Espacios de trabajo compartido empiezan a tomar forma

Espacios de trabajo compartido empiezan a tomar forma

TRABAJO

¿Siente la necesidad de ir a la playa, pero lo convocaron a una reunión? ¿Puede teletrabajar, pero no quiere quedarse en su casa? ¿Su Pyme necesita más espacio?

Estas son algunas de las necesidades que resuelven los espacios colectivos de trabajo, conocidos como sitios de coworking.

Ofrecen oportunidades en dos sentidos. Para usted como inversionista, si tiene el espacio y saben cómo atraer a la comunidad adecuada. Pero también para los emprendedores y dueños de empresas (Pymes), que requieren espacio para trabajar y para generar interacciones de negocios.

El diario  The New York Times describe esta tendencia como espacios para quienes necesitan más que un café, pero menos que una oficina.

Ese crecimiento se podría experimentar en el país en los próximos años, pero mientras tanto, proyectos como el de Leona Abrahao se abren camino.

Esta expatriada abrió, en 2015, The Beach Office: Tamarindo Coworking, y está construyendo su comunidad base. Además de su convencimiento personal sobre los beneficios del trabajo en grupos, vio oportunidad en un mercado específico: los viajeros.

Hay una creciente cultura de un estilo de vida más nómada, de la cual Costa Rica y Tamarindo, podrían beneficiarse realmente. Al tener un espacio de coworking , Tamarindo puede convertirse en un hot spot para los profesionales creativos e, incluso, comenzar a fomentar la innovación y el progreso, asegura.

Una figura más cercana al alquiler tradicional es la que presenta Plaza Roble, con su inversión de $5 millones en remodelación, sobre todo, de espacios de uso colectivo.

Jéssica   I. Montero Soto
Corresponsal
Costa Rica

Más informaciones

Comente la noticia