Estadísticas y delitos

delincuencia-asalto

Sinceramente tengo que admitir que comprendo la enorme frustración que siente el ministro de Seguridad Pública, Rodolfo Aguilera, al enfrentarse a las constantes críticas de la población debido a la violencia e inseguridad que reina en las calles del país, a pesar de que todas las estadísticas oficiales indican que, con excepción de los casos de violencia contra la mujer, el número de actos delictivos se han reducido en el último año, incluyendo el número de homicidios.

Durante la presentación del VI informe del Observatorio de Seguridad Ciudadana, elaborado por la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) y la empresa Ipsos Panamá, una vez más Aguilera trato de convencer a los panameños que las cifras del  Sistema Nacional Integrado de Estadísticas Criminales (Siec) reflejan la verdad de los hechos al dar cuenta de una disminución de los actos delictivos.

El ministro de Seguridad Pública advierte que en los últimos años Panamá pasó de 25.000 delitos al año a 70.000 delitos al año, sin embargo, gracias a la implementación del programa Barrios Seguros, cuyo objetivo es desmovilizar a los jóvenes que participan en bandas delincuenciales, se ha observado una importante disminución en la comisión de hechos delictivos, al punto que el índice de homicidios entre enero y mayo pasado disminuyó 23% con respecto a 2014.

Aguilera explicó que entre julio de 2014 y mayo del 2015, en promedio se cometieron ocho delitos por día, no obstante, en lo que se refiere a robos, las estadísticas oficiales señalan que este delito descendió 22,7% en los primeros cinco meses de 2015, cuando se reportaron 827 casos.  Mientras que en lo referente al hurto, entre enero y mayo de este año, se reportaron 8.127 casos de hurto,  2% menos de los registrados el mismo período de 2014, cuando se dieron 8.295.  Aunque la violencia doméstica aumentó 12% en los primeros cinco meses de 2015 al registrarse 8.074 denuncias.

El problema es que no hay que confundirse. Es posible que la aplicación de Barrios Seguros esté dando frutos positivos, pero esto solo será reconocido por las personas cuando estas se sientan seguras en las calles, cuando puedan salir a cualquier punto de la ciudad sin el temor de ser asaltados o violentados por los delincuentes y eso solo se puede lograr con prevención, es decir, con una fuerte presencia de la Policía Nacional en las calles.

Otro elemento que le devolverá la tranquilidad a los ciudadanos es la certeza de que aquellos que atentan contra su vida o bienes no solo serán detenidos por la Policía, sino que además serán procesados y sancionados a través del sistema judicial, porque nadie puede sentirse seguro en un país donde las personas que son acusadas de algún delito son detenidas y al día siguientes se les ve libres por las calles por falta de diligencia en el sistema de administración de justicia.

En resumen, más allá de las estadísticas está la realidad que viven día a día aquellos panameños que no cuentan con autos y escolta oficial, quienes tienen que salir de sus residencias a trabajar o al colegio en horas de la madrugada sin saber que les ocurrirá mientras estén en la calle, donde cada vez es más difícil encontrar a un policía dispuesto a perseguir a los delincuentes en el mismo momento en que se presenta el hecho delictivo, a pesar de la gran cantidad de aumentos que han recibido durante los últimos tres gobiernos con el pretexto de incentivarlos para que realicen mejor su trabajo.     

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL