Evaluación de desempeño para el matrimonio

Se pueden evitar crisis al valuar periódicamente su relación

Upset couple lying back to back in bed

Upset couple lying back to back in bed

Someterse a la evaluación anual de desempeño de su jefe puede ser un momento incómodo e irritante. ¿Se imagina recibir una evaluación de su cónyuge?

Un creciente número de psicólogos matrimoniales e investigadores de relaciones recomienda que los matrimonios y las personas involucradas románticamente hagan revisiones periódicas de desempeño. Las parejas normalmente esperan demasiado tiempo para buscar ayuda con terapia. Al tomarse el tiempo para evaluar regularmente y revisar su relación, las personas pueden reconocer qué está funcionando y qué no, e identificar objetivos para mejorar antes de que los problemas se afiancen y se vuelvan irresolubles.

Es el equivalente para parejas de la revisión dental semestral, dice  James Córdova, profesor de psicología y director del Centro de Investigación Familiar y de Parejas de la Universidad Clark, en Worcester, Massachusetts.

Esto no es un ejercicio para tomarse a la ligera. Las parejas tienen que tener cuidado y ser constructivas al compartir sus evaluaciones. La imparcialidad es crucial. Para las parejas que están en crisis, es poco probable que una evaluación de este tipo sirva de algo.

La investigación muestra que las evaluaciones regulares mejoran las relaciones. En un estudio publicado en septiembre de 2014 en el Journal of Consulting and Clinical Psychology, el doctor Córdova y sus colegas dieron a 216 parejas casadas cuestionarios donde se les pedía que evaluaran las mayores fortalezas y debilidades en sus relaciones. La mitad de las parejas vio luego a un terapeuta durante dos sesiones para revisar sus evaluaciones y desarrollar un plan para hacer frente a sus preocupaciones. A la otra mitad se les dijo que estaban en lista de espera y no hablaron de su evaluación en una sesión de terapia.

Al cabo de uno y dos años, los investigadores hicieron un seguimiento con las parejas y encontraron que las que habían realizado la evaluación habían experimentado mejoras significativas en satisfacción de la relación, intimidad, sentimientos de aceptación, así como una disminución de los síntomas depresivos, en comparación con las parejas en el grupo de control que no discutieron en terapia la evaluación. Además, las parejas que tenían más problemas en su matrimonio antes de la revisión registraron la mayor mejoría.

Kathlyn y Gay Hendricks, capacitadores de relación, psicólogos y autores de varios libros sobre matrimonio que han estado casados 34 años y viven en Ojai, California, se reúnen todos los martes y jueves para hablar informalmente de los problemas o conflictos que han surgido entre ellos en los últimos días. En una charla reciente, Gay Hendricks le dijo a su esposa que se había sentido olvidado dado que últimamente ella había estado viajando mucho por trabajo. La esposa le aseguró que su agenda se iba a aligerar pronto.

Nos da un lugar seguro para hablar de nuestras emociones, dice Kathlyn Hendrick, de 67 años.

Los Hendricks tienen una evaluación formal de su matrimonio cada ciertos meses, pero son cuidadosos en centrarse en la relación y no en atribuir culpabilidad. Se preguntan, ¿cómo vamos a trabajar juntos como una sociedad?, y discuten las áreas donde necesitan mejorar. Examinan sus tres principales objetivospor ejemplo, trabajar juntos como un equipo por los hijos, trabajar juntos hacia metas financieras, o cómo mejorar la experiencia sexual, y discuten formas de hacer que sus diferencias operen a favor de ellos. Es como tomar el pulso de la relación, dice Gay Hendricks, de 70 años.

Córdova señala que los hombres a menudo se resisten a ir a terapia matrimonial pero tienden a apreciar las evaluaciones porque éstas se centran en las fortalezas y las metas de la pareja, así como en la resolución de los problemas sin atribuir culpa.

¿Cómo evaluar su

matrimonio?

Recuerde que ésta es la persona que usted ama, y no sea demasiado crítico. No puede acercarse a su pareja como si fuera un subordinado que supervisa en el trabajo, dice  Shannon Battle, una psicóloga matrimonial y familiar en Fayetteville, Carolina del Norte. No puede despedir a su cónyuge. Esto es hasta que la muerte los separe.

Múltiples estudios de investigación sobre reacciones de la gente a las evaluaciones de desempeño muestran que cuando las personas sienten que han sido tratadas injustamente se vuelven hostiles, pero cuando sienten que han sido tratados de manera justa y con respeto, aceptan el mensaje de la evaluación.

Rebecca Chory, profesora de la escuela de negocios de la Universidad Estatal de Frostburg, Maryland, que estudia las reacciones a los comentarios negativos, ha identificado seis estrategias para dar una evaluación de desempeño efectiva:

Discuta el comportamiento, no a la persona. Acompañe sus comentarios con expresiones de afirmación. No hable mal de su pareja, dice Chory, quien recomienda decir: Te quiero y deseo estar contigo, pero están estos comportamientos que…, o cuando hiciste esto, sentí que…

Explique por qué llegó a su conclusión. ¿Que contribuyó a su evaluación? Proporcione una justificación.

Demuestre que es consciente de la situación de la otra persona. ¿Está su pareja estresada, con exceso de trabajo, enferma? Reconozca los desafíos que él o ella ha estado enfrentando últimamente y cómo pueden haber contribuido al comportamiento que no le gusta.

Sea consistente a lo largo del tiempo. Esto no significa que puede volverse fastidiosos. Pero nunca debe criticar a su cónyuge por algo una vez y reírse de ello otra. Una persona tiene que saber qué esperar, [tener claras] las reglas del juego, dice Chory.

Permita que la otra persona responda y participe. La evaluación debe ser una conversación, no una conferencia. Un montón de malentendidos puede ser aclarado cuando la gente habla abiertamente.

Sea claro acerca de lo que le gustaría cambiar. ¿Qué se puede hacer para mejorar la situación?

En cuanto a la evaluación en sí, Córdova dice que siempre debe comenzar por identificar sus puntos fuertes como pareja. Es la base positiva que mantiene una relación feliz y saludable a largo plazo, dice.

Luego pase a discutir sus preocupaciones, pero limítese a una o dos. Usted no quiere atacar con todo, dice Córdova. Y no es necesario llegar a una solución de inmediato. Trate de entender a su pareja y que su pareja lo entienda.

Si la evaluación hace que su relación empeore o causa mucha discusión, puede que usted necesite una terapia de pareja. Si lo está haciendo correctamente los sabrá porque ambos se sentirán más cerca y cada uno se sentirá mejor comprendido, dice Córdova. 

Elizabeth Bernstein
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL