Establecen centro para el desarrollo de tecnología de chip

Los estudiantes tienen trabajo garantizado al egresar del programa

Hand holding credit card.

Quizás usted no lo sabe, pero Panamá se ha convertido en el hogar de uno de los centros de innovación y desarrollo que seguramente tendrá más impacto en su vida cotidiana en los próximos años. Por supuesto, si le digo que se trata de una iniciativa de Smart Card Alliance, seguramente lo que se generará en usted es una gran confusión, pero si le explico que se trata de un centro de pensamiento que busca potenciar y encontrar nuevas aplicaciones para las tarjetas de pago con chip, sin duda alguna, comprenderá qué tan importante es esta iniciativa.

Edgar Betts, director de Smart Card Alliance para América Latina y el Caribe, indicó a Capital Financiero que este centro de excelencia que busca formar al talento humano latinoamericano para desarrollar un centro de excelencia e innovación, lo que no solo implica dotarlos de los conocimiento técnicos necesarios para trabajar en  las empresas que están impulsando el uso de los circuitos integrados (chip) en las tarjetas que se utilizan como medio de pago en la región.

Indicó que este centro recibe a jóvenes recién graduados o de maestría de diversas universidades de América Latina y Panamá, quienes, además de recibir formación de las más alta calidad pueden probar los equipos con el fin de desarrollar nuevas aplicaciones para su uso en la región, desarrollando lo que se conoce como el Internet de las cosas, que no es más que conectar todos los equipos electrónicos y electrodomésticos a  la Web para hacer más fácil la vida de las personas.

Betts aclaró que este centro ya está operando y requiere una inversión de $112.000 entrenar  a estos jóvenes profesionales en un lapso de dos años, dineros que son aportados por las empresas que utilizan las tarjetas con chip por lo que Smart Card Alliance adelanta un acercamiento con la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt) para tratar de obtener algún tipo de respaldo gubernamental con el fin de incrementar el número de cupos que este centro de capacitación puede ofrecer para que los jóvenes puedan capacitarse y contar con un puesto de trabajo garantizado en una industria de alta tecnología, que ofrece salarios altamente competitivos y oportunidades de empleo en diversas partes del mundo.

Por su parte, el doctor Jorge Motta, secretario nacional de Ciencia y Tecnología, se mostró gratamente sorprendido por la iniciativa de Smart Card Alliance y adelantó que a pesar de las limitaciones presupuestarias de esa entidad, buscará la forma de apoyar este centro de capacitación regional en la aplicación y desarrollo de la tecnología de circuitos integrados, por considerar que este es precisamente el tipo de iniciativas que el país necesita para dar el salto a la economía del conocimiento.

Diego Eleta, director de Estrategia, Operaciones y Tecnología de Deloitte Panamá, considera que el centro de capacitación establecido en Panamá por Smart Card Alliance es una muestra que el país ha comenzado a ser identificado como un centro de innovación regional y gran parte de este tipo de iniciativas han comenzado a desarrollarse en la Ciudad del Saber, lo que a mediano y largo plazo impactará positivamente en la economía panameña.

No obstante, advirtió que para poder dar el salto a una economía basada en la innovación, Panamá debe mejorar  grandes deficiencias en materia de educación e infraestructura, ya que el país carece de las bases necesarias para convertirse en un verdadero hub tecnológico regional. Aunque aclaró que el país está obligado a buscar los mecanismos para desarrollar tecnologías innovadoras, ya que de esto dependerá el futuro del país. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL