Esperando el Metro

Leoncio Berrio

Capital

Aún está lejos el día en que las paradas de autobús dejen de estar abarrotadas de personas esperando un transporte colectivo para movilizarse. La semana pasada hubo mucho más usuarios de lo normal en las paradas esperando un bus vacío para poder abordarlo.

Aparentemente esta situación se debió a la falta de autobuses y a que algunos de los usuarios que se trasladaban en los buses que circulan por el Corredor Sur ya no pueden pagar el pasaje, debido a que el Metro Bus cobra $1,25, entre $0,25 y $0,50 más que lo que cobrarán los denominados diablos rojos que cubrían esa ruta, pero fueron sacados de circulación el pasado 31 de marzo.

Si bien el Metro Bus cobra $1,25 y en los diablos rojos $1,00 y $0,75, el usuario se opone a este cambio alegando que antes la mayoría de ellos viajaban sentados y ahora la mayoría viaja de pie.

El otro inconveniente es que según los propios usuarios los Metro Bus demoran en llegar a las paradas más que los diablos rojos y además cuenta con pocas unidades para satisfacer la demanda de la población.

Por el momento solo se han retirado los diablos rojos que circulan en la ruta del Corredor Sur, falta aún por sacar de circulación los que transitan por el Corredor Norte, y el panorama que se pinta para los usuarios es terrible ya que todo indica que el problema del transporte se va agravar más, especialmente si los usuarios de esas rutas toman la misma actitud, y prefieren viajar en los buses de ruta normal que cobran $0,25.

¿Qué ha sido peor? la llegada del Metro Bus o la salida de los diablos rojos, solo el tiempo lo sabrá decir, pero lo que sí se deja venir es que para el mes de agosto cuando el Metro Bus debe entrar a circular en todas las rutas de la ciudad de Panamá, la gran mayoría de los usuarios tendrá que armarse de paciencia para poder abordar uno, ya que no habrán diablos rojos que puedan suplir la demanda de personas en las paradas.

A lo mejor las autoridades del Gobierno, saldrán a pronunciar el mismo discurso por los tranques que hay actualmente, donde le pide a la población tener paciencia por los próximos tres años, así que no es de extrañarse que digan a los usuarios del transporte que tengan paciencia hasta que se termine de construir la primera línea del Metro.

Lo que no se debe repetir son las protestas que protagonizaron conductores de buses del sector Este, que fueron sacados del sistema por el Gobierno Nacional, quienes ante la falta de transporte quieren transportar pasajeros sin tener los certificados de circulación correspondientes.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL