Este 29 de diciembre entra en vigencia la Ley de Financiamiento Naval

Este 29 de diciembre entra en vigencia la Ley de Financiamiento Naval
La legislación busca atraer capitales y el futuro establecimiento de astilleros para construcción de nuevas naves. |Pixabay

A partir de este 29 de diciembre de 2017 entra en vigencia la Ley 50 del 28 de junio de 2017, conocida como Ley de Financiamiento Naval. Así lo informó la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

La AMP a través de la Dirección General de Registro Público de Propiedad de Naves, anunció la entrada en vigor de la Ley cuyo fin es crear un ambiente atractivo de inversión para que las entidades financieras que otorgan financiamiento naval, se instauren en Panamá y empiecen a realizar dichas actividades desde este país.

Esta Ley que comienza a regir desde este viernes 29 de diciembre de 2017, crea un régimen legal especial para las operaciones de financiamiento del sector marítimo local e internacional y otorga incentivos fiscales, migratorios y laborales para empresas que realicen operaciones de financiamiento marítimo y proyectos marítimos financiables, desde Panamá.

Además de propiciar las condiciones para el otorgamiento de hipotecas navales desde Panamá, la legislación busca crear espacios de inversión para la creación de astilleros de construcción de grandes naves en el país.

Esta es una actividad que actualmente está dirigida principalmente a barcos de menor calado y que dada nuestra excelente posición geográfica es necesario empezar a desarrollar de forma exponencial”.

Autoridad Marítima de Panamá.

La Ley 50, es una medida adoptada para promover la eficiencia logística y apuntalar las bases del comercio marítimo nacional, que viene a potenciar el crecimiento del país por medio del empuje al sector bancario;

Ventajas

Entre las oportunidades que contempla esta legislación se encuentran beneficios con el impuesto de la renta a los financiamientos que se produzcan desde Panamá.

Según la AMP esto repercutirá positivamente en la generación de empleos bien remunerados, la atracción de capitales y el futuro establecimiento de astilleros para construcción de nuevas naves.

Para obtener los beneficios de la Ley 50, las personas o entidades que deseen dedicarse al negocio de financiamiento marítimo deberán obtener una certificación que los denomine como ‘Proyecto Marítimo Financiable’, por parte de las autoridades correspondientes, según sea el caso.

El artículo 2 de la Ley 50 define como Proyecto Marítimo Financiable a aquellos que se orienten hacia la construcción de naves y de astilleros; así habilitación de otros locales, talleres o patios para construcción de naves, la construcción y reparación de contenedores que sean utilizados para el comercio exterior, y la construcción de parques eólicos marinos.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL