Evitando los pasos de la Fifa (III)

Evitando los pasos de la Fifa (III)

Soccer Ball and Planet Earth Merged Together

Bajo cada uno de los regímenes mencionados, las penas para las sociedades que estén implicadas en corrupción son altas. Conforme a la Ley de Empresa Limpia de Brasil, las penas pueden llegar a ser hasta del 20% de los ingresos brutos anuales de la compañía, o si los ingresos no pueden ser determinados, puede extenderse 6.000 millones de reales y 60 millones de reales ($2.500-$25 millones aproximadamente) y no puede ser menor que la ventaja obtenida por la compañía relacionada con la operación en cuestión.

Bajo la Ley RICO, los individuos enfrentan hasta 20 años de prisión por un solo cargo y éstos pueden aumentar a cadena perpetua si alguno de los cargos permite tal castigo. Las multas establecidas en RICO son de $250.000 o dos veces los ingresos de la ofensa. Además, RICO contiene disposiciones sustanciales de la pérdida. Asimismo, las violaciones de FCPA pueden extenderse hasta $2 millones por la violación, o dos veces la cantidad del aumento pecuniario buscado en la transacción por las violaciones de soborno, y hasta $25 millones por violaciones contables. Para los individuos que sean condenados bajo el FCPA, también se enfrentan a multas superiores a los $100.000 por violación, además de una potencial sentencia de prisión; por violaciones contables, los individuos pueden enfrentar hasta $5 millones en multas y un tiempo máximo de prisión de 20 años por ofensa.

Finalmente, la Ley Británica Anti soborno en algunos casos permite una multa ilimitada y un tiempo máximo de prisión de 10 años. Se enfrentan también a penas de hasta $100.000 por la violación, así como una pena de prisión potencial; para las violaciones que se consideran, los individuos pueden enfrentar hasta $5 millones en multas y un término máximo del encarcelamiento de 20 años por ofensa. Las compañías y los individuos condenados bajo de estos estatutos pueden ser restringidos de sus cargos como funcionarios de una sociedad pública.

Riesgo para el Inversionista 

La corrupción es costosa. Es costosa cuando está ocurriendo, y es costosa cuando se descubre. Y en cualquier escenario, no es un costo que puede predecirse o calcularse de antemano por los inversores que buscan controlar su dinero inteligentemente.

Los inversionistas no se adhieren típicamente al principio legal de los Estados Unidos de inocente hasta que se pruebe lo contrario, particularmente con respecto a su dinero. Las respuestas de los implicados después de un anuncio de una investigación de corrupción varían, desde exigencias por una mayor transparencia, y acciones restitutivas tendientes a cortar los lazos con la acusación, e incluso al pleito para reclamar supuestos perjuicios. Además, para los implicados que eligen apegarse a su compañía, los costos asociados a la investigación multas potenciales, honorarios legales, otras tarifas profesionales, desarrollo e implementación de programas de cumplimiento de normas, pueden ser una carga para la compañía, y por lo tanto, para las utilidades del inversionista. Por ejemplo, desde el 2008, Siemens ha gastado aproximadamente $3.000 millones en multas e investigaciones internas. Además, tal riesgo del inversionista no está en el vacío y puede incluso extenderse más allá de la compañía o de las compañías implicadas. Los países con altos índices de corrupción y de fraude a menudo son percibidos como ambientes arriesgados e inciertos para los inversionistas. Esto explica parcialmente porqué muchos gobiernos alrededor del mundo invierten en programas legales y de infraestructura con el fin de reducir el riesgo percibido y atraer inversión extranjera que incentive el crecimiento económico y las oportunidades. Por lo tanto, un escándalo de corrupción es no sólo perjudicial para las entidades implicadas, sino también para las compañías de la región, sin importar la industria o sector. Por ejemplo, luego del anuncio de que Sepp Blatter había renunciado como presidente de la Fifa, los índices de reservas de Qatar cayeron $4.500 millones. Es por esto, que la propuesta ganadora de Qatar para organizar la Copa del Mundo del año 2022 también se encuentra bajo escrutinio y los inversionistas que apostaron a la afluencia de nuevas oportunidades económicas vieron sus inversiones en riesgo. Los escándalos relacionados con dichas actividades sugieren la pregunta: Si todo esto está sucediendo allá, ¿qué más ¿quién más?-

Daño Reputacional Independientemente de la presunta participación voluntaria o involuntaria en una actividad ilegal, tanto una organización como sus ejecutivos de alto nivel, se arriesgan a un daño significativo en su credibilidad y reputación una vez el escándalo sale a la luz. Las organizaciones pueden tener la capacidad de resistir la tormenta de un escándalo de alto perfil, a menudo debido a un cambio en la dirección o a la puesta en práctica de programas actualizados y completos de cumplimiento de normas. Una red de medidas adicionales de seguridad, pueden dejar una imagen de ser una marca bien reconocida, cuyos socios están dispuestos a arriesgar en mantener su relación de negocios, para continuar cosechando las utilidades una vez se ha terminado el escándalo. Algunas organizaciones incluso emergen más fuertes de las cenizas después de un escándalo de corrupción, emprendiendo las medidas correctivas que demuestran a las autoridades y al mundo de los negocios una sincera dedicación a la transparencia y a los estándares éticos. Sin embargo, una vez que un negocio ha tenido su nombre ligado a la corrupción, al soborno, al lavado de dinero, o a las sanciones, sus futuros socios potenciales se verán en la tarea de hacer una pausa antes de iniciar una relación que pueda poner sus propios negocios en riesgo. Las personas en cambio, arriesgan mucho más. Son los individuos en cualquier organización los que componen su estructura de toma de decisiones y son personas las que actúan en el marco de un negocio. Además de perder sus posiciones dentro de esa organización, los individuos que cometen delitos pueden hacer frente a años de encarcelamiento, multas y sanciones importantes, prohibiciones de por vida para la realización de ciertas actividades y barreras significativas en la búsqueda de otras posiciones dentro del mundo de los negocios.

Por ejemplo, luego del escándalo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City, el Comité Ejecutivo del COI aprobó una recomendación de los investigadores internos para expulsar a seis miembros de la Organización implicados en la aceptación de sobornos en los Juegos Olímpicos de Invierno del año 2002. Además, a su identificación como un co-conspirador no acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en el escándalo de la Fifa, despidieron a Enrique Sanz de su posición como secretario general de la Confederación del Fútbol de Asociación del Norte, Centroamérica y del Caribe   (Concacaf); él había sido puesto previamente en licencia indefinida por la Organización, así como suspendido de todas las actividades relacionadas con la Fifa.

Cómo evitar las trampas

¿Cómo y qué medidas pueden tomar las compañías para minimizar los riesgos relacionados con la corrupción? Las compañías pueden tomar ciertas medidas para minimizar los riesgos relacionados con la corrupción, al momento de operar en Brasil y en cualquier otra parte. Lo más crítico es el desarrollo, la puesta en práctica y el mantenimiento de un programa eficaz de cumplimiento de normas de una compañía. Un programa adaptado a los riesgos de la compañía y al perfil de negocios, es una consideración importante para asegurar la adherencia a las leyes anticorrupción de todo el mundo. En algunos casos, la existencia de tal programa puede reducir las penas financieras si condenan a la compañía. El sello de un programa eficaz de cumplimiento de normas incluye una política claramente articulada contra la corrupción; un código de conducta con políticas y procedimientos de transparencia; vigilancia, autonomía, y recursos; evaluación de riesgos; entrenamiento asesorías; incentivos y medidas disciplinarias; diligencia debida de pagos a terceras personas; reportes confidenciales; mejoramiento continuo; pruebas y revisiones periódicas.

Cynthia Catlett,Managing Director, Práctica de Riesgos Globales e Investigaciones, FTI Consulting, Inc.
Eric H. Sussman, Socio, Departamento de Litigios, Paul Hastings LLP

Más informaciones

Comente la noticia