Esfuerzos del Gobierno para estimular la confianza entre empresarios, inversionistas y emprendedores comienza a rendir frutos, asegura el MEF

Esfuerzos del Gobierno para estimular la confianza entre empresarios, inversionistas y emprendedores comienza a rendir frutos, asegura el MEF

El viceministro de Finanzas, Jorge Almengor, expresó que el Gobierno Nacional ha creado leyes como políticas públicas orientadas a impulsar la confianza de los empresarios, inversionistas y emprendedores a través de garantías, financiamientos e incentivos fiscales y así fortalecer la reactivación de los sectores productivos del país, afectados por la pandemia coronavirus (COVID-19), lo cual ha comenzado a rendir frutos, lo que se evidencia con el incremento paulatino y sostenido de las recaudaciones fiscales.

Almengor destacó que al 31 marzo de este año se contaba con “una perspectiva de ingresos corrientes de 34% por encima de lo que teníamos presupuestado”, aunque admitió que “la sostenibilidad de esta tendencia va a depender del control adecuado de la pandemia”.

Explicó que en el mes de enero se recaudó en concepto de Impuesto de Transferencia de Bienes, Muebles y Servicios (Itbms) unos $22.5 millones, en marzo $47 millones, y en el mes de abril al menos $55 millones, resultando en un crecimiento sostenido mensual de aproximadamente 38%, lo que indica que el consumo está teniendo un impacto positivo como resultado de la estrategia de gobierno de controlar la pandemia de COVID-19 mitigando la reproducción del virus a través de controles de bioseguridad y el proceso de vacunación.

Almengor dijo que el proceso de vacunación contra el COVID-19 “nos va a permitir continuar la reapertura y regresar a las actividades económicas y comerciales como las conocíamos antes de la pandemia, pero debe ser de manera sostenida, para no tener que regresar a la situación anterior y, eso obviamente depende en gran medida de que la ciudadanía continúe tomando las medidas de bioseguridad”.

Por ello el gobierno nacional ha comprometido al menos $104 millones para la adquisición de 9.2 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 de distintas casas farmacéuticas, para al menos 4.6 millones de personas.

“Lo principal para nosotros en el momento de la pandemia, fue asegurar los recursos necesarios para poder hacerle frente al control sanitario, por eso se hizo la restauración dinámica del presupuesto el año pasado 2020 por $2,000 millones, y así abrir espacio a las necesidades de insumos médicos y de personal de salud, sin perjuicio de atender las otras necesidades de gasto recurrentes”, recalcó Almengor.

Finalmente, el viceministro de Finanzas, dijo que “la caída de 18% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, representa una pérdida material importante de la capacidad productiva del país, sin embargo, las proyecciones para este año y para el 2022 son bastante optimistas, no solo de parte de nosotros sino también de las agencias calificadoras, analistas internacionales, el Fondo Monetario Internacional, por ejemplo, estimando que para este año el país debe estar creciendo 9.9% y el Banco Mundial (BM) manifiesta que dicho crecimiento será del 12%”.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias