España: PSOE gana elecciones, PP pierde escaños y la extrema derecha consigue espacio

España: PSOE gana elecciones, PP pierde escaños y la extrema derecha consigue espacio
Esta seria la tercera elección nacional de España en cuatro años. Al cierre de las urnas, ya se registaban los niveles de participación más altos en los últimos años| Cortesía

Entrada la noche, hora local, y con el 93% de los votos contados, el partido socialista del presidente español, Pedro Sánchez, ganó las elecciones legislativas de este domingo con 122 escaños.

Según los resutados oficiales, al PSOE le sigue el partido conservador de Pablo Casado, Partido Popular, con 65 escaños. El partido de centroderecha Ciudadanos consiguió un 57 escaños, el partido de izquierda Podemos consiguió 42 representantes y el partido de ultraderecha Vox unos 24.

A pesar de la ventaja de los socialistas, su participación en el voto estaba lejos de una mayoría parlamentaria, por lo que se plantea la posibilidad de conversaciones para formar un gobierno.

Necesitan 176 escaños para la mayoría parlamentaria.

Podemos abrió la puerta a alcanzar un pacto con los socialistas, y su líder, Pablo Iglesias, volvió asegurar este domingo que trabajará para formar un gobierno de coalisión de izquierda.

Con estos números iniciales, la extrema derecha conseguiría una presencia considerable en el parlamento por primera vez en años. Un contraste con el Partido Popular, que perdió 72 representantes en comparación con la última legislatura.

Esta seria la tercera elección nacional de España en cuatro años.

Al cierre de las urnas, ya se registaban los niveles de participación más altos en los últimos años.

La participación en las elecciones del domingo fue más de un 9% más alta que durante la votación de 2016, especialmente en la región noreste de Cataluña, con dos horas de votación cerradas.

Miembros de una comisión electoral cuentan votos de las elecciones generales del domingo 28 de abril de 2019, en Madrid, España

Los medios de comunicación españoles mostraron largas filas aún en muchas de las mesas de votación a las 1800 GMT (2 p.m. EDT), cuando se supone que todas las votaciones terminarán en todas partes excepto en las Islas Canarias, donde la votación termina una hora más tarde.

Dos horas antes del cierre de las urnas el domingo, el Ministro del Interior de España dijo que casi el 60,8% de todos los votantes elegibles ya habían emitido sus votos, un aumento del 51,2% en el mismo momento en las elecciones de 2016.

En Cataluña, la participación es de hasta el 64,2% de casi el 46,4% en 2016.

Esta es la primera elección nacional desde el intento fallido de secesión de la región en 2017.

En el Sur, en Andalucía, la región más poblada de España, la participación ha aumentado a casi el 57,3% de casi el 50,3%. Los partidos de derecha ganaron las elecciones regionales de Andalucía en diciembre, y pusieron fin a la posición dominante de los socialistas en la región.

Votos contados durante la elección general del 28 de abril de 2019, en un punto de votación en Madrid, España

Entre los votantes de este domingo, se incluyen 100.000 personas con discapacidad, cuyo voto es posible luego de la modificación de una ley electoral que se aprobó en octubre pasado. Se trata de una gran conquista. Hasta el mes de octubre, la declaración jurídica de incapacidad iba unida a la incapacidad para votar y era el propio afectado el que tenía que recurrir. A partir de ahora tienen pleno derecho al voto. Las asociaciones que los defienden les ayudan a entender los programas electorales.

Muchos además ejercen este día por primera vez como miembros de mesa. Los votantes no aprecian ninguna diferencia salvo por la ayuda técnica que algunos requieren, reporta Reuters.

La agencia noticiosa también reporta que estas han sido las elecciones con más votantes indecisos

Casi 37 millones de españoles estaban llamados a las urnas en estas elecciones generales en las que se habilitaron 60.000 mesas electorales.

Un elevado número de electores han decidido este mismo día mismo su voto, y los ciudadanos lo achacan, sobre todo, al gran abanico de posibilidades que se ofertan, según se reseña.

Una campaña altamente polarizada que incluyó un apoyo creciente para el partido nacionalista Vox de extrema derecha y un resultado incierto el domingo parece haber motivado a los votantes.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia