Estudio de impacto ambiental subirá a Panamá Compra

Estudio de impacto ambiental subirá a Panamá Compra
Se espera aparezca en el portal de Panamá Compra los pliegos para licitar el Estudio de Impacto Ambiental.| Cortesía

El proyecto de recuperación de las playas de la Bahía de Panamá va en serio, pese al músculo técnico que demanda para que avance a buen paso, comentó su gerente el arquitecto Tomás Sosa, director de Proyectos Especiales de la Alcaldía Capitalina, por lo que ya se han reunido con los ejecutores del Plan de Saneamiento Ambiental y con directivos del Club de Yates y Pesca.

Sosa explicó que la próxima semana se espera aparezca en el portal de Panamá Compra los pliegos para licitar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), antes de convocar a la licitación del proyecto playero.

“Queremos cubrir todos los aspectos ambientales, y si hay que tomar alguna medida de mitigación ya sabremos lo que hay que hacer. Es más, la licitación la estamos planteando categoría III, aunque no lo necesite, pues queremos que sea lo más completo y comprensivo posible”, dijo Sosa.

Si bien el proyecto de recuperación de playa irá paralelo con el Plan de Saneamiento de la Bahía, aseguró que el equipo que ejecuta ese Plan readecúa su programación para acelerar su paso, en especial el saneamiento de la cuenca del río Matasnillo, el cual desemboca en el sector de Bella Vista.

Sosa fue enfático al decir sobre la condición de las aguas de la bahía aclarando que la playa no se podrá utilizar para bañarse hasta no estar seguros de su inocuidad. “Primero hay que hacer una auditoría ambiental para inspeccionar los edificios viejos del área de Marbella que mantienen conectados sus cañerías de aguas servidas al drenaje pluvial”.

No solo bañarse

Si bien la playa no estará lista para bañarse al concluir la recuperación, de recordarse que las estadísticas reflejan que el 75% de quienes acuden al balneario costero no se sumergen en sus aguas, pero van a disfrutar del paisaje, la brisa y el mar. Es eso lo que se busca, poder desarrollar el área para potenciar su economía.

Reveló que al principio el proyecto incluía dos playas, Calidonia y Bella Vista, pero luego se advirtió la necesidad de abarcar el área de la marina del hotel Miramar, al igual que la del Club de Yates, lo que permitirá disponer de cinco hectáreas adicionales para recuperar el área playera y hacerla utilizable con la edificación de un anfiteatro, un museo u otra obra de beneficio colectivo.

Sosa dejó claro que la Alcaldía no tiene entre sus planes crear una marina municipal, sin embargo sí se interesa en crear un muelle turístico que genere actividades comerciales y de artesanías, lo que podría crearse en el área del Mercado de Mariscos, cuyo muelle no opera a cabalidad por contar con una dársena muy baja, donde no pueden atracar embarcaciones en marea baja.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias