Existe considerable riesgo de quiebras empresariales en EE.UU.

Existe considerable riesgo de quiebras empresariales en EE.UU.

Un informe de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos (EE.UU.) ha indicado que los riesgos de futuras quiebras de empresas “siguen siendo considerables” pese a que la economía está saliendo de la pandemia de coronavirus (COVID-19).

En su informe semestral de política monetaria presentado al Congreso, el Banco Central estadounidense dijo que el endeudamiento de las empresas “se encuentra ahora cerca de sus máximos históricos”.

Si bien el gran saldo de caja, las bajas tasas de interés y el renovado crecimiento económico pueden amortiguar los problemas a corto plazo, “los riesgos de insolvencia para las pequeñas y medianas empresas, así como en algunas grandes, siguen siendo considerables”.

El presidente de la FED, Jerome Powell, presentará el informe en audiencias ante la Comisión Bancaria del Senado el martes y frente a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el próximo miércoles.

Powell responderá preguntas de los legisladores tras informar de su propio resumen del estado de la economía. Será la primera aparición de Powell en el Capitolio desde que los demócratas ganaron la Casa Blanca y el control de ambas cámaras del Congreso.

El gobierno del presidente Joe Biden está impulsando un plan de estímulo de $1.9 billones que ya ha superado un importante obstáculo en el Senado, dinero que se suma a los casi $900,000 millones de aprobados a finales del año pasado y a los aproximadamente $3 billones del inicio de la crisis en 2020.

Los pagos federales, que incluyen cheques únicos a las familias, un aumento del seguro de desempleo y préstamos a las pequeñas empresas, provocaron un crecimiento económico más rápido de lo esperado y una tensión financiera menor de la prevista entre los hogares y los bancos que mantienen sus hipotecas y préstamos de tarjetas de crédito.

Además de las quiebras empresariales, el informe señaló cómo los cambios en la economía que aún están en marcha podrían provocar “fuertes descensos” en los precios de activos, lo que podría suponer un golpe para los inversores o prestamistas implicados.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias