¿Estamos preparados para la reelección de un presidente?

¿Estamos preparados para  la reelección de un presidente?
Como sociedad debemos enfocarnos en hacer cumplir las leyes| Archivo

En la actualidad es necesario analizar este tema, toda vez que hemos observado notablemente cómo la reelección ha sido un asunto latente en la palestra política con relación a cargos de elección popular, sin embargo, afortunadamente, la reelección de un presidente en la República de Panamá está prohibida desde la primera Constitución Política de la República, en 1904.

La manera de implantar esta prohibición comienza por la preocupación explícita de evitar que los presidentes se perpetúen en el poder, trayendo esto consecuencias de impacto negativo para la sociedad.

Los últimos intentos para establecer constitucionalmente la reelección inmediata (1998, derrotada en referéndum, y en 2011, derrotada en la Asamblea Nacional) nos dejan pensado si de alguna u otra forma la clase política seguirá insistiendo en la implementación de esta figura y disponiendo sus empeños en ello.

En la vigente Constitución, el artículo 178, que establece la prohibición de la reelección inmediata, publicada en Gaceta Oficial N° 25,176 15 de noviembre de 2004, dice lo siguiente:

Artículo 178. Los funcionarios que hayan sido elegidos presidente y vicepresidente no podrán ser reelegidos para el mismo cargo en los dos períodos presidenciales inmediatamente siguientes.”

Debemos tener presente que la reelección se ha convertido en un fenómeno en los regímenes presidenciales, y en todas las categorías sociales; a raíz de ello, es evidente observar cómo esto puede conducirnos a un laberinto político que ponga en peligro al sistema democrático, y nosotros como ciudadanos debemos exigirnos conocer el derecho y mecanismos que regulan las conductas de los actores políticos, así como también, nuestras obligaciones y deberes.

Hay que asumir el compromiso de estar atentos y defender cualquier ámbito que veamos vulnerable, de igual modo hacer lo posible para enmendar errores que se cometan y que puedan debilitar el Estado de Derecho, poniendo todo nuestro esfuerzo en corregirlo.

El tema de las reelecciones está ligado a la división de poderes y las libertades, la Constitución fija los límites y define claramente las relaciones entre los poderes, estableciendo así las bases para el gobierno.

Como sociedad debemos enfocarnos en hacer cumplir las leyes, y en el mejoramiento continuo de las condiciones que impulsen a mantener una mejor calidad de vida, destacando el desarrollo de factores fundamentales como lo es, la alimentación, salud, educación, empleo, y crecimiento económico, donde se garantice el bienestar común de todos los estratos socioeconómicos.

Por consiguiente, hemos visto cómo los líderes políticos que ponemos en el poder, llegan con un plan de gobierno y finalmente queda solo en papel y en actos que terminan con gran repercusión negativa en la sociedad que administran económicamente.

Es por ello que siempre será pertinente replantearse las posibilidades de cambios, que contribuyan a salir de la zona de confort, permitiéndonos evaluar y aprovechar nuevas oportunidades, observando desde un mismo escenario, otras perspectivas que conjuguen el valor humano y la esencia de materializar un verdadero desarrollo que beneficie productivamente a la nación.

Erickson Alberto Vilchez Andrade.
Es estudiante de maestría
Universidad Interamericana de Panamá (UIP)

Más informaciones

Comente la noticia