Exportaciones podrían cerrar en terreno negativo

Exportaciones podrían cerrar en terreno negativo

Para igualar las cifras de 2013 las exportaciones de diciembre deberían sumar $85,4 millones

Grafica exportaciones 725

Tras registrar un leve crecimiento de 2,7% en 2013 todo parece indicar que el valor de las exportaciones de bienes agrícolas e industriales de Panamá cerrará en el 2014 en terreno negativo, lo que a juicio de los especialistas y empresarios es producto de la falta de políticas públicas dirigidas a fomentar la producción nacional con fines de exportaciones y no a la falta de mercados de destino.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República (Inec), indican que entre enero y noviembre de 2014 el país registró exportaciones por un valor de $758,5 millones, lo que representa una caída de 3,3% respecto al mismo período de 2013.

Es importante destacar que al cierre de 2013 el valor total de las exportaciones de Panamá se ubicó en $843,9 millones, lo que significa que para igualar ese monto las exportaciones registradas en el mes de diciembre de 2014 deberían sumar $85,4 millones, no obstante, el valor de las exportaciones registradas en diciembre de los años 2012 y 2013 a penas rondó los $60 millones, por lo que es muy probable que al cierre del año se ubicará en $818,5 millones, lo que marcaría una variación interanual negativa de 3,01%.

Al final, esto significa una ruptura de la tendencia al alza marcada por el valor de las exportaciones iniciada en 2011 (7,9%), tendencia que se mantuvo en los años 2012 (4,7%) y 2013 (2,7%).

Para el presidente del Colegio de Economistas de Panamá, Olmedo Estrada, el pobre desempeño de las exportaciones en el 2014 refleja en gran medida la falta de políticas públicas destinadas fomentar el desarrollo del sector productivo nacional, ya que en la actualidad no existen incentivos para que tanto los productores agropecuarios como la industria incrementen sus envíos de mercancías a los mercados internacionales.

Estrada reconoció que el problema de las exportaciones no es la falta de mercados ya que Panamá no solo tiene acceso preferencial, gracias a los Tratados de Libre Comercio (TLC) a los principales mercados internacionales como Estados Unidos (EE.UU.), Canadá, México y la Unión Europea, sino la reducción de los cultivos con fines de exportación.

Indicó que ante esta realidad el país requiere no solo mayores inversiones e incentivos para fomentar la producción agropecuaria con fines de exportación, sino también el desarrollo de estructuras gubernamentales que faciliten a los productores nacionales la simplificación de los trámites para exportar y el acceso a información oportuna sobre el comportamiento de los mercados internacionales para que puedan aprovechar las oportunidades que ofrecen.

En tanto, el presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Ricardo Sotelo, considera que la industria panameña tiene una experiencia realmente importante y que esa experiencia puede aprovecharla sin ninguna dificultad para transformarse, reconvertirse o reinventarse para aprovechar un sin número de oportunidades que ofrecen tanto el mercado local como los mercados internacionales, pero para poder hacer eso el país necesita una verdadera estrategia de desarrollo nacional, ya que mientras este sector económico se mantenga en la invisibilidad que hoy le caracteriza respecto a las autoridades gubernamentales no va caminar al ritmo que realmente el país requiere.

A juicio de Sotelo, esa estrategia de desarrollo nacional debe convertir a la industria  local en un aliado estratégico del sector logístico y que esa alianza impulse a las exportaciones nacionales a registrar el aumento que han debido experimentar desde hace mucho tiempo, de forma que se logren verdaderos encadenamientos productivos, no solo con el sector logístico, sino también con el sector agropecuario.

Hay que recordar que de acuerdo con la viceministra de Negociaciones Comerciales del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), Diana Salazar, durante los últimos años las políticas públicas se han orientado a incrementar la oferta de alimentos destinados al mercado interno a fin de reducir la volatilidad en el costo de la canasta básica, lo que sin duda tuvo un impacto en la oferta exportable del país.

Sin embargo, adelantó que el Mici está elaborando un programa destinado a incrementar las exportaciones, aprovechando las oportunidades que le ofrece el sector productivo la red de acuerdos de libre comercio que ha firmado el país en los últimos 25 años.   

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia