Exceso de petróleo excederá la demanda hasta el año 2020

La AIE dice que los combustibles más limpios y una mayor eficiencia disminuirán los precios.

overlook of oil depot with many big containers

El mercado petrolero continuará teniendo un exceso de oferta hasta finales de la década conforme la tendencia hacia combustibles más limpios y una mayor eficiencia compensarán el efecto producido por los bajos precios, dijo el principal organismo analista de la energía en el mundo.

En su perspectiva anual, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) dijo que la demanda de petróleo aumentaría menos de un 1% al año entre este año y el año 2020, más lentamente de lo necesario para absorber rápidamente un exceso de petróleo que ha bajado los precios hasta niveles mínimos plurianuales.

La desaceleración del crecimiento de la demanda de petróleo tiene lugar luego de un incremento de 15 años en el consumo, impulsado por la rápida industrialización de China y otras economías de mercados emergentes. Pero, Beijing ahora se está alejando de los combustibles más sucios y se dirige a un crecimiento menos basado en la energía conforme adopta una economía más impulsada por el consumidor. Nos estamos acercando al final del mayor crecimiento de la demanda en la historia de la energía, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE, al Financial Times. Dijo que el crecimiento de las energías renovables restringirá aún más la demanda de petróleo.

La AIE prevé que el petróleo crudo no alcance los $80,00 por barril hasta el año 2020 en su escenario central, mientras se absorbe lentamente el exceso de suministro. Después de 2020, se espera que el crecimiento de la demanda de petróleo se detenga casi totalmente, y se incremente sólo en un 5% durante los siguientes 20 años, dijo la AIE.

La AIE pronostica que la demanda de petróleo no alcance los 103,5 millones de barriles por día hasta el año 2040 actualmente es de 94,5 millones de barriles por día. El crecimiento será moderado por el regreso de los altos precios, los esfuerzos por reducir progresivamente los subsidios y el cambio a combustibles alternativos especialmente en los mercados desarrollados.

El señor Birol, dijo que los compromisos logrados antes de las conversaciones acerca del cambio climático que tendrán lugar en París en diciembre serán otro catalizador en la iniciativa hacia un futuro con bajas emisiones de carbono y de eficiencia energética.

El director de la AIE, dijo que no se podía descartar un período prolongado de bajos precios del petróleo. En este escenario de bajos precios del petróleo, la agencia dijo que los precios permanecerían cercanos a los $50,00 por barril hasta finales de la década y no aumentarían a $85,00 hasta el año 2040.

El desplome del precio del crudo Brent
de $115,00 por barril en junio de 2014 hasta menos de $50,00 actualmente ha afectado los presupuestos de los países productores y forzado a las mayores compañías petroleras del mundo a reducir las inversiones.

Después de años con precios del petróleo superiores a $100,00 por barril, el mantra de más bajos durante más tiempo se ha vuelto parte del léxico de la industria, promovido por los comerciantes, banqueros e incluso la propia AIE conforme los inventarios mundiales aumentan y el almacenamiento se llena. Aún existe un exceso mundial de petróleo de al menos un millón de barriles por día.

Desde el mes de noviembre, se ha visto afectada la producción ajena al cártel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) de países como Estados Unidos (EE.UU.). Pero, ha sido más resistente de lo que se esperaba. Mientras tanto, la producción del cártel encabezada por Arabia Saudita e Irak se ha incrementado, lo que ayuda a mantener los precios bajos. La AIE dijo que se había abierto un camino claro para más barriles procedentes de Irán.

Funcionarios saudíes advirtieron esta semana que los recortes de inversiones y los precios del petróleo de alrededor de $50,00 por un período de tiempo prolongado tendrían un impacto sustancial y duradero sobre las futuras ofertas de petróleo y podrían producir un aumento repentino de los precios. La AIE también expuso este argumento en un escenario alternativo.

Pero, pronosticar los precios del petróleo a largo plazo es notoriamente difícil. Hace sólo dos años, la AIE había dicho que aunque el aumento de la producción de esquisto estadounidense sacudiría el mundo de la energía, no se esperaba un período de exceso de oferta.

Anjli Raval
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL