Es la hora crítica de Internet banda ancha

Costa Rica debe cerrar sus brechas internas

conexiones

En Internet de banda ancha, Costa Rica sigue a la zaga de buena parte de los países de la región y de las economías desarrolladas, y se encuentra en el momento crítico para realizar los cambios necesarios para mejorar su competitividad con servicios y redes de acceso de alta velocidad.

La penetración de Internet de banda ancha ha aumentado en los últimos años. Sin embargo, existen importantes retos, reconoció el viceministro de Telecomunicaciones, Emilio Arias.

La tarea no se limita a responder a la creciente demanda en consumo de contenidos y servicios digitales. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) insiste en que el aumento de 10% en la penetración de banda ancha incrementa hasta 1,4% el Producto Interno Bruto (PIB), la productividad, la generación de empleo y las exportaciones, ya que más empresas pueden vender y atender clientes mediante Internet.

Ubicación

La apertura del mercado de telecomunicaciones, la explosión en el uso de datos móviles y el deterioro de varios mercados augurarían que Costa Rica habría avanzado en banda ancha.

Lo hizo pero levemente, sin mejorar la posición competitiva global del país.

Según datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) desde el 2012 la penetración de banda ancha creció 24% en Internet fijo y 116% en móvil.

Así en el 2013 los enlaces fijos alcanzaron a 10% de la población (habría aumentado a 11% en 2014) y el móvil a 67%. Sin embargo, al considerar las conexiones mayores de 2 Mbps la penetración se desploma a 4% y 6%, respectivamente.

Un reciente informe del BID advirtió sobre el rezago regional: En los 34 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) hay ocho veces más conexiones que en América Central.

De Costa Rica, el documento afirma: El nivel de adopción, uso y velocidad de banda ancha en Costa Rica está en el promedio o por debajo del promedio con respecto a América Latina.

La velocidad de acceso en los hogares es baja, pero es buena en las instituciones públicas que tienen acceso y hay una brecha importante en la penetración entre regiones debido a diferencias sociodemográficas y en pequeñas empresas.

El informe advierte que el país tiene un bajo nivel de competencia, pues solo en 118 distritos operan más de tres proveedores, mientras en 177 distritos solo opera uno, y en 88 no hay presencia de ninguno.

El diagnóstico está en línea con otros reportes y estadísticas. Una simple comparación con países más avanzados refleja un rezago considerable, afirmó Guy de Téramond, exministro de Ciencia y Tecnología.

El Índice de Desarrollo de Banda Ancha (Idba), del mismo BID, muestra que, a la fecha, Costa Rica ocupa el sitio 12 en América Latina.

Según ese índice, en 2012, Costa Rica fue el número 48 entre 63 países, incluyendo a los miembros de la Ocde, un grupo al que el país pretende ingresar.

Las brechas con los integrantes de la organización incluyen rubros como computadoras en hogares (diferencia de 25 puntos) y en penetración de banda ancha (más de 15 puntos), según un estudio del BID. Además, en el país, en 2012, había que dedicar más del doble de los ingresos en pagar servicios de banda ancha fija que en la Ocde.

Costa Rica no solo debe correr para alcanzar a otros países, también debe cerrar sus brechas internas. La penetración de banda ancha era de 15% a 20% en siete cantones (como Montes de Oca, Escazú y Belén), mientras en San Rafael de Heredia, Goicoechea y Santa Cruz era de un 8%, según datos del BID.

Información más actual (2014) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos confirman las diferencias sociales y geográficas.

Un 61% de los hogares urbanos tenían Internet, mientras que en la zona rural el porcentaje cae a 39%. El 83% de los hogares de más ingresos tenían enlaces, cuando la penetración es de un 30% de lo hogares en el quintil de menos recursos.

Costa Rica también aparece en el puesto 12 de la región en el ranking del último trimestre del 2014 de Akamai, firma que monitorea el estado de la Web en 239 países y regiones, por la velocidad de las conexiones a Internet y al considerar los enlaces de más de 4 Mbps. Sin embargo, somos 94 y 90 a nivel global en esos mismos rubros.

Una situación similar se ve en el índice de Ookla (firma creadora del SpeedTest que verifica la velocidad de un enlace). Al estudiar la media de la velocidad de las conexiones, el país está en el duodécimo puesto en el continente, pero el 149 entre 202 países. En móvil, la situación es preocupante: 18 en América y 108 de 114 países.

Entre tanto, a nivel mundial hay un acelerado avance en banda ancha.

Esfuerzos

En la actualidad en Costa Rica hay ofertas de 10 Mbps en móvil, de 20 o más Mbps en cable módem y de hasta 100 Mbps con Docsis y fibra óptica (aunque algunos de estos servicios con altos precios) derivados de las estrategias de diversificación de los proveedores.

Lo que existe es un esfuerzo de los operadores, señaló Hannia Vega, exviceministra de telecomunicaciones.

Para Víctor García, gerente de regulación de Claro; José Pablo Rivera, gerente de regulación de Movistar; y Adolfo Arias, jefe de la división de infraestructura del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el crecimiento en banda ancha se origina en la apertura, el desarrollo de las redes y la demanda del mercado local. Estos factores también habrían favorecido la actualización tecnológica de los usuarios con sistemas 4G en móvil y de fibra óptica para hogares.

En este último se incluyen los proyectos de Coopeguana-caste, la Junta de Administración de Servicios Eléctricos de Cartago (Jasec), el ICE, American Data y Boomerang Wireless (BW). 

Carlos Cordero Pérez
Corresponsal
Costa Rica

Más informaciones

Comente la noticia