Esto es lo que debe saber sobre el proyecto de ley que regula los ‘call centers’ en Panamá

Esto es lo que debe saber sobre el proyecto de ley que regula los ‘call centers’ en Panamá
El MEF afirma que lo que se busca es mantener la competitividad de la industria de los call centers.| Pixabay

El pasado lunes 16 de julio la ministra de Economía y Finanzas encargada, Eyda Varela de Chinchilla, presentó en la Asamblea Nacional el proyecto de ley 653 que regula los centros de llamadas conocidos como “call centers” en Panamá.

De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) esta iniciativa tiene como objetivo crear un instrumento jurídico que regule todo lo relacionado con esta actividad.

La entidad explica que se establece el régimen fiscal aplicable, así como requisitos migratorios y laborales que aplican a las personas naturales o jurídicas que se dediquen a esta actividad.

Se elimina el tratamiento fiscal diferenciado para las operaciones internas y externas, estableciendo una tasa neutra de 0% de impuesto sobre la renta a la utilidad generada por la operación comercial.

En ese sentido, el MEF afirma que lo que se busca es mantener la competitividad de la industria, cumplir con los estándares internacionales en materia fiscal y garantizar que este sector continúe aportando a la economía y al mercado laboral.

Disposiciones generales

Esta iniciativa, que debe ser aprobada por la Asamblea Nacional, establece que las personas naturales o jurídicas deben hacer la solicitud de concesión para prestar el servicios de centros de llamadas para uso comercial a la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep).

Las concesiones estarán libres de impuestos directos e indirectos, contribuciones, tasas, derechos y gravámenes nacionales, con excepción de otros impuestos establecidos en el proyecto y la tasa cobrada por la Asep”.

Los ingresos derivados de los servicios amparados por la concesiones de centros de llamadas para uso comercial estarán exonerados del impuesto sobre la renta en un período fiscal, siempre que en dicho período se cumpla con algunos requisitos.

Estos requerimientos son: haber mantenido un promedio no menor de 5 trabajadores a tiempo completo y haber incurrido en gastos de operación en Panamá por no menos del 70 del total de los gastos directamente relacionados a estos servicios.

Los que se acojan a los incentivos en materia del impuesto sobre la renta contemplados en la ley, deberán presentar a la Asep, dentro del primer semestre de cada año calendario, una declaración jurada suscrita por el representante legal y un contador público autorizado o por la persona natural que cuente con la concesión y por un contador público autorizado.

Esta declaración debe contener información sobre las actividades realizadas para generar los ingresos percibidos durante el año calendario anterior, especificando en detalle cuáles de éstas fueron las principales actividades ejecutadas para la generación de tales ingresos y señalando cuáles fueron realizadas en Panamá y en el exterior.

También se deberá aportar información sobre el total de los gastos de operación incurridos para ejecutar las actividades realizadas para la generación de los ingresos, y sobre dichos gastos, indicar cuáles estuvieron directamente relacionados a las actividades generadoras de los ingresos y cuáles fueron incurridos en Panamá.

Por otro lado, se debe especificar la cantidad de trabajadores encargados de ejecutar las actividades para la generación de los ingresos percibidos, así como aportar estados financieros auditados.

Una vez la Asep recibe estos informes, deberá remitirlos a la Dirección General de Ingresos, en un periodo no mayor de dos meses calendario”.

Impuestos

La iniciativa establece que las personas naturales o jurídicas que tengan una concesión para operar un centro de llamadas para uso comercial deberán pagar un impuesto de dividendos al 5%, independientemente de la fuente de origen y pagarán sólo el 2% del impuesto complementario, en caso de que no haya distribución de utilidades, excepto de las utilidades derivadas de los servicios amparados bajo la concesión.

Para estos efectos, deberán mantener registros contables y documentos que reflejen claramente las operaciones asociadas a la actividad de “call center”.

Estas empresas pagarán un impuesto anual que será del 0.5% del capital de la empresa con un mínimo $100 y un máximo de $50,000 y también Impuesto Selectivo al Consumo de Ciertos Bienes y Servicios, así como el Fondo Especial de Compensación de Intereses, salvo en los préstamos garantizados con depósitos bancarios.
Deben pagar también el Impuesto de Transferencia de Bien Inmueble e Impuesto de Inmuebles.

Disposiciones migratorias

El proyecto de ley establece algunos incentivos para los extranjeros que deseen invertir en este tipo de negocios en Panamá, relacionados con los permisos de residencia en el país.

En ese sentido, establece que los extranjeros que comprueben haber invertido una cantidad no inferior a $250,000, provenientes del extranjero en un call center de uso comercial, tendrán derecho a solicitar Permiso de residente permanente en calidad de Inversionista de centro de llamadas para uso comercial.

El inversionista de un centro de llamadas podrá optar por la permanencia, transcurrido el término de dos años, salvo en aquellos casos en que la ley migratoria, las leyes especiales y los convenios establezcan periodos distintos”.

Los extranjeros contratados en calidad de trabajador contratado en puestos de confianza ejecutivo, experto y/o técnico en centros de llamada de uso comercial, tendrán derecho a solicitar un permiso de residente temporal, válido por el término de su contrato.

Podrán solicitar la visa de corta estancia en calidad de comerciante e inversionistas por leyes especiales los extranjeros que deseen venir a la República de Panamá para evaluar las posibilidades de inversiones o efectuar transacciones o negocios relacionados con call centers.

Los extranjeros a quienes se les conceda permiso de residente permanente en calidad de inversionista de un centro de llamadas podrá gozar de beneficios como permanencia provisional por el término de dos años, permanencia definitiva, con derecho a cédula de identidad personal, cumplido el término de la permanencia provisional y derecho de acogerse a la nacionalidad panameña por naturalización.

A través de esta iniciativa se deroga el artículo 2 de la Ley 54 de 2001 y el artículo 70 de la Ley 32 de 5 de abril de 2011, que tienen que ver con beneficios de un régimen especial integral para la creación y funcionamiento de zonas procesadoras para la exportación.

Nota relacionada: MEF presenta proyectos para regular los centros de llamadas y activos intangibles en áreas especiales

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL