Estudiantes panameños están entre los mejores de Iberoamérica en Química

Estudiantes panameños están entre los mejores de Iberoamérica en Química
Carlo Schettini y Antonio Qiu, ganadores de la medalla de plata y bronce, respectivamente. | Cortesía

Dos estudiantes panameños se posicionaron entre los mejores lugares en la Olimpiada Iberoamericana de Química 2017 que se realizó en Perú del 8 al 15 de octubre.

Se trata de Carlo Schettini, del Instituto Sun Yat Sen (Colegio Chino Panameño), quien se llevó la medalla de plata y su compañero Antonio Qiu del colegio St. Mary, quien se alzó con la distinción de bronce.

Ambos jóvenes, quienes compitieron también con otros panameños, Enrique Victoria del colegio San Agustín en Panamá y Daniel Wen del colegio San Agustín en Penonomé, fueron preparados por los miembros de la Comisión de Olimpiadas de Química de la Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología de la Universidad de Panamá (UP).

La profesora Nidia Romero, presidenta de esta comisión explicó a ElCapitalFinanciero.com que, este grupo organiza y promueve cada año la Olimpiada Nacional de Química, donde ambos jóvenes participaron en el año 2016.

Contribuir con el desarrollo de los programas oficiales de química para los niveles 10, 11, y 12 de educación media es uno de los principales objetivos de esta comisión.

Además, les interesa promover el estudio teórico-experimental de la química y su aplicación en la solución de problemas de la comunidad, así como mantener una relación permanente entre la escuela media, tanto particulares como oficiales y la UP.

Y es que estos jóvenes pasaron por ambas pruebas, tanto teórica como experimental, con un tiempo máximo de cinco horas para cada una.

Delegación panameña y tutoras en Perú. | Cortesía

Las dos pruebas de esta Olimpiada internacional se basan en los programas de las cinco especialidades de química universitaria: analítica, bioquímica, inorgánica, química física y química orgánica.

La fase de entrenamiento con los jóvenes comenzó desde el mes de marzo de 2017, de lunes a viernes, explicó Romero.

Los cuatro estudiantes que participan este año en los eventos internacionales resultaron ganadores en la Olimpiada Nacional de Química de 2016. En ese momento los chicos cursaban el onceavo grado del bachillerato en ciencias en sus respectivos colegios y ganaron medallas de oro y plata.

La Iberoamericana de Química se desarrolló en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en Lima.

Dos tutores acompañaron a los cuatro jóvenes que conformaron la delegación de Panamá, aunque las pruebas son individuales.

Los momentos, la prueba y el resultado

Qiu y Schettini son amigos. Habían competido en concursos nacionales, pero nunca fuera del país en una Olimpiada internacional.

Según los jóvenes, competir con estudiantes de Brasil, Argentina, España, Portugal, Cuba, Perú, entre otros países, ejerce presión entre los concursantes, ya que se trata de naciones con altos niveles de educación.

Qiu explicó que el examen teórico tiene un porcentaje mayor al experimental a la hora de validar los resultados.

Los competidores de los demás países. | Cortesía

Cuando llegaron a Perú el pasado 8 de octubre, los llevaron al hotel, pasearon por la playa y se tomaron fotografías en los lugares que visitaron.

Al día siguiente se efectuó la inauguración de la competencia. Les presentaron a los miembros de la comisión organizadora y a los profesores de cada país y les quitaron los celulares.

Estuvimos incomunicados con los profesores y con el exterior”.

La metodología es así porque los profesores se van a un hotel diferente y discuten entre todos los exámenes que harán los jóvenes, para que sea justo para todos, ya que a veces por cuestiones de idioma, algunas palabras no son comprendidas por algunos estudiantes de otros países.

Posteriormente presentaron la prueba experimental. Entre risas comentaron que les fue bastante bien y que estaban “un poquito confiados”.

Tras este examen, los llevaron a pasear y a comer.

Los jóvenes pudieron disfrutar de la gastronomía peruana. | Cortesía

También tuvieron la oportunidad de compartir con todos los chicos en la cafetería del hotel. Era el primer encuentro de todos los participantes, donde la pasaron muy bien y estaban felices, explica Qiu.

Cuando les dieron los resultados estuvieron muy contentos porque la meta era ganar.

Lo mismo que llevan en mente para la Olimpiada de Química Centroamericana y del Caribe, para la que viajarán a El Salvador el próximo 20 de octubre.

En esta competencia también estarán incomunicados y aunque solo participan Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Cuba y Panamá, no van nada relajados porque reconocen que siempre hay presión a la hora de competir, ya que lo que quieren es triunfar.

Qiu de 18 años y Schettini de 17, quienes se gradúan de secundaria próximamente, sueñan con estudiar ingeniería química, para lo que desean optar por una beca que les permita estudiar afuera.  De no conseguirla, estudiarán química en la UP.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL