Españoles celebran un mejor futuro con más bebés

La ya baja tasa de natalidad española se desplomó durante la crisis, una tendencia que se reflejó en otros países del sur de Europa que fueron duramente afectados por la recesión económica.

bebes espana web

La tasa de natalidad de España ha aumentado por primera vez desde el inicio de la crisis financiera, en lo que representa la más reciente señal de que los españoles pueden estar sintiéndose más confiados de su futuro económico de su país.

Según los datos oficiales dados a conocer a semana pasada, el año 2014 nacieron 426.303 bebés en España, frente a los 425.715 nacidos en 2013.

Fue el primer aumento interanual desde 2008, el año en que finalizó el auge inmobiliario de España e inició la dolorosa recesión del país. El cambio en la tendencia también fue notable en el número de niños nacidos por cada mujer en el país. La llamada tasa de fertilidad número promedio de hijos nacidos de una mujer durante su vida subió de 1,27 hijos en 2013 a 1,32 hijos el año pasado.

Esto es un indicador del creciente optimismo y la confianza de la población española. La decisión de tener hijos tiene mucho que ver con el optimismo, dijo Carmen González Enríquez, demógrafa y analista del Real Instituto Elcano, un grupo de estudios en Madrid.

La ya baja tasa de natalidad española se desplomó durante la crisis, una tendencia que se reflejó en otros países del Sur de Europa que fueron duramente afectados por la recesión económica. El desempleo y la catástrofe inmobiliaria provocaron que un creciente número de parejas jóvenes carecieran de los recursos y la seguridad para formar familias.

En muchos casos, también carecían de su propio lugar para vivir: La tasa de jóvenes españoles sin posibilidades de abandonar las casas de sus padres se disparó después de 2008, lo que representaba un obstáculo más para los futuros padres. Como resultado, el número de nacimientos se redujo de 519.779 en 2008 a 425.715 en 2013, una reducción de más del 18%.

España finalmente salió de la recesión en 2013, y ahora se encamina a crecer más de un 3% una de las mayores tasas de crecimiento en Europa este año. El cambio económico también se ha reflejado en indicadores más suaves como muestran las encuestas de confianza del consumidor, que sugieren que los españoles ahora se sienten más optimistas sobre la economía que aun durante los años del auge económico previo a la crisis.

La señora González Enríquez dijo que los últimos datos muestran una ruptura en la tendencia, pero advirtió que el aumento de los nacimientos, de tan sólo 588, era pequeño y que muchas parejas españolas continuaban teniendo muchos menos hijos de los que realmente deseaban. La gente por lo general dice que quiere dos o tres hijos, mucho más de lo que tiene. La vivienda juega un papel importante en esto, agregó.

Julio Vinuesa, experto en demografía de la Universidad Autónoma de Madrid, fue más escéptico todavía, argumentando que era demasiado pronto para declarar un verdadero cambio en la tasa de natalidad española. Tenemos que esperar otros cinco o seis años antes de que podamos decir que hay cambios en la tendencia.

También señaló que la tasa de fertilidad española a pesar del aumento del año pasado sigue siendo una de las más bajas del mundo, y muy por detrás de las de otros países europeos. La tendencia más preocupante e importante es que el grupo de mujeres fértiles se está reduciendo y seguirá reduciéndose en los próximos años. Y cambiar eso es prácticamente imposible.

Tobias Buck
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL