Escándalo de Mossack Fonseca podría afectar registro de naves

Escándalo de Mossack Fonseca podría afectar registro de naves

Panamá tiene un buen nombre a nivel internacional y categoría A ante la OMI

panama 784

El escándalo generado por el hakeo de información sobre las operaciones de establecimiento de sociedades anónimas en diversas jurisdicciones por parte de la firma forense panameña Mossack Fonseca podría afectar la imagen de Panamá como país en materia de transparencia y llegar a golpear a uno de los negocios más prósperos de la industria marítima, que es el registro panameño de naves, del cual depende miles de puestos de trabajo.

El presidente de la Asociación Panameña de Abogados Marítimos (Apademar), Belisario Porras, reaccionó ante el posible impacto que este escándalo pudiese tener en la Marina Mercante panameña, por considerar que esto podría afectar negativamente, en alguna medida, la percepción de Panamá como marca país, toda vez que la imagen del país está siendo atacada injustamente por poderes económicos poderosos y esto puede exponer de alguna manera la imagen del cliente naviero, debido a su relación con Panamá.

Considero, no obstante, que los armadores tienen bien definidas las diferencias entre el registro de naves y la parte societaria offshore que es la más afectada en este caso, aclaró el abogado.

Porras señaló que, por el momento no ve que el registro de naves de Panamá pueda verse afectado de manera concreta. El registro de Panamá tiene un buen nombre a nivel internacional y seguimos siendo un país categoría A ante la Organización Marítima Internacional (OMI).

Por otro lado, los armadores desde hace ya un tiempo atrás, han preferido usar otras jurisdicción para sus necesidades corporativas (i.e. sociedades tenedoras de activos o propietarias de naves) a parte de Panamá.

Ante el cuestionamiento de que si este escándalo haría que los armadores opten otros registros, Porras respondió que no. A corto y mediano plazo veo más bien posiblemente un reforzamiento en la parte de las reglas del due diligence o know your client a nivel corporativo offshore.

Porras manifestó que a pesar del escándalo, los armadores seguirán usando las sociedades offshore (ya sea de Panamá o de otras jurisdicciones) como instrumentos jurídicos para sus operaciones usuales.

Muchas de las compañías navieras ya son públicas y las sociedades simplemente sirven de vehículos especiales para tanto el traspaso de activos (i.e. una nave) como para el eficiente financiamiento de sus operaciones (hipotecas navales, prenda de acciones).

Por ende, el fin de estas sociedades es bastante limitado y a su vez transparente, explicó el abogado especializado en temas marítimos.

El registro panameño enfrenta fuerte competencia de otras jurisdicciones como Liberia e Isla Marshall y según proyecciones dadas por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), a corto plazo (hasta finales de 2016) se proyectaba inscribir unos 185 buques.

Los principales segmentos de naves que entrarían al registro serían tanqueros (35%), buques de carga seca/pasajeros (34%), buques de carga a granel (25%), buques de explotación mar adentro (5%), pesqueros y misceláneos (1%).

Precisamente, Panamá discute ante el pleno de la Asamblea de Diputados un proyecto de ley que promueve el financiamiento naval y crea un ambiente atractivo para la inversión de entidades bancarias y financieras. Esto traería como resultado la creación de empleos, así como una importante contribución que fomentaría el crecimiento del sector bancario.

Michell De La Ossa Prieto 

Más informaciones

Comente la noticia