefe de la delegación diplomática china, su país está haciendo todo lo posible para contener la expansión del coronavirus, pero admitió que es una situación muy delicada porque se trata de una nueva cepa de coronavirus para la cual los seres humanos no cuentan con defensas, lo que lo hace muy peligrosa, ante lo cual el gobierno y el pueblo chino están en pie de guerra contra esa enfermedad para lo cual es vital reducir los contactos con las personas de la ciudad de Wuhan donde se originó, restringiendo la movilidad de 41 millones de personas , en  13 ciudades en total.

Respecto a las relaciones comerciales entre Panamá y China, el embajador Qiang destacó que por el momento lo único que se ha visto afectado es la conexión aérea entre ambos países, más no las exportaciones de productos panameños al mercado chino ni las exportaciones chinas hacia Panamá.

Sin embargo, otro ejemplo de cómo la epidemia de coronavirus puede impactar la actividad económica en Panamá, es la decisión del Grupo Wendys, S.A. de postergar temporalmente la celebración la feria de calzados Expo Trend Shoes Summer 2020, programada para los días 10, 11 y 12 febrero en el Centro de Convenciones Atlapa, debido al retraso, cierre de vuelos y medios de carga internacionales.

“Este lamentable e imprevisto suceso ha ocasionado que la mayoría de nuestros expositores no puedan recibir las muestras de temporada que exhibirían en sus stands durante la Feria, dado que gran cantidad de dichos productos provienen de Asia”,  explicó en un comunicado Patricia Manzano de Kadadihi, gerente general del Grupo empresarial.

Por su parte, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) y la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) anunciaron que Expocomer 2020, la feria comercial más importante del país, programada tradicionalmente para el mes de marzo, se llevará a cabo del 3 al 6 de junio de 2020 y tendrá como escenario el nuevo Panamá Convention Center en Amador, infraestructura ubicada estratégicamente en el área turística en las riberas del Canal de Panamá.

Según Jorge Juan de la Guardia, presidente de la Cciap, “por encima de todo está la salud y el bienestar de cualquier ser humano, por lo que damos seguimiento tanto a las medidas y recomendaciones brindadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como por nuestras autoridades el fMinisterio de Salud”.

Claro que no todo es negativo ya que una menor demanda de materias primas implica una caída en los precios del petróleo y por tanto precios más bajos en transporte, energía y producción agrícola e industrial.

De hecho, esta semana el precio del petróleo ligero de Texas (WTI, por sus siglas en inglés), de referencia para Panamá, se situó en $46.61 por barril, ubicándose por debajo de la barrera psicológica de los $50.00 por barril, comportamiento que no sucedía desde hace un año.

Pese a lo complejo de este contexto, el jefe de Misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Santos, quien visitó la semana pasada nuestro país para conocer la situación de las finanzas públicas, aseguró que este organismo tiene confianza en que el crecimiento económico de Panamá se mantendrá este año 2020 como uno de los más importantes de Latinoamérica.

Aunque para Moody’s, todavía hay un alto nivel de incertidumbre en torno a la duración e  intensidad del brote de coronavirus, por lo que la calificadora de riesgo adelantó que revisará sus pronósticos macro a medida que evolucionen las condiciones.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia