¿Están los puertos listos para la ampliación?

¿Están los puertos listos para la ampliación?

Aunque están en expansión de sus infraestructuras, existen todavía cuellos de botella que impiden sacarle mayor provecho a la conectividad

El inicio de operaciones del tercer juego de esclusas está a la vuelta de la esquina y faltando menos de dos años para mediados del 2015, fecha en que se tiene programado culminar los trabajos de ampliación del Canal, los puertos de la región compiten en una carrera contra reloj para estar preparados a fin de captar la mayor cantidad de carga producto del boom que se espera en el tránsito de buques Post-Panamax.

Pero para poder aprovechar esta oportunidad, los puertos no sólo requerirán de inversiones millonarias en infraestructura para la atención de buques de mayor tamaño,  sino además de un servicio que les ofrezca un trasbordo y redistribución eficiente y a costos competitivos, coinciden expertos del sector, quienes aseguran que las terminales panameñas tienen mucho por hacer en esta materia.

En principio la ampliación del Canal tiene como objetivo permitir el tránsito de buques Post-Panamax para atender la evolución del comercio mundial, cuya tendencia es hacia la construcción de barcos cada vez más grandes, capaces de mover mayor cantidad de carga, sin embargo las posibilidades de desarrollo alrededor de este proyecto van más allá de pasar barcos, representarían para la región la entrada al primer mundo.

De allí que cobra vigencia el Informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al pronosticar que los buques Post-Panamax cambiarán radicalmente la dinámica del transporte de carga, por ello los países deben mejorar radicalmente su infraestructura intermodal de puertos y de rutas, la calidad de sus servicios de transporte por camión e intensificar su coordinación institucional.

Los altos costos del transporte también impiden que los productos del país compitan eficazmente en el mercado mundial. En América Central, por ejemplo, el transporte y la logística pueden representar desde el 20% hasta el 60% de los precios de los productos alimenticios entregados, agrega el BID.

Para el vicepresidente de Investigación y Análisis de Mercado de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Rodolfo Sabonge, aunque los puertos panameños están en expansión en cuanto a sus infraestructuras, existen todavía cuellos de botella que impiden sacarle mayor provecho a la conectividad que tiene Panamá.

Es decir que la cadena de trasbordo de la carga que desembarca en un puerto en el Atlántico y debe atravesar hacia el otro lado por carretera o ferrocarril para subir a otro barco en el Pacífico, a su juicio en estos momentos no está funcionando.

Los puertos no están preparados porque todo el sistema debe trabajar como un reloj suizo y en la actualidad esto no se da, y eso porque nos faltó mayor planificación, dijo.

Explicó que el salto con la ampliación será bastante grande, y obviamente los buques no solo vendrán a la ruta por el Canal de Panamá para realizar sus tránsitos, sino además en busca de todos los demás servicios y tienen que poder brindarse de manera eficiente y a costos competitivos.

En el sector marítimo hay una frase que nunca debe olvidarse barco parado no paga flete y eso es lo que debe garantizar Panamá, que la carga no se pare.

En ese sentido, advirtió que de no estar Panamá lista, los buques Post-Panamax que atravesarán el Canal a partir del 2015 buscarán otras alternativas como los puertos La Unión en El Salvador, Moín y Limón en Costa Rica, Cartagena y Buenaventura en Colombia, Kingston en Jamaica y Mariel en Cuba, los cuales se encuentran en proceso de expansión tan rápido como lo están haciendo los puertos panameños (Ver Recuadros: Puertos de la región en expansión y Puertos panameños en expansión).

Agregó que estos puertos no sólo están pensando en el trasbordo de carga, sino en ofrecer servicios auxiliares como bunkering, avituallamiento, reparaciones, lanchas, entre otros, además de parques logísticos que ofrezcan valor agregado a la carga.

Esta es la visión de la ACP con sus planes de nuevas unidades de negocios, como ya se ha anunciado, el puerto de contenedores en Corozal (Pacífico), el puerto ro-ro, el parque logístico como centro de distribución de automóviles y hasta astilleros a fin de ampliar las oportunidades del Canal.

En la mira de la región

El tema está vigente o más bien en plena efervescencia como quedó de manifiesto en el Foro Iberoamericano de Logística y Puertos, celebrado en Panamá, en el marco de la séptima versión de Expo Logística 2013 y que sirvió de escenario para que expertos en el sector expusieran los retos que tienen los puertos de la región.

El secretario iberoamericano y ex presidente del BID, Enrique Iglesias, expuso que es necesario agilizar los procesos logísticos en cuanto a tiempo y costos si queremos ser competitivos, ya que de lo contrario el crecimiento de la región no será sostenible.

Iglesias aseguró que de acuerdo con el informe logístico del Foro Económico Mundial, América Latina se encuentra por debajo de Estados Unidos, Canadá, el norte de África y el continente asiático, lo que es un llamado a tomar las medidas para superar las debilidades como integración de fronteras, trazabilidad, operatividad global, seguridad y plataformas logísticas.

 En ello coincidió el vicepresidente de infraestructuras del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Antonio Juan Sosa, quien destacó que los puertos de Latinoamérica no solo deberán adecuar su infraestructura, sino también disponer de marcos regulatorios que aseguren su eficiencia y mecanismos de facilitación del comercio (aduanas, trámites, seguridad jurídica).

Manifestó que América Latina tiene que cambiar el rumbo e integrar todos sus activos logísticos, como ya lo está haciendo Panamá, Chile y Uruguay, para poder superar las grandes diferencias que permiten que las mercancías y el transporte sean dominados por los países desarrollados.

Panamá es un eje central en el desarrollo de la región en materia de logística y movimiento portuario, por lo que es fundamental elevar la competitividad de estas infraestructuras para que permitan al país dar respuesta a las necesidades que se van a plantear en el corto plazo con proyectos como la ampliación del Canal y el desarrollo de nuevas zonas logísticas, dijo.

Ambas posiciones fueron secundadas por el presidente de Puertos de España, José Llorca, al exponer durante Expo Logística 2013 que el comercio marítimo se hace cada vez más competitivo y que los buques sólo van a parar en los puertos más eficientes y más baratos.

Futuro en construcción

Para el presidente de la Cámara Marítima de Panamá, Willys Del Valle, sin duda Panamá cuenta en estos momentos con la mejor oferta, viéndolo como producto Panamá, para captar el incremento de carga y ampliar la gama de negocios colaterales como resultado del tercer juego de esclusas.

Manifestó que la inversión realizada por las terminales portuarias en ambos litorales, muestra el serio compromiso de mantener su posicionamiento como hub de trasbordo para la región, abriendo a su vez el compás para la consolidación de la industria auxiliar para brindar los diversos servicios que requieren las naves.

 Sin embargo, hacia afuera hay una realidad y es que  los puertos competidores de la región también se han visto en la necesidad de realizar fuertes inversiones  y aunque no tengan la conectividad que ofrece Panamá,  pueden desviar algo de la carga proyectada para nuestros puertos.

Del Valle recomendó al Estado dar prioridad a los cambios y procesos que requiere el sector marítimo-portuario para prestar servicios eficientes y sin los cuellos de botellas que crean demoras y sobrecostos  que repercuten en nuestro posicionamiento como centro de trasbordo.

Hizo énfasis en la necesidad de implementar cuanto antes la estrategia logística nacional, para tener una visión clara para que gobierno y sector privado  unan esfuerzos y remen todos hacia un mismo norte para optimizar nuestro potencial para convertirnos en una plataforma de servicios logísticos, y no continuar trabajando por separado.

El ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, señala que en un mundo tan competitivo siempre nos van a faltar medidas que implementar para ser mejores, pero en estos momentos Panamá está consciente de la gran oportunidad que traerá la ampliación del Canal, y en ese sentido se está preparando.

Estamos en un proceso de construcción de carreteras, de expansión de los puertos, de construcción de nuevos puertos y de activos logísticos, así como de modernización de nuestras instituciones, como Aduanas y Migración, para sacar el mayor provecho a nuestra posición geográfica, observa.

Agregó que hay importantes iniciativas como el Consejo Logístico Nacional, que ha permitido a los sectores público y privado trabajar en la definición de una estrategia conjunta, y la digitalización de los procesos, que ha llevado a que el 58% de las exportaciones panameñas se realicen de manera electrónica.

Darsy Santamaría Vega
dsantamaria@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL