Espacio fiscal

Espacio fiscal

BM economia mundial

El espacio fiscal se refiere a la cantidad de libertad que tienen los gobiernos para controlar tanto sus ingresos como sus gastos, define Brettonwoodsproject.org.

Añade, que el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio exigirá que los gobiernos hagan el mejor uso posible tanto de sus ingresos a nivel nacional como de la ayuda extranjera.

La definición del Fondo Monetario Internacional (FMI) para espacio fiscal es el margen que existe dentro del presupuesto público para adjudicar mayores recursos sin comprometer la sostenibilidad financiera de l Estado ni la de la economía.

El Banco Mundial (BM) en la nueva edición de Perspectivas Económicas Mundiales, señala que los países en desarrollo deben reconstruir el espacio fiscal para sortear la contracción del crecimiento, frente a previsiones de exportaciones más débiles, el alza inminente de las tasas de interés globales y la sensación de fragilidad del mercado financiero.

A juicio del BM para muchas economías en desarrollo, la baja en el precio del petróleo constituye una buena oportunidad para hacerlo. Pero a la vez, advierte que los países con alta inflación o deuda interna tienen pocas alternativas en materia de políticas públicas para enfrentar una posible contracción.

Una de las conclusiones clave del análisis es que en los países que han aumentado la deuda y el déficit en comparación con los niveles previos a la crisis, cada dólar fiscal gastado apoyará actividades que contribuyan al consumo e impulsen el ingreso nacional en aproximadamente un tercio menos que en el periodo previo a la crisis financiera global.

Debido a que el llamado efecto multiplicador fiscal ahora es más débil en muchos países en desarrollo, estos deben reconstruir su presupuesto a mediano plazo a un ritmo que estará determinado por las condiciones específicas de cada país.

Para el vicepresidente superior del BM,  Kaushik Baser  como es probable que el petróleo se mantenga barato durante un tiempo, los países importadores deberían reducir o incluso eliminar los subsidios a los combustibles y reconstruir el espacio fiscal necesario para llevar a cabo esfuerzo de estímulos en el futuro.

La recuperación de las reservas fiscales brindará el espacio necesario para apoyar la actividad en épocas de estrés económico. En este momento, la necesidad de contar con reservas fiscales adicionales es mayor, puesto que las perspectivas de crecimiento son inciertas, hay escasas alternativas en materia de políticas y posiblemente, condiciones financieras más ajustadas en todo el mundo, comentó por su parte, el director del Grupo de Perspectivas de Desarrollo del BM, Ayhan Kose.

Panamá es una economía que ha logrado un extraordinario crecimiento en la última década y tiene como retos reducir los niveles de pobrezas del país. Convertir el crecimiento económico en desarrollo. Panamá, como un país en desarrollo debe tomar notas de las conclusiones de la investigación del BM.

Panamá ha recibido varios préstamos del BM con el objetivo de apoyar los esfuerzos por mejorar la recaudación y gestión fiscal, la transparencia y la eficiencia de los programas sociales. En 2013 recibió $100 millones para aumentar la eficiencia de programas sociales, tales como: Beca Universal, Red de oportunidades y $100 a los 70.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia