Evitando los pasos de la Fifa (I)

Evitando los pasos de la Fifa (I)

Soccer Ball and Planet Earth Merged Together

Los juegos llegarán a Brasil en el contexto de diferentes escándalos de corrupción, incluyendo el del Comité Olímpico Internacional (COI). A nivel local, el escándalo de Petrobras Lava Jato ha dado lugar a la detención de docenas de ejecutivos y líderes políticos, influyendo de forma negativa en la economía de Brasil. Internacionalmente, las investigaciones en la Federación Internacional de Fútbol Asociado (Fifa), realizadas especialmente por el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), pueden tener implicaciones para aquellos involucrados con la Copa Mundial del año 2014 en Brasil. Colectivamente, estos escándalos son instructivos para las compañías globales, en relación a los riesgos de corrupción asociados a la realización de negocios en Brasil y en otras partes del mundo. Teniendo en cuenta lo anterior, este artículo aborda el trasfondo de los escándalos del COI y de la Fifa, los riesgos de corrupción asociados a los Juegos Olímpicos de verano 2016 en Río, el papel de las autoridades competentes responsables de encabezar investigaciones sobre corrupción corporativa y finalmente brinda ideas prácticas para las compañías que enfrenten riesgos relacionados con la corrupción.

El Ejemplo del COI

El COI no es ajeno a los temas de corrupción. En 1998, surgieron alegatos de que algunos miembros del COI habrían aceptado sobornos a cambio de votos para que los juegos Olímpicos de Invierno del año 2002, fueran concedidos a Salt Lake City; como consecuencia de ese escándalo, diez miembros de la organización fueron expulsados y se implementaron reformas correctivas con respecto el proceso de licitación y el sistema de transparencia dentro del Comité.

En el marco de los Juegos Olímpicos de verano de 2016 en Rio de Janeiro, el Presidente del COI Thomas Bach recordó a los delegados del Comité acerca de la responsabilidad de seguir siendo transparentes y de adherirse a los valores de la organización. De igual forma, el Presidente Bach anunció que se divulgarán los detalles financieros del Comité, incluyendo el origen y distribución de los ingresos de la organización; así mismo declaró que se separarán las funciones de auditoría y financieras; y se designará a un oficial delegado para el tema de ética organizacional. Como explicación a estos cambios, el Presidente Bach anotó: el deporte no actúa sin tener en cuenta al resto de la sociedad. Estamos viviendo en medio de una sociedad moderna y diversa que nos hace responsables de lo que hacemos.

El ejemplo de la Fifa

El escándalo de la Fifa estalló el 27 de mayo de 2015 después de que 14 ejecutivos de alto nivel (nueve funcionarios oficiales de la Fifa, cuatro ejecutivos de marketing del deporte, y un ejecutivo de operaciones de comunicaciones) fueran procesados en los EE.UU. por cargos federales de chantaje, soborno, fraude cibernético, lavado de activos, obstrucción de la justicia, y nacionalización ilegal. Las autoridades arrestaron en Zúrich a varios de los funcionarios procesados mientras estaban reunidos días antes de la fecha de reelección del presidente de la organización, Sepp Blatter.

Las detenciones fueron el resultado de una amplia investigación realizada por parte de las autoridades de los EE.UU. que revelaron que desde los años 90, los funcionarios de la Fifa presuntamente habían recibido sobornos por sumas de aproximadamente $150 millones a cambio de votos relacionados con los permisos de ciertas compañías para transmitir por televisión los partidos, definir los lugares, y sobre quién podría dirigir la organización. Parte de la conducta subyacente, tal como la realización de transferencias bancarias, aparentemente ocurrió en los EE.UU.; lo que proporcionó a las autoridades de este país, un supuesto gancho jurisdiccional que se necesitaba para imputar los cargos. Después de las detenciones, otros países, incluyendo Australia, Colombia, Costa Rica y Suiza hicieron públicas sus propias investigaciones relacionadas con la corrupción en la Fifa. Las investigaciones han tenido un efecto práctico diezmando la imagen de liderazgo de la Fifa. El 2 de junio de 2015, Blatter anunció que dimitiría de su posición como presidente de la Fifa y solicitó una elección especial programada para febrero de 2016, con el fin de seleccionar a su sucesor. Poco después, las autoridades de los EE.UU. revelaron que su investigación relacionada con los casos de corrupción en la Fifa se extendió hasta la elección de las sedes de los juegos del 2014 en Brasil, el mundial de 2018 en Rusia y el de 2022 en Qatar. La investigación relacionada con la Copa del Mundo de 2014 en Brasil parece centrarse en los vínculos entre el Ex Directivo del fútbol de Brasil Ricardo Teixeira y el Secretario General de la Fifa, Jerome Valcke. En respuesta a este caso, el 17 de septiembre de 2015, la Fifa anunció que había puesto a Valcke bajo licencia y que había sido relevado de sus deberes inmediatamente. Semanas después, el 8 de octubre de 2015, el Comité de tica independiente suspendió de la organización a Blatter, Valcke y a Michael Platini, vicepresidente de la Fifa, Secretario General de la organización, basando sus motivos en las investigaciones en curso, además de una investigación relacionada por la supuesta corrupción en la Fifa llevada a cabo en Suiza.

¿Quién está en Riesgo?

Como un instrumento de desarrollo económico, los eventos globales como la Copa del Mundo y las Olimpiadas tienen gran impacto sobre la comunidad y las compañías relacionadas con los eventos, las cuales pueden correr ciertos riesgos relacionados con la corrupción. A continuación detallamos aquellos segmentos de negocio más susceptibles de ser objeto de una investigación oficial.

Patrocinadores corporativos

El COI y la Fifa se han apoyado cada vez más en patrocinios corporativos como fuente de ingresos. Las compañías a su vez, han demostrado su interés malintencionado a la hora de pagar bonos para tomar ventaja de la competencia y así ganar el título de patrocinador corporativo, asegurando una plataforma global sobre la cual pueden hacer publicidad de sus marcas y productos. En 1984, el COI redujo el número de patrocinadores olímpicos a 35 lo cual llevó a las empresas a hacer ofertas cada vez más altas en un esfuerzo para asegurar una posición como patrocinador olímpico. Por ejemplo, durante los Juegos Olímpicos del año 2012 algunas compañías pagaron más de $100 millones cada una por el paquete del patrocinio de los socios olímpicos (TOP ). En 2013, la Fifa ganó $404 millones de los derechos de marketing asociados a los mundiales del 2014, una figura que constituyó el 29% de sus ingresos anuales. Los patrocinadores corporativos han reconocido el riesgo inherente de ser asociado a una conducta corrupta y a la necesidad de distanciarse rápidamente de la misma. Por ejemplo, en los días siguientes a las detenciones en la Fifa, sus patrocinadores corporativos, en declaraciones públicas, reiteraron su compromiso con la conducta ética y transparente. El 2 de octubre de 2015, algunos patrocinadores de la Fifa fueron un paso más allá emitiendo declaraciones públicas donde pedían al presidente de la Fifa, Sepp Blatter, su dimisión. El 8 de octubre de 2015, la Fifa suspendió Blatter de la presidencia. Medios /Comunicaciones Entre los individuos procesados en el caso de la Fifa, hay cuatro ejecutivos de marketing del deporte localizados en Norteamérica y Suramérica, y un Director periodístico, acusado de servir como intermediario entre los funcionarios de la Fifa y los ejecutivos de marketing. Los medios y las comunicaciones en los eventos globales tales como el Mundial y las Olimpiadas, es un negocio que implica una gran oportunidad y también un riesgo tanto para organizaciones como la Fifa y el COI, y las compañías que proporcionan esos servicios. Por ejemplo en mayo de 2014, una compañía de medios global firmó un acuerdo por $7750 millones con el COI para asegurar los derechos de difusión de las Olimpiadas en los EE.UU. hasta el año 2032. Este acuerdo extendió su ya existente pacto de $4.400 millones para asegurar los derechos de transmisión en Estados Unidos hasta el 2020, el cual había sido hecho en el 2011. Construcción Desafortunadamente, mientras que Brasil amplía su infraestructura para apoyar eventos como las Olimpiadas, le mostró al mundo qué tan vulnerable es el sector de la construcción en temas de corrupción. A pesar del trabajo realizado para preparar a Rio de Janeiro para la Copa del Mundo, aún se necesitaba más infraestructura. Según el sitio Web Rio 2016, el 13%, o casi 1000 millones de reales del presupuesto del costo total, se dedican en su mayoría a los proyectos de la infraestructura.

El presupuesto total inicialmente en el 2009 era de 4900 millones de reales, pero fue ajustado en 2013 a 5500 millones de reales debido a la inflación; y de nuevo en el 2015, a 7400 millones de reales (más de $2.100 millones) debido a la inflación posterior. La inclusión de cuatro nuevos deportes después del lanzamiento, las nuevas tecnologías, la seguridad de los Juegos, el crecimiento por encima de la inflación de los sueldos promedio, los costos del uso de la Villa Olímpica y el tipo de cambio de moneda, contribuyeron a este ajuste. Además, este presupuesto puede aumentar de nuevo las preocupaciones recientes acerca de la calidad del agua en muchas de las sedes acuáticas del evento, sin embargo, aún no es claro cómo será manejado este tema. El presupuesto de la Villa Olímpica en el 2009 incluyó la promesa de limpiar el 80% de la bahía de Guanabara, el sitio para los eventos de navegación y de windsurf. Actualmente, los esfuerzos continúan en menos del 50% de su meta y los funcionarios indican que no estarán listos para el momento en que se encienda la antorcha olímpica.

Muchas de las sedes olímpicas también se están construyendo a través de Sociedades Público Privadas (PPP, por su sigla en inglés), que disminuyen el costo total para la ciudad. Una vez que los juegos hayan terminado, las empresas privadas podrán utilizar estos sitios para su beneficio. Sin embargo, como en cualquier parte del mundo, los proyectos PPP en Brasil se enfrentan continuamente con problemas y con dolores de cabeza cada vez mayores, incluyendo consideraciones financieras, falta de garantías en el marco jurídico y mecanismos, además de regulaciones e interacciones públicas apropiadas, y responsabilidad social.

La construcción relacionada directamente con los juegos, incluyendo las áreas específicas para la competencia, para el espectador y la Villa Olímpica, no es la única construcción que se está haciendo en Río con objeto del evento. El desarrollo y la actualización de la infraestructura del transporte en toda la ciudad y la aseguración de suficientes instalaciones de alojamiento y hospedaje para absorber la afluencia de competidores y de espectadores en la ciudad, se presentan como preocupaciones considerables en este contexto; innumerables actores públicos y privados, tienen un interés.

Cynthia Catlett
Managing Director, Práctica de Riesgos Globales e Investigaciones, FTI Consulting, Inc. Eric H. Sussman, Socio, Departamento de Litigios, Paul Hastings LLP

Más informaciones

Comente la noticia