Es la hora de la cordura

Es la hora de la cordura

Manuel Luna G.

mluna@capital.com.pa

Capital

Al país lo han convertido en hervidero político. Los enfrentamientos entre dirigentes de diversos partidos acaparan los titulares de los diarios y los espacios noticiosos de la radio y la televisión. Se trata de un debate que ha dejado en un segundo plano los grandes problemas nacionales.

Los funcionarios y las figuras políticas  ya no se conforman con sacarse los trapos sucios en los medios de comunicación, sino que también los hacen en las redes sociales y en horas laborables, perdiendo un tiempo valioso que debe ser aprovechado para resolver los problemas que realmente preocupan a los panameños, como es la violencia, el costo de la vida, la falta de agua potable y la crisis por la que atraviesa la Caja de Seguro Social (CSS), que es la primera institución de salud del país.

Esto pone de manifiesto que no sólo el gobierno y el presidente Ricardo Martinelli, que sufrió una drástica caída en su popularidad, han sido afectados por esta crisis que se inició con la ruptura de la alianza gubernamental, sino también los panameños de a pie, que ven como sus problemas han sido colocados en un segundo plano, sin que existan planes y estrategias concretas para remediarlos.

La sensatez debe prevalecer entre los políticos, es imperativo que impere la tolerancia, el respeto a las leyes y la institucionalización del país, los panameños no merecen vivir de crisis en crisis, de enfrentamiento en enfrentamiento, que son productos de acciones y medidas improvisadas o carentes de consulta, de las que luego hay que dar marcha atrás.

Mientras la delincuencia va en aumento y el precio de la comida sigue por las nubes, la discusión de los políticos se centra en una presunta grabación ilegal de conversaciones privadas, que ahora resulta que nunca existió.

Un país con Grado de Inversión, que forma parte de los 50 países más competitivo del mundo, requiere de una clase política con mayor nivel de madurez y más comprometida con el bienestar nacional.

Habrá suficiente tiempo para hacer política, cuando lleguen las elecciones, el momento ahora es de  trabajar, de buscar y plantear soluciones los problemas del país.

Más informaciones

Comente la noticia